Miércoles
21 Marzo 2007
MEDIO DE DIFUSIÓN
(de martes a viernes)
Inicio
Atracta
Atractor España
Hemeroteca


Medios de comunicación que trabajan en el esclarecimiento del 11M
El Mundo
Libertad Digital
Luis del Pino
City Madrid
Cope
Telemadrid
Páginas interesantes para aprender
Liberalismo
Juan de Mariana
El Catoblepas
GEES
VÍDEO CSI. En el último capítulo, el 24, de la temporada 2005/06, de CSI New York, se relata con bastante detalle el compendio de recursos tecnológicos y técnicas de obtención de pruebas que se despliegan para proceder en un atentado con bomba.

Minuto 3'23". Identificación automática de explosivo militar C4

«CARTAS LIBERCRÁTICAS»
La izquierda. El éxtasis
del pueblo
 
David Wojnarowicz
Antonio
Yuste
SE ME ANTOJA que los herederos del opio del pueblo, por el lado metafísico y teológico, son las izquierdas universales, el progresismo progresado, esa religión. Una religión cuchifrita que disocia naturaleza, hombre y espíritu para unirlos de nuevo en la fe del progresismo progresado, encarnada en algún Secretario General con poderes paranormales. Nada que ver, es obvio, con el opio del pueblo. El opio y además del pueblo, adormece. El progresismo progresado, la fe de la izquierda, es de otra naturaleza, no adormece, lesiona el cerebro. Si la religión en algún momento fue el opio del pueblo, la izquierda es la cocaína. Su daño es inmenso. Una cosa es que el común esté adormecido y otra que esté de los cohetes.

Si hay éxtasis es porque hay altar y entonces es que hay cultura. No sé si lo pillan. La izquierda es la heredera natural del opio del pueblo. A finales del XIX simultanearon el opio con la absenta. Las dos guerras mundiales ralentizaron su escalada pero terminada la segunda guerra mundial se lanzaron en tromba. La grifa, el hachis, el chocolate, la maría, el ácido, el peyote, la heroína y por fín la apoteosis, la cocaína y el éxtasis
No lo digo a vuela pluma. Hace poco tiempo la televisión pública española refrescaba las imágenes de uno de sus santones, el extinto Tierno Galván, ilustrísimo Alcalde de la Villa y Corte, inquiriendo a gritos “a meterse y al loro”, a los jóvenes allí reunidos para dar comienzo a no sé qué fiesta. Las drogas para perturbar el ánimo del pueblo han sido patrocinadas por todo tipo de izquierdas y de progresismos progresados del mundo occidental o del mundo libre. Es y ha sido la izquierda la patrocinadora de las drogas, de cualquier tipo de drogas, también del opio y sus derivados como alternativa a los hábitos saludables y respetuosos patrocinados por las religiones. La izquierda reivindicó la droga como alternativa, como contramuro, al insidioso propósito de la “satisfacción por el deber cumplido”, un virus bíblico y maligno de inspiración religiosa y devastador para el progresismo progresado con bases más demoníacas. Entiéndase. Por qué, ¿eh?, la animadversión de la izquierdas en general a la vieja y sabia máxima de “la satisfacción por el deber cumplido”. ¿Quién lo sabe?

Quedamos entonces en que las izquierdas han sido los principales patrocinadores de las drogas y los principales patrocinadores de los altares alternativos. No es que la izquierdas odiaran a la religión por serlo, odiaba a la religión por que competía con ella por la feligresía. La izquierdas y las religiones del Libro son mutuamente incompatibles. Son excluyentes entre sí. No admiten más que un Dios verdadero y lo es el altísimo o lo es el Secretario General, hay que elegir. Entiéndase. Lo digo de corazón. No lo digo para ofender al Secretario General, amén, lo digo porque es de bien nacidos no faltar a la verdad.

La izquierda ha multiplicado los altares, creando santones a los que divinizar en forma de líderes populares, pintores, cantores, divos, bandas, estrellas del cine, estrellas de la cháchara, rutilantes intelectuales y plumillas de rompe y rasga de negro sobre blanco, todos al alimón con salmos e himnos, con odas y elegías a la cultura, ya saben, de base un poco demoniaca, a las drogas, al anticapitalismo, contra los curas y sobre todo, más que nada, contra “la satisfacción por el deber cumplido”, esa cosa tan escurridiza sobre lo que es dificilísimo legislar y que se cae de la mesa de negociación en la primera reunión comité/empresa para revisar el Convenio Colectivo.

La izquierda se opone a las religiones con sus preceptos sobre el Secretario General y sobre lo que dice el cantor sobre lo que es solidaridad, amor, paz, justicia, progreso y cultura, la palabra mágica. La izquierda se opone al catecismo universal con otro sobre el Secretario General y con su cultura repleta de altares donde todo se confunde, donde se celebra con cada rito la empanada universal parcial o total, depende, de si hay éxtasis, si lo que ocurrió es inolvidable o es flor de un día (disco de platino). Decía Gustavo Bueno con exquisita finura que
“el atletismo vocal de un divo de ópera no tiene más importancia (y tampoco menos) que el atletismo muscular de un héroe de halterofilia”. Con la misma rechifla recordaba la ekpirosis de 1994 (Liceo de Bercelona): “El incendio del teatro de la ópera representó para la elite barcelonesa y española de la monarquía de Juan Carlos tanto o más de lo que representó para los judíos la destrucción del templo de Jerusalén en la época de Tito. Y escuchando cantar desde las cenizas a Montserrat Caballé, a Plácido Domingo, o a José Carreras, devanando especulaciones vocales surrealistas (mitos verdianos o wagnerianos), la elite selecta que (después de haber leído un libro de Kundera, o contemplado en el teatro una obra de Bernard Koltès) entreveía las lágrimas de la ministra de Cultura parecía haberse elevado, esperando la resurrección del templo, al supremo estado de Gracia cosmopolita”.

Si hay éxtasis es porque hay altar y entonces es que hay cultura. No sé si lo pillan. La izquierda es la heredera natural del opio del pueblo. A finales del XIX simultanearon el opio con la absenta. Las dos guerras mundiales ralentizaron su escalada pero terminada la segunda guerra mundial se lanzaron en tromba. La grifa, el hachis, el chocolate, la maría, el ácido, el peyote, la heroína y por fín la apoteosis, la cocaína y el éxtasis. El alcohol les sabía a poco. Y si hay éxtasis es porque hay altar y entonces es que hay cultura. No sé si lo pillan.

La izquierda, el éxtasis del pueblo, quieren echar a los curas del sistema educativo para reemplazar el viejo catecismo por la “educación para la ciudadanía”, el crack del pueblo, otro catecismo pero más fulero, en plan cultura de masas con Joaquín Sabina como teólogo, Miguel Bosé como diácono, Pilar Bardem como sacerdotisa, las minas de zinc de Al Gore como aval y un preámbulo a doble mano suscrito por Otegui y zETAp, candidatos al Nobel de la Paz para gloria y satisfacción de los suecos, esos bárbaros, y estupor de los españoles.



El día 22 de marzo, jueves, más | ANTONIO YUSTE
Giuseppe Piamontini. Alegoría del tiempo
Perder venciendo

DIPTERIUM. El contubernio que hizo posible el 11M y que será derrotado en los tribunales aspira a vencer mediáticamente, convirtiendo la destrucción judicial de todas sus patrañas y mentiras en un éxito mediático arrollador. Las terminales mediáticas que sostienen al gobierno trabajan a toda máquina para deslegitimar al Juez y la posibles decisiones judiciales que se derivarán de la vista del juicio. Así es como se escribe la historia. La de mentirijillas. Cosechará un victoria pírrica que durará lo que le dura una coima a un político, esto y nada. Di Pietro, el famoso juez italiano, el de la tangentópolis, tenía por costumbre enviar a la cárcel a los mentirosos y a los desmemoriados para hacerles un favor. Les proporcionaba tiempo de sobra para poner en orden sus recuerdos. Sus imputados se lo agradecían colaborando con la justicia, redescubriendo el placer por la verdad. Del juez Bermúdez esperamos otro tanto, autos, que coloquen a los que debieran ser colaboradores y no lo son, como imputados y miembros activos en la fabricación de un trágala, el 11M. Un atentado con percha de conveniencia: el islamismo.

----MINUTO MUSICAL
----Tom Waits.
Chocolate Jesus
MARZO
Martes 20 Marzo
· El PP no tiene Número Pi
Viernes 16 Marzo
· Las ideas arrasan
Jueves 15 Marzo
· Sollozos y letanías
Miércoles 14 Marzo
· El triunfo o derrota de los illuminati se decide en Navarra
Martes 13 Marzo
· Jean Baudrillard y la industria del retail
Viernes 09 Marzo
· La mayor nada de la historia
Jueves 08 Marzo
· Exhumar cadáveres
Miércoles 07 Marzo
· El espacat
Viernes 02 Marzo
· Los watios de Al Gore y la batalla de Gedeón
Jueves 01 Marzo
· Naranjas de la China
FEBRERO
Miércoles 28 Febrero
· Demasiado Poder Político para tan
poca sustancia
Martes 27 Febrero
· Malos tiempos para la lírica
Jueves 22 Febrero
· La expansión de la sífilis
Martes 20 Febrero
· La generación eterna
Viernes 16 Febrero
· El gorilín del Orinoco
Jueves 15 Febrero
· ¿Control de capitales o control de polícia?
Miércoles 14 Febrero
· Bomba política
Martes 13 Febrero
· Aznar como patología
Viernes 09 Febrero
· ¿Existe el estado basura?
Jueves 08 Febrero
· Restituir la autoridad
Miércoles 07 Febrero
· Libertad contra política
Martes 06 Febrero
· La izquierda y el permanganato de potasio
Viernes 02 Febrero
· Ineficiencias de la política
Jueves 01 Febrero
· Inmensamente feliz


[c] COPIALIBRE. Autorizada su reproducción.
Atracta se inspira en seis principios: 1) ¿dar puntada sin hilo?; 2) si te muerdes
mucho la lengua te desangras;
3) el futuro nunca espera; 4) España, amiga;
5) la transparencia es bella; y 6) esto no es jauja