Martes
20 Febrero 2007
MEDIO DE DIFUSIÓN
(de martes a viernes)
Inicio
Atracta
Atractor España
Hemeroteca


Medios de comunicación que trabajan en el esclarecimiento del 11M
El Mundo
Libertad Digital
Luis del Pino
City Madrid
Cope
Telemadrid
Páginas interesantes para aprender
Liberalismo
Juan de Mariana
El Catoblepas
GEES
VÍDEO CSI. En el último capítulo, el 24, de la temporada 2005/06, de CSI New York, se relata con bastante detalle el compendio de recursos tecnológicos y técnicas de obtención de pruebas que se despliegan para proceder en un atentado con bomba.

Minuto 3'23". Identificación automática de explosivo militar C4. El que de ninguna manera es posible identificar—eso se desprende del sumario— en el salvaje atentado del 11M.

«CARTAS LIBERCRÁTICAS»
La generación eterna
 
Creación del diseñador argentino Mario Toledo. Colección 2007/2008
Antonio
Yuste
EMPEZÓ Coca-Cola con Fruitopía y le siguió Pepsi-Cola con Radical. Fue a continuación de la Generatión Next de Pepsi (1989), un nuevo concepto de juventud. Era la época de la generación JASP, al rebufo de Pepsi, de Renault. Pepsi se dejó inspirar por el protoordenador de Steve Jobs, Next, un grito computacional preñado de futuro, y Renault, sin hito tecnológico que llevarse a coleto, lanzó sus Jóvenes Aunque Suficientemente Preparados. Con la Generación Next y JASP enterraron a los progres por unos instantes. Fruitopía y Radical (1995), los rescataron para los zumos con contenido, intelectualmente intensos, moralmente penetrantes. Las campañas de Coca-cola y Pepsi Cola (Fruitopia y Radical) aceleran la llegada de los antiglobalización. El bloque comunista, socialista, del Este, lo que quedaba detrás del Telón de Acero, se había hundido y muchas palabras, palabras/concepto, palabras/tabú, dominadas por dicho bloque quedaron liberadas de sus cadenas para uso y disfrute de las multinacionales.

Prepárense. Ahora mismo, en estos instantes, se está forjando la 'generación eterna', que es ideológicamente ecuménica y silenciosa y cuyo reinado destruirá los mimbres con los que se forjó el zETAperismo, esa simbiosis simbólica de 'pera' y 'antiglobal' con fascinación por lo 'terrórico'
Las nuevas generaciones, que se estaban distanciando, aportando su propio corte epistemológico, contra la adicción de sus papis a la tarjeta de crédito, buscaron refugio en los símbolos y emblemas del pasado, con ese toque retroexótico. Así fue como surgió la generación anticosas, antiglobalización, la que paradójicamente de todo tiene y que no puede y sabe vivir sin ellas y que sin embargo le resta valor emocional, conceptual a su posesión. La generación anticosas reintroduce los ideales y brujulea e indaga y cuando no encuentra con qué, con gran criterio e intuición, busca atajos en los símbolos que simulan contenido, espiritualidad, o sea, trascendencia. La generación anticosas, la que tiene de todo, preparó el camino a la generación trascedente.

El afán de trascendencia lo dejó dibujado Alejandro Sanz en su trabajo “
No es lo mismo” (2004), con elevada carga iconográfica y simbólica, con su vaso medio lleno/vacío, sus “+” y sus menos, su misterio y trascendencia. La nueva imagen de Alejandro Sanz en su nuevo trabajo, "El tren de los momentos" (2006), es un nuevo ejemplo de individuo distante de los medios materiales pero ya en busca decidida de la trascendencia. Ahora es el diseñador argentino Mario Toledo, dentro de la IV Pasarela LatinoAmercianFashion el que nos presenta su nuevo propuesta para la temporada 2007/2008 de Corazón Incandescente versus trascendente con evocaciones cienciológicas. La Estrella que luce la modelo no es la estrella de David y tampoco la que guió a los Reyes Magos, no es una estrella de revelación, es la estrella de una OTAN reforzada de seis puntas, dibujada por un alienígena.

¡Es tan difícil trascender! Trascender es lo que tiene que no se puede comprar con tarjeta, que no está en los lineales del supermercado y tampoco en las tiendas más punteras. Los chavales se han inflado a hacer maestrías —
master dicho en tontodelculoagudo— y doctorados para ver de trascender un poquito y… nada. Estrategia fallida. Nada. Los símbolos convencionales, aderezados, combinados, la permuta simbólica, la estrategia combinatoria, rinden más y de manera más convincente que la sabiduría que expele y se deduce de los centros del saber. La adhesión a los símbolos combinados es el último cartucho. La esperanza en los símbolos es ciega, serán ellos lo que les proporcionen la pista. Estamos en manos de la intuición pues la razón por sí sola no puede, está exhausta, no acierta a comprender la demanda de trascendencia de las nuevas generaciones con sus propias metáforas.

La generación JASP, abrió el camino a la generación Fruitopía, la generación que sentó las bases de la generación antiglobalización, el mimbre con el que se ha enhebrado la base social del zETAperismo. La trascendencia no es una utopía. Todos sabemos que la utopía es callejera. El alboroto es la espina dorsal de la utopía y alboroto hubo mucho en 2003, fue un alboroto, el alboroto por la Paz Infinita, que realizó la utopía porque la utopía es callejera, como una juerga que se manifiesta, y si no se manifiesta ni es callejera ni es utopía. La generación antiglobalización ya realizó la utopía. Ninguna otra generación en España, a lo largo de la historia, lo había logrado. El zETAperismo, esa simbiosis de
pera y antiglobal con fascinación por lo terrórico —por lo que tiene de catarsis, esa cosa tan retroprogre—, realizó la utopía de la Paz Infinita e Inconsistente, la realizó en la calle y al realizarla, al agotar su propósito inconsistente, lograda la meta, sentó la bases de una nueva generación, la generación intimista, subjetiva, iniciática y trascendente.

Es una generación que busca la eternidad y la busca a partir de los símbolos premonitorios que la acercan a la trascendencia que es incandescencia, espiritualidad y rumor de fe. Es una generación que se dispone a descubrir de manera masiva el pasado, la mística y la liturgia. Es una generación que ya tiene su icono, Phillip Groening. Es una generación que abjura de las palabras, que se refugia en los símbolos y que aspira al gran silencio. La
generación eterna es ideológicamente ecuménica y silenciosa con un toque incandescente, ya lo ven, nada desagradable. La generación que se está gestando hablará muy poco y nos enseñará mucho.

Es el silencio. El silencio que todo lo sostiene. El silencio para escuchar nuestra propia voz, la voz interior. Prepárense. Ahora mismo, en estos instantes, se está forjando la
generación eterna (eternismo), que es ecuménica con las ideologías y silenciosa y cuyo reinado destruirá los mimbres con los que se forjó el zETAperismo, esa simbiosis simbólica de pera y antiglobal con fascinación por lo terrórico. El silencio elimina el tiempo, es un viejo descubrimiento. El silencio no lo inventaron los cartujos. El silencio del exterior completo, el que se produce en una cámara anecoica, pocos lo saben, mata, solo te escuchas a ti viviendo y enloqueces. Escuchas el fluir sanguíneo, escuchas hacer la digestión y mil ruidos del cuerpo. Cuando te oyes a ti, de verdad, enloqueces. Es ensordecedor. Es curioso que nuestro propio ruido, nuestro ruido interior, enloquezca. Y al eternismo, a la generación eterna, le sucederá qué.


El día 21 de febrero, miércoles, más | ANTONIO YUSTE
Laurent Perbos
La realiá nacioná

DIPTERIUM. «Con la realiá nacioná los españoles / nos hacemos un delantal, un delantá / mire usté que perolá / Cataluña, Galicia, Euskadi y Comunidá Valenciá / que grasa, que guasa, es la realiá nacioná / mire usté que perolá / ya llega el jedor de la realiá nacioná». Es una chirogota. España está sobrada de buena cocina, lo malo, lo peor, es el rancho. El rancho que nos sirven los políticos. Repite. zETAp está que lo vuelca. Cualquier día no puede más y alivia sobre España. Mire usté que perolá. Los españoles nos ahorramos las elecciones cuyos resultados conocemos. Lo hacemos por civismo, para ahorrar trabajo a las mesas electorales y ahorrárselo a nuestro sistema cardiovascular y a nuestra úlcera. Primero fue el referédum de la Constitución, después el del Estatut y ahora el de Andalucía, esa realiá nacioná. Ahorramos energía para cuando toque y tocará. Los españoles estamos haciendo bote para cuando toque.

FEBRERO
Viernes 16 Febrero
· El gorilín del Orinoco
Jueves 15 Febrero
· ¿Control de capitales o control de polícia?
Miércoles 14 Febrero
· Bomba política
Martes 13 Febrero
· Aznar como patología
Viernes 09 Febrero
· ¿Existe el estado basura?
Jueves 08 Febrero
· Restituir la autoridad
Miércoles 07 Febrero
· Libertad contra política
Martes 06 Febrero
· La izquierda y el permanganato de potasio
Viernes 02 Febrero
· Ineficiencias de la política
Jueves 01 Febrero
· Inmensamente feliz
ENERO
Miércoles 31 Enero
· Ya nada es como antes
Martes 30 Enero
· Sin respeto
Viernes 26 Enero
· zETAp, la gloria, la desdicha y el calabozo
Jueves 25 Enero
· Una historia de amor
Miércoles 24 Enero
· Ni amor se libra de amor
Martes 23 Enero
· Llega la despolítica
Viernes 19 Enero
· Violencia y Apocalypto
Jueves 18 Enero
· El Farruquito de la Moncloa
Miércoles 17 Enero
· Orgullo y prejuicio
Martes 16 Enero
· Del palacio a la cárcel
Viernes 12 Enero
· Nafarroa
Jueves 11 Enero
· La política ha dejado de ser la solución
Miércoles 10 Enero
· Cédula Fiscal
Martes 09 Enero
· El poder del terror


[c] COPIALIBRE. Autorizada su reproducción.
Atracta se inspira en seis principios: 1) ¿dar puntada sin hilo?; 2) si te muerdes
mucho la lengua te desangras;
3) el futuro nunca espera; 4) España, amiga;
5) la transparencia es bella; y 6) esto no es jauja