Viernes
16 Marzo 2007
MEDIO DE DIFUSIÓN
(de martes a viernes)
Inicio
Atracta
Atractor España
Hemeroteca


Medios de comunicación que trabajan en el esclarecimiento del 11M
El Mundo
Libertad Digital
Luis del Pino
City Madrid
Cope
Telemadrid
Páginas interesantes para aprender
Liberalismo
Juan de Mariana
El Catoblepas
GEES
VÍDEO CSI. En el último capítulo, el 24, de la temporada 2005/06, de CSI New York, se relata con bastante detalle el compendio de recursos tecnológicos y técnicas de obtención de pruebas que se despliegan para proceder en un atentado con bomba.

Minuto 3'23". Identificación automática de explosivo militar C4

«CARTAS LIBERCRÁTICAS»
Las ideas arrasan
 
Tom Fecht
Antonio
Yuste
¿SOMOS LO QUE pensamos? En buena parte sí. Sería más apropiado decir que somos los que hacemos. ¿Entendemos lo que hacemos? A duras penas. La ciencia nos tiene reservadas muchas sorpresas porque entendemos parcialmente lo que sabemos. Lo que sabemos no es estable y las razones que sostienen nuestro entendimiento son nuestro punto de apoyo —no tenemos otro— pero es un punto de apoyo en continua evolución. Hacemos, necesitamos hacer, vamos haciendo. Pero de las 24 horas que tiene el día, 23 vamos en piloto automático. Hacemos lo que necesitamos hacer para sobrevivir. La parte más importante de nuestra vida, la que tiene que ver con el cuerpo, funciona en automático. No damos instrucciones para que el cuerpo respire, nuestro corazón mantenga el flujo sanguíneo en movimiento o nuestros órganos funcionen cumpliendo cada uno con su misión. Si nos rascamos la cabeza, el cerebro apenas interviene. Es un impulso automático. No tenemos que pensar para ponernos de pie o mantener la vertical. Si necesitamos descansar el cuerpo impone señales de agotamiento y él mismo organiza el sueño. Si necesitamos alimentarnos el cuerpo impone señales de hambre y nos impone una cadena de decisiones para ser alimentado.

Dado que tenemos inteligencia social, hacemos a su vez, lo que la gente hace. Parece un acontecimiento inocuo y no obstante constituye otra forma de liberación de nuestra voluntad. Nos dejamos guiar por nuestro instinto social que equivale a utilizar el piloto automático y un ahorro de energía que nuestra especie necesita para prolongar su existencia. Son atributos inteligentes de nuestra especie regida por un único impulso, la supervivencia. Y la supervivencia tiene una única misión, organizar la energía, organizar su obtención (alimentación) y organizar su transformación (reproducción). Para tal propósito el cuerpo ha desarrollado dos mecanismos, el SGA, el Sistema Global de Alertas (anticipación) y el SSE, Sistema Simplificado de Estímulos (recompensas). El SGA utiliza la base de conocimiento almacenado para evaluar las amenazas potenciales y elaborar las alertas tempranas con los sensores que poseemos (desplazamiento de objetos, personas o animales, ruidos, olores, temperaturas, estados atmosféricos y electromagnéticos…) y el SSE se sirve del bienestar bioquímico (placer) para oponerse al malestar bioquímico (dolor y estados de decaimiento).

Los españoles estamos —y los estamos desde la cuna— bien familiarizados con los universales, con su existencia y a cuya causa hemos entregado buena parte de nuestra historia
La combinación, la interacción de nuestros dos sistemas nativos, SGA y SSE, ha hecho posible el desarrollo de nuestro cerebro, ocupado básicamente en la gestión de lo que en apariencia, solo en apariencia es más sencillo, el SSE, el Sistema Simplificado de Estímulos. El SSE tiene una parte automática y otra que depende de nuestras decisiones, de la voluntad, un instrumento que ha forjado el cerebro, consecuencia inevitable de nuestra necesidad de gestionar el don de la anticipación. Don que nos permite organizar la cadena de valor que une las causas y sus efectos, ámbito al que pertenecen las ideas.

Las ideas no son flatulencias del cerebro, alucinaciones o fantasías, son, dicho coloquialmente, carne hecha de carne y como tal tienen consecuencias. Las ideas se corresponde con lo que nuestra especie es capaz de imaginar y, atención, de hacer. Las ideas movilizan nuestra especie y arrollan. Su poder es indiscutible y son las ideas sobre la Libertad las que separaron en el siglo XIII a dos ilustres cristianos, Tomas de Aquino y Guillermo de Ockham. El primero, dominico e italiano, el segundo, franciscano e inglés. Dos ideas que han separado a la humanidad, que áun persisten y que, en cierto modo, son responsables de nuestro quehacer y de nuestros sistemas de convivencia y por lo tanto de nuestras guerras por el territorio y por el dominio de las voluntades. Tomas de Aquino y Guillermo de Ockham dividieron el mundo porque dividieron a nuestra especie al dividir las distintas estrategias, las ideas, para organizar la vida en común. Guillermo consagró su vida a la pobreza extrema y Tomás de Aquino vivió siempre con las comodidades características de la época.

Guillermo nos dejó dicho que un fenómeno debe explicarse en términos del menor número posible de causas, factores y variables y que debe hacerse sin suponer entidad hipotética alguna. Es decir, que si puede explicarse sin dicho concurso debe hacerse. Descartó la existencia de valores universales, que al aseguraba estaban desdichos por los fenómenos reales y que sonsideraba un subproducto de la imaginación humana . Son cosas, afirmaba, que existen en la imaginación de los hombres pero no en la realidad. Son nombres sin valor alguno. Guillermo rechazaba la existencia de la “naturaleza humana” para afirmar que no existen rasgos comunes entre las personas. Lo único existente es la particularidad individual de cada persona. Atomizó la comunidad, la separó, la individualizó y dio consistencia al derecho subjetivo. Si no existe la “naturaleza humana” no pueden existir preceptos morales basados en ella. Las normas por lo tanto solo pueden venir de la Ley Civil y la voluntad de cada persona. Las normas proceden de otras personas, son externas y actúan de forma coercitiva. Guillermo nos presenta una persona autónoma pero no virtuosa o con predisposición natural al bien. Autónoma para hacer lo que quiere, lo que sea, hasta llegar al enfrentamiento con otra voluntad o con la Ley. Nuestra libertad acabaría donde empieza la de los demás.

Para Guillermo el SSE, Sistema Simplificado de Estímulos, donde más interviene la voluntad, es un sistema de duelo de voluntades y de relaciones de poder. La organización social es aquella que mejor contribuye a organizar el duelo de voluntades y las relaciones de poder, eliminando sus aristas más dañinas o perversas. La democracia responde a dicho principio.

Tomás llevó la razón hasta sus últimas consecuencias y aceptó con Aristóteles la existencia de
universales a los que dio cobijo dentro del alma para comprenderlos y al comprenderlos permitirnos comprender las cosas que están fuera del alma. En su Summa Theolgiae, con su Vía del Movimiento, su Vía de las Causas Eficientes, la Vía de los Seres Contingentes, y su Vía de los Grados de Perfección y la Vía del Orden en el Mundo, Tomas nos proporciona una más cabal visión de la naturaleza. Con la vía de los Grados de Perfección establece la existencia de una jerarquía de valores, la existencia de cosas mejores y peores, más buenas y verdaderas que otras y que exigen ser comparadas con el grado máximo y lo más perfecto, de la que se deduce la Libertad necesaria para poder elegir el camino hacia el bien y la excelencia. Y es en la Vía del orden Cósmico donde reconoce una finalidad interna de los seres naturales y la existencia de orden, de rangos de orden, dentro de la naturaleza.

La organización política se ha inspirado en Guillermo pero la ciencia, imperturbable, ha seguido la senda de Tomás. La Ciencia necesita comparar y generar criterio, es la vía del conocimiento, a la búsqueda de los valores estables que se derivan de las Leyes de la Naturaleza y de cuya existencia no duda. Tomás utilizó a Dios para contener la espiral de causas sucesivas y erradicar la infinitud.

Guillermo dio cobertura a las ideas que hoy prosperan, las del Gobierno Limitado pero también a las ideas que exasperan el Poder de la Voluntad (el nazismo y otras formas de autoritarismo). Fomentó el particularismo y deterioró el ideal de la comunidad. Guillermo
no tenía razón, exageró el particularismo y rechazó los universales, pero alumbró modelos de convivencia que sirven a la Libertad (gobierno del pueblo, separación de poderes y gobierno limitado). Es la gran paradoja de Ockham.

Tomas, que
tenía razón, abrió el paso a la ideologías que, con la presunción de racionalización y regulación en la búsqueda de la excelencia, han generado los monstruos del comunismo, el socialismo y la planificación central regida por hombres preclaros que se sentían en posesión de los criterios de excelencia y en el dominio de los elementos constitutivos del bien común, leáse el Gobierno Universal Burocrático que pretende regir los destinos de hombres individualizados sin propiedades, sin nacionalidad y libres de obligaciones afectivas.

Seguimos donde estábamos. Entre Guillermo y Tomás. Los españoles somos tomistas, creemos en el común, lo tenemos fuertemente interiorizado y forma parte, casi, de nuestro código genético; lo tenemos perfectamente incardinado en nuestro SSE, Sistema Simplificado de Estímulos. Los españoles estamos —y lo estamos desde la cuna— bien familiarizados con los
universales, con su existencia y a cuya causa hemos entregado buena parte de nuestra historia. Tomas, tenía razón, existe la naturaleza humana. Al ser nuestra especie una especie social, necesiaramente, compartimos características. Los españoles estamos en el camino cierto, somos tomistas, aceptamos la naturaleza humana que quiere utilizar la Libertad para abrazar la sabiduría y buscar la perfección. Nos queda admitir la dificultad de tal propósito, por la acumulación de singularidades, y atender las exigencias del gobierno limitado.

Siguiendo a Guillermo, el piano lo toca aquel que por características personales sabe organizar los sonidos (notas musicales). El aprendizaje no sería causa suficiente para un uso útil del piano. Desde dicha perspectiva estaríamos sobreeducados. ¿Hay razón? Los hechos demuestran que la hay. No es una razón absoluta. Ahora bien ¿qué sería del pianista, el que lo es por causas particulares, sin las enseñanzas de un buen maestro que propende a la excelencia? Las ideas arrasan.



El día 20 de marzo, martes, más | ANTONIO YUSTE
Jeanne Susplugas
Con qué cerebro

DIPTERIUM. zETAp exaspera su capacidad para inducir excelencia en las relaciones humanas. Se nos presenta como hacedor de felicidad y en posesión de las leyes que promueven la bioquímica del placer. Se nos ofrece a los españoles como una divinidad con ese don. El illuminati nos ha hecho saber en su último gesto que derogará mediante una ley “cualquier dominación de los ciudadanos”, lo que quiere decir, literealmente, que no podremos bajo ningún concepto controlar su gobierno y controlar al ejecutivo. Puesto que no deber ser eso, puesto que son declaraciones realizadas al rebufo de una ley que establece la paridad entre hombre y mujer, imagino que se refiere a la dominación de unos ciudadanos sobre otros, y particularmente a la dominación de las mujeres por los hombres. Es difícil saber de qué habla zETAp. Ha declarado que hará justicia a las mujeres mediante una Ley. No tengo palabras para valorar tanto empalago. zETAp ha impuesto la paridad de hombres y mujeres como valor universal. ¿Lo es? Evidentemente no. Es un precepto estúpido. Equivaldría a expulsar a las mitad de las trabajadoras de la administración que usurpan el puesto que le corresponde a un varón o impedir una lista completa de mujeres al Senado o al Congreso, por ejemplo, con mejores credenciales que otra paritaria. ¿Con qué cerebro zETAp?

----MINUTO MUSICAL
----Alejandro Sanz.
Y si fuera ella
MARZO
Jueves 15 Marzo
· Sollozos y letanías
Miércoles 14 Marzo
· El triunfo o derrota de los illuminati se decide en Navarra
Martes 13 Marzo
· Jean Baudrillard y la industria del retail
Viernes 09 Marzo
· La mayor nada de la historia
Jueves 08 Marzo
· Exhumar cadáveres
Miércoles 07 Marzo
· El espacat
Viernes 02 Marzo
· Los watios de Al Gore y la batalla de Gedeón
Jueves 01 Marzo
· Naranjas de la China
FEBRERO
Miércoles 28 Febrero
· Demasiado Poder Político para tan
poca sustancia
Martes 27 Febrero
· Malos tiempos para la lírica
Jueves 22 Febrero
· La expansión de la sífilis
Martes 20 Febrero
· La generación eterna
Viernes 16 Febrero
· El gorilín del Orinoco
Jueves 15 Febrero
· ¿Control de capitales o control de polícia?
Miércoles 14 Febrero
· Bomba política
Martes 13 Febrero
· Aznar como patología
Viernes 09 Febrero
· ¿Existe el estado basura?
Jueves 08 Febrero
· Restituir la autoridad
Miércoles 07 Febrero
· Libertad contra política
Martes 06 Febrero
· La izquierda y el permanganato de potasio
Viernes 02 Febrero
· Ineficiencias de la política
Jueves 01 Febrero
· Inmensamente feliz


[c] COPIALIBRE. Autorizada su reproducción.
Atracta se inspira en seis principios: 1) ¿dar puntada sin hilo?; 2) si te muerdes
mucho la lengua te desangras;
3) el futuro nunca espera; 4) España, amiga;
5) la transparencia es bella; y 6) esto no es jauja