Inicio
Atracta
Atractor España
Atractor en 2'
Democracia 2.0
Carta Española
Décalogo
Modelo Atrac. Social
Estatutos
Preguntas+Frecuen.
Documentos
Área de Registro
Donativos
UFANO Iº
Fundación Atracta
La2A
Directivas
Notas de Prensa
Quién es quién

Atractor
España en
12 puntos
1
Los derechos históricos de los españoles ¿qué pasa con ellos?

2
Los derechos políticos de los españoles ¿qué pasa con ellos?. Vivimos en un Estado Social y Democrático de Derecho constituido por Partidos Políticos, que evoluciona hacia otro constituido por tribus y queremos vivir en un Estado de Derecho, de verdad, sin apellidos y sin evocaciones parafascistas, constituido por ciudadanos libres. Los partidos políticos son necesarios, pero no son ni el Estado ni la libertad. Son necesarios, pero no son garantía de nada.

3
Revertir con legislación inversa el totalitarismo lingüístico de Cataluña, Vascongadas y Galicia, es un objetivo de salud pública.

4
Revertir con legislación inversa los beneficios de cualquier índole que se otorgue a los terroristas es un imperativo moral.

5
El ciudadano administra y gasta mejor que las administraciones locales, las locales mejor que las autonómicas y las autonómicas mejor que la central. Al ciudadano, por lo tanto, mediante la
Cédula Fiscal le corresponde transformar, directamente, el grueso del presupuesto en servicios básicos. Al ciudadano, no al Estado.

6
Reforzar de manera consistente los poderes y competencias de las administraciones locales, municipios y diputaciones es fortalecer la democracia y la libertad.

7
Un Gobierno Central Limitado, con pocas competencias, pero sólidas, firmes y no discutidas, es garantía de libertad y prosperidad. El Gobierno Central debe limitar su capacidad de gasto y competencias a lo que solo él y nada más que él puede hacer. Organizar la libertad, la justicia, la seguridad y pensar el futuro.

8
La falta de transparencia y el detestable alejamiento de las administraciones del ciudadano se combate con un Gobierno Autonómico Limitado.

9
Los
privilegios de ciudadanía y residencia se ponen bajo control de los ciudadanos. Los otorgan los municipios y sus vecinos en función de sus necesidades y el comportamiento de los demandantes. El estraperlo de dichos derechos por parte del Estado es una solución impúdica.

10
La familia es la célula social que hace habitable el paisaje político existente entre el interés común y los derechos individuales. Sin la familia, los individuos, la comunidad, la nación o el Estado dejan de ser viables.

11
El
ahorro español debe invertirse bajo el criterio de "preferencia nacional", tiene que aprender a comprometerse con la micro, pequeñas y medianas empresas, con la transformación tecnológica del saber y con las cadenas de valor difícilmente deslocalizables.

12
El Estado del Bienestar, que ya es del Malestar, se inspira en el Modelo Social Estatal, un modelo ineficiente que tiende a la insolvencia fiscal. El Modelo Atractor Social, más evolucionado moral y técnicamente, resuelve los problemas insolubles del Estado del Malestar.







DOCUMENTOS
A PROPÓSITO DE LAS LIBERTADES INDIVIDUALES
¿Quién se ocupa de los derechos históricos y políticos de los españoles?
Los fusilamientos del 3 de Mayo. Goya. ¿Eran bobos los fusilados o murieron en vano?
ANTONIO YUSTE. La defensa cerrada de los derechos individuales por oposición al interés común, arruina a las personas. ¿Por qué cuesta tanto admitir que el individuo por sí solo es una entidad biológica y espiritual sin porvenir? No existen los individuos solos. Los individuos que están solos no necesitan las libertades individuales, ¿ante quién las disfrutan? ¿Quién necesita libertades individuales orientadas al sádico, al psicópata, al terrorista, al asesino, al tirano… ? Los derechos individuales que son verdaderamente útiles propenden al bien común y defienden la libertad por su capacidad funcional para administrar la diferencia. Cuando el sádico es tutelado por la doctrina de las libertades individuales en contra del interés común, deja de ser funcional la doctrina de los derechos individuales. Cuando los derechos individuales, propenden a un orden caótico destructivo, cesa la conveniencia de dicha doctrina. Necesitamos un medio donde disfrutar de la Libertad. Si el medio desaparece para qué sirven las libertades que no se pueden disfrutar. ¿Es posible escindir libertades individuales y el bien común? O las libertades individuales propenden al bien común o no existen tales libertades.

Las libertades individuales y el interés común, son asuntos que deben concretarse y sustanciarse en acontecimientos ciertos. Las libertades individuales y el interés común son un paisaje que hay que habitar. Es un paisaje que hay urbanizar y hacerlo vivible, en nada se parece a un brindis al Sol. Nadie puede vivir sin futuro y dejando de ser lo que es. Yo no puedo dejar de ser Antonio Yuste, de 1,70 para medir 1,90. El individuo sin una comunidad básica de referencia, la familia, por ejemplo, no podrá sobrevivir y jamás le será dado disfrutar de sus derechos individuales. ¿Acaso existen sociedades donde todos son huérfanos?, ¿qué cosa extraña es esa?

Con frecuencia el sentido común es vencido por el romanticismo pielágico, muy alejado de suelo firme y seco, de variado signo. Una nación se constituye políticamente y la constituyen individuos que comparten cosas y se constituyen políticamente, cuando lo hacen bien, para disfrutar de libertades individuales que propenden al bien común. ¿Es recomendable lo contrario, pregunto, libertades individuales que propenden al mal o el bien común sin libertades individuales? ¿Qué les parece esta formulación: se constituyeron políticamente para destruirse? De lo que se deduce que lo que se comparte importa. ¿Pueden formularse las libertades individuales como categorías universales? Desde luego que sí, si se hace bien. Lo que es irrefutable es que nos agrupamos y nos constituimos políticamente. ¿Por qué lo hacemos, por qué tanta obstinación en hacerlo? Tiene que ver, básicamente, con la viabilidad de los sistemas y con el instinto primario que nos impulsa a crear las condiciones donde disfrutar de las libertades individuales más ansiadas.

Si soy español porque mis predecesores se constituyeron políticamente, tengo dos opciones: a) renunciar a la herencia o b) administrar la heredad y protegerla de sus enemigos. Si otros me la quieren saquear por la fuerza, puede que no me guste y puede que desarrolle, están dentro de lo posible, una fuerza de resistencia proporcional o superior para proteger mi heredad. Este es el meollo de la cuestión. ¿Qué pasa si nos gusta la heredad y queremos defenderla de sus depradadores? Pasa que nuestras libertades individuales concurren para defender bien tan preciado. ¿Dónde está escrito que tenemos que renunciar a nuestras libertades individuales para defender la heredad?

Cuando preguntamos quién se ocupa de los derechos históricos y políticos de los españoles algunos, afortunadamente muy pocos, se llevan las manos a la cabeza y empiezan a regurgitar epítetos como
fascista y otros ruidos amenazantes. El canon cultural de izquierdas ha establecido que lo políticamente correcto es que los españoles tengamos una deuda histórica con catalanes, vascos, gallegos... con negación de los derechos históricos y políticos de los españoles. ¿Es justo, lógico o tiene sentido el canon cultural de izquierdas? Ni es justo, ni es lógico, ni tiene sentido: es tiránico.

¿A quién hay que reclamar los derechos históricos y políticos de los españoles? Los derechos históricos y políticos no estaban olvidados. Ocurre que siempre se creyó que las instituciones y la clase política eran sus mejores custodios y se ha demostrado que ha sido un mal cálculo. Ha pasado el tiempo y ahora toca, por mor del interés general, hablar de los derechos históricos y políticos de los españoles. Ahora toca hablar de lo que es importante. A los españoles y a los partidos políticos, todos sin excepción, nos toca hablar de lo que de verdad importa, de los derechos históricos y políticos de los españoles. Se puede y se debe descentralizar, es un problema administrativo, lo que de ningún modo se puede hacer es destruir con caprichines y por la fuerza la heredad sin riesgo para los que la destruyen, de recibir el mismo tratamiento, con igual o superior inquina.

Las élites del PNV, de Herri Batasuna, del BNG, de CiU, de ERC, del PSOE y de algunas partes del PP, me refiero a sus élites burocráticas, irradian vandalismo por todos sus poros. ¿Debemos dejarnos arrastar por dicho impulso? Constituyen burocracias peligrosas, entre vandálicas y suicidas, dispuestas a inmolarse y llevárselo todo por delante a cuenta de sus antojos y su capacidad neurasténica para el vandalismo. Estamos aburridos del doble discurso de los vándalos, muy distinto según sea dicho en sus territorios (Cataluña, Pais Vasco, Galicia... ) o fuera de ellos. Fuera elimina todas sus aristas y dentro, acudo a las hemerotecas y los hechos ciertos, se convierte en un canto a la independencia, al totalitarismo lingüístico, la demoniazción de la historia de España, de lo español y una glorificación del arado y las tinieblas. A sonado la campana. Ya no sirven las políticas de amonestaciones. Hemos pasado a otra etapa. El actual régimen no da más de sí. Ahora toca hablar, y más conviene que se hable, de los derechos históricos y políticos de los españoles, que exponemos:
Derecho a la memoria. La memoria común de los españoles no puede ser víctima del maniqueísmo atroz practicado por Franco y por el actual Frente Burocrático Secesionista (los partidos políticos existentes), mutuamente ridículos y perversos. Una nación como la española, histórica y legítimamente constituída, no puede sobrevivir sin una historia compartida o con una historia impuesta, construida con mentiras, por clases políticas delirantes.
Derecho a la propia lengua. Los españoles tenemos derecho al uso de la propia lengua, a su estudio, a hablarla, a escucharla, y a ser comprendidos y correspondidos con su uso en todo el territorio nacional. La homogeneidad lingüística de España, conquista social de muy larga trayectoria, no puede ser aminorada con políticas lingüísticas totalitarias. orquestadas como una vuelta al arado y a las tinieblas, impuestas con fuerza, ilegalmente, con violencia institucional, por los paladines del Frente Burocrático Secesionista (los partidos políticos existentes).
Derechos políticos. Los españoles necesitamos un Estado de Derecho constituido por ciudadanos libres y no por partidos, intermediarios sociales muy útiles pero de fortuna, contingentes y temporales. Necesitamos un estado de derecho con poderes separados bien definidos y legítimamente constituidos.
Derechos civiles. a) El derecho a la propia identidad, a ser españoles, no puede ser expoliado por la fuerza de leyes menores y reglamentos sucesivos. b) Cuando los derechos de los verdugos y los delincuentes son superiores a los de las víctimas, se socaban los fundamentos mismos del Estado de Derecho. c) Cuando el ordenamiento legal, el existente y el que se promueve para el futuro, genera asimetría en las obligaciones respecto al interés común, la discriminación resultante violenta las libertades individuales básicas (los fueros y los estatutos).
PRENSA
Nace una nueva visión de la vida en común
Nota de Prensa 0001 • 12 | Dic | 2005
DIRECTIVAS
Involución política a gran escala
Directiva 0002 • 26 | Ene | 2006
Frenar la estupidez
Directiva 0001 • 12 | Dic | 2005
DOCUMENTOS
Antonio Yuste: "España está en manos de la generación yeyé de los 70"
Por qué nos llamamos Atractor España
Programa General de Mínimos de Atractor España
¿Quién se ocupa de los derechos históricos y políticos de los españoles?
En defensa de los españoles




La Fundación Atracta, en fase de constitución, se ocupará entre otras misiones de la asistencia para organizar y consolidar capitulos nacionales de Atractor en el resto del mundo, totalmente independientes y soberanos. La Fundación Atracta trabajará para consolidar La Asamblea Atracta (La2A) cuyos estatutos están en Fase de Estudio para hacer posible la reunión de la familia atractor, de los que comparten el Modelo Atractor Social, sus aspectos más universales, repartida por el planeta.