Martes
27 Febrero 2007
MEDIO DE DIFUSIÓN
(de martes a viernes)
Inicio
Atracta
Atractor España
Hemeroteca


Medios de comunicación que trabajan en el esclarecimiento del 11M
El Mundo
Libertad Digital
Luis del Pino
City Madrid
Cope
Telemadrid
Páginas interesantes para aprender
Liberalismo
Juan de Mariana
El Catoblepas
GEES
VÍDEO CSI. En el último capítulo, el 24, de la temporada 2005/06, de CSI New York, se relata con bastante detalle el compendio de recursos tecnológicos y técnicas de obtención de pruebas que se despliegan para proceder en un atentado con bomba.

Minuto 3'23". Identificación automática de explosivo militar C4. El que de ninguna manera es posible identificar—eso se desprende del sumario— en el salvaje atentado del 11M.

«CARTAS LIBERCRÁTICAS»
Malos tiempos para la lírica
 
Mackenzie Thorpe
Antonio
Yuste
O SABES LO QUE dices o te dicen lo que tienes que hacer. La otra posibilidad es no hacer. Caen los que hacen y un poco menos los que solo dicen. En España se raja mucho, se dice poco y se hace menos porque nadie sabe qué. Nuestra energía se va en rajar. Hay que rajar y rajar, rajar mucho, hasta la extenuación para hacer muy poco. Los españoles necesitamos rajar. José María García, butanito, ha sido censurado por eso, por rajar, por bla, bla, bla y más bla, bla, bla. Por fruslerías y Televisión Española un promontorio al estraperlo de racionalidad, libertad y justicia, ha organizado un simulacro, una maniobra orquestal atinente con la generación de pancebolletas que se han hecho con la cosa pública, con el Estado, con las instituciones, con el parlamento, con los partidos políticos y demás. A nadie le hubiera escandalizado escuchar las declaraciones de butanito. Los españoles ya hemos oído mucho. El circo que se ha montado con las declaraciones de butanito es el circo de la marrullería, de las operaciones mediáticas, de los enredos y de las maniobras orquestales en la oscuridad.

La generación de zETAp, Blanco, Caldera (el tesorero del PSOE), Acebes, Aznar, Rajoy, Artur Mas, Ibarreche, Touriño, Gallardón, Camps, Zaplana, Otegui, la Generación de los Golpes Bajos, es la generación forjada en los años 80 al calor de letras como “Malos tiempos para la lírica” y “No mires a los ojos de la gente”
Hemos llegado ya al estado de obsolescencia, estación término, a la que inevitablemente conducía el Régimen de la II Restauración. La Operación de Censura al butanito es una puesta de largo, probatoria, exploratoria, de las censuras que vienen. Censuras con mayor calado. Al amparo de términos borrosos como dignidad, respeto a las instituciones y defensa del orden constitucional se están preparando y ensayando las censuras que vienen y el estrangulamiento de la España real, la España, o sea, de los españoles. Y nadie mejor para ejecutar propósito tan miserable que la generación pancebolleta que se ha hecho con el timón de las instituciones.

La generación de pancebolletas es una generación especialmente entrenada para ejecutar planes abyectos. No tiene escrúpulos, les tocaba y dan miedo. Están a los mandos del Estado porque es asunto que decide la pirámide demográfica. Les tocaba. Dan miedo. Da miedo su forma de actuar y da miedo verles.

Da miedo escucharles. Son bipolares, esto y lo contrario, y son tontos y arrogantes. Todo vale y vale lo que ellos digan. Es una generación de pancebolletas, que yo llamo la
Generación de los Golpes Bajos. Se formaron políticamente en los 80 en las filas de unos partidos políticos casposos como pocas cosas. Los partidos de la época, con filiaciones ideológicas chocarreras y un sinfín de supercherías alrededor de su poder revelado y trascedente, marcó de manera indeleble a la Generación de los Golpes Bajos, cínica y quimérica. Supieron enseguida que estaban en medio de un lodazal y que todo a su alrededor eran tierras pantanosas. Su militancia en aquellos siniestros partidos constituyó un ejercicio de supervivencia, durísimo, pero durísimo, de élite, que desembocó en la formación y gestación de una clase política, la de ahora, orientada al cinismo, a lo utópico gangoso, aviesa y con intereses personales infrahumanos.

Para la
Generación de los Golpes Bajos la ideología no pasa de percha para realizar sus inconfensables pasiones. Todo en ellos es insidia, falta de escrúpulos y cinismo. Tardaremos diez años en desembarazarnos de ellos. Es un problema que hunde sus raíces en nuestra particular pirámide demográfica. A esa generación le sucederá otra inmensamente peor, más atravesada, más dañada por sus militancia en los partidos políticos y dañada doblemente por un sistema educativo altamente pernicioso. La siguiente generación además de cínica será vengativa y no se andará por las ramas, estará dispuesta a utilizar la violencia sin disimulos. Ha crecido al rebufo de las maniobras orquestales de la Generación de los Golpes Bajos, bajo su tiranía, y bajo el influjo del terror real, el de las bombas. Será una generación que opere instintivamente con la conjetura del terror, un terror que ha mamado y al que no le tiene miedo. A los españoles nos espera un ciclo de veinte años confuso, el tiempo que se necesita para el que viejo mundo de las ideologías chocarreras consume su crisis y se extinga definitivamente. Será un período de tránsito, entre un mundo que se extingue y otro que emerge más racional, idóneo, humilde y eficiente.

La
Generación de los Golpes Bajos son una plaga, pueblan el PP, el PSOE y los partidos nacionalistas, son un subproducto humano del Régimen de la II Restauración, un régimen autobloqueado que solo disipa, orientado a la catástrofe. A esa generación, le sucederá otra aún más enloquecida y siniestra por insípida y pérfida, la Generación Nirvana, lo que se dio en llamar la Generación X, con pulsiones suicidas, que vivirá asida a la manipulación grosera de cuatro símbolos y diez palabras de paso. La Generación Nirvana, es además, una generación entrenada y adiestrada por nuestro sistema educativo, esa catástrofe, ese sumidero de recursos públicos, atrapado en las redes de la superchería pedagógica de izquierdas y sin solución. Es la generación de “Nada le molesta realmente / Ella solo quiere amarse a sí misma”, del terrible “Yo relamente no la amo” o el más patético“Ella no verá suficiente de mí”.

La generación de zETAp, Blanco, Caldera (el tesorero del PSOE), Acebes, Aznar, Rajoy, Artur Mas, Ibarreche, Touriño, Gallardón, Camps, Zaplana, Otegui, la
Generación de los Golpes Bajos, es la generación forjada en los años 80 al calor de letras como “Malos tiempos para la lírica” y “No mires a los ojos de la gente”. Es una generación, que atiborra las filas del PP, del PSOE, de los partidos nacionalistas y que está enferma de sí misma, atrapada en sus supercherías, en sus menguadas luces y que administra nuestros días tomando al personal por imbécil y dando por supuesto, craso error, que no seguimos sus pasos y que no sabemos en que enredos están. Ellos creen que se la están jugando a los españoles y a la historia. Son políticos para hacer menudillo, adobarles con ajo y pimentón y pasarlos por la sartén. En su punto, es un excelente rancho para los cerdos.

La censura al
butanito es un ejercicio exploratorio para otras censuras de mayor calado. El tiro no es por la culata. Tiene blanco y va dirigido contra El Mundo, la COPE y lo que se opone a los designios de un grupo muy reducido de marranos. Saben que todos no cabemos en su punto de mira pero saben que pueden hacer mucho daño, el necesario para salvarse. Lo suyo es un órdago en toda regla, un órdago con muchos rasgos psicóticos. Están enfermos de sí mismos y son peligrosos. Acabarán dentro de una camisa de fuerza. La Generación de Golpes Bajos, es una generación que escuchó hasta hartarse "No mires a los ojos de la gente" y que no quiso escuchar a Franco Battiato cuando buscaba su “Centro di gravità permanente”, 1985, y nos recordaba que

Una vieja de Madrid con un sombrero,
Un paraguas de papel de arroz y caña de bambú.
Capitanes valerosos, listos contrabandistas noctámbulos.
Jesuitas en acción vestidos como unos bonzos
En
antiguas cortes con emperadores de la dinastía Ming
Busco un centro de gravedad permanente
Que no varíe lo que ahora pienso de las cosas, de la gente,
Yo necesito un centro di gravitá permanente
Che non mi faccia mai cambiare idea sulle cose, sulla gente.
Over and over again.
En las calles era Mayo y caminábamos juntos
Contando entre bromas manojos de ortigas.
No soporto ciertas modas,
La falsa música rock, la new wave española,
El free jazz, punkie inglés, ni la monserga africana.

Busco un centro de gravedad permanente,
Que no varíe lo que ahora pienso de las cosas, de la gente,
Yo necesito un centro di gravitá permanente
Che non mi faccia mai cambiare idea sulle cose, sulla gente.
Over and over again.



El día 28 de febrero, miércoles, más | ANTONIO YUSTE
Estampas de una época. Olga Sánchez y Juan del Olmo. Famosos personajes de la novela negra del 11M
Desayunos con DNT

DIPTERIUM. El Triángulo del 11M es un triángulo fatídico que se ha comido a 192 personas y dejado tocadas a otras 1.000. Es un triángulo muy activo que devorará a mucha más gente, a sus autores y a los que mantienen la falsificación de los hechos, entre políticos, siglas partidarias, periodistas y empresas periodísticas. Los referidos se irán en poco tiempo por el excusado de la historia. Nadie los echará en falta. Y lo curioso es que es un triángulo. El juicio del 11M y las pesquisas complementarias conducen en línea recta a un triángulo escaleno, a una fechoría con tres lados. Los miembros de dicho triangulo desayunaron ayer con dinitrotolueno. Café con DNT. La dieta ideal para empezar el día y para explotar. Nada que ver, por supuesto, con las víctimas del 11M que tienen el dinitrotolueno, altamente tóxico, en la hemoglobina, en los eritrocitos, en la médula ósea, en la piel, en la vías respiratorias y en el hígado. Serán los médicos quienes establezcan si las víctimas superaron el índice biológico de exposición con consecuencias perniciosas. No era Goma 2ECO contaminada. El dinitrotolueno era parte constitutiva del explosivo utilizado. Queda demostrado fehacientemente, por lo tanto, que el explosivo utilizado no fue la Goma 2ECO que sostiene la versión oficial. Escándalo a la vista. El edificio de la versión oficial se ha quedado sin cimientos. Tomate.

FEBRERO
Jueves 22 Febrero
· La expansión de la sífilis
Martes 20 Febrero
· La generación eterna
Viernes 16 Febrero
· El gorilín del Orinoco
Jueves 15 Febrero
· ¿Control de capitales o control de polícia?
Miércoles 14 Febrero
· Bomba política
Martes 13 Febrero
· Aznar como patología
Viernes 09 Febrero
· ¿Existe el estado basura?
Jueves 08 Febrero
· Restituir la autoridad
Miércoles 07 Febrero
· Libertad contra política
Martes 06 Febrero
· La izquierda y el permanganato de potasio
Viernes 02 Febrero
· Ineficiencias de la política
Jueves 01 Febrero
· Inmensamente feliz
ENERO
Miércoles 31 Enero
· Ya nada es como antes
Martes 30 Enero
· Sin respeto
Viernes 26 Enero
· zETAp, la gloria, la desdicha y el calabozo
Jueves 25 Enero
· Una historia de amor
Miércoles 24 Enero
· Ni amor se libra de amor
Martes 23 Enero
· Llega la despolítica
Viernes 19 Enero
· Violencia y Apocalypto
Jueves 18 Enero
· El Farruquito de la Moncloa
Miércoles 17 Enero
· Orgullo y prejuicio
Martes 16 Enero
· Del palacio a la cárcel
Viernes 12 Enero
· Nafarroa
Jueves 11 Enero
· La política ha dejado de ser la solución
Miércoles 10 Enero
· Cédula Fiscal
Martes 09 Enero
· El poder del terror


[c] COPIALIBRE. Autorizada su reproducción.
Atracta se inspira en seis principios: 1) ¿dar puntada sin hilo?; 2) si te muerdes
mucho la lengua te desangras;
3) el futuro nunca espera; 4) España, amiga;
5) la transparencia es bella; y 6) esto no es jauja