Martes
28 Noviembre 2006
MEDIO DE DIFUSIÓN
(de martes a viernes)
Inicio
Atracta
Atractor España
Diario de a bordo
Hemeroteca


Medios de comunicación que trabajan en el esclarecimiento del 11M
El Mundo
Libertad Digital
Luis del Pino
City Madrid
Cope
Telemadrid
Páginas interesantes para aprender
Liberalismo
Juan de Mariana
El Catoblepas
GEES
VÍDEO CSI. En el último capítulo, el 24, de la temporada pasada de CSI New York, se relata con bastante detalle el compendio de recursos tecnológicos y técnicas de obtención de pruebas que se despliegan para proceder en un atentado con bomba.

Minuto 3'23". Identificación automática de explosivo militar C4

«CARTAS LIBERCRÁTICAS»
Hacia una sociedad de atractores
 
NOTA. Por la importancia que asignamos a este artículo y por el eco obtenido, no se renovará hasta el 12 de Diciembre
Ingenio de retroalimentación (pulse en 1|2|3). Para explicar el principio de retroalimentación, se utiliza con frecuencia uno de los primeros y más simples ingenios de retroalimentación: el regulador centrífugo de un motor de vapor. El regulador se encuentra sobre el cilindro del motor a vapor y los pesos están concectados a un pistón que corta el paso del vapor cuando éstos se separan. La presión del vapor mueve el motor y éste a una rueda que a su vez mueve al regulador quedando así cerrado el bucle de causa-efecto.
Antonio
Yuste
LA ECONOMÍA, su halo y su circunstancia, caracteriza mejor que nada a las distintas ideologías. Las ideologías se han sustanciado alrededor de asuntos de mucha pendencia, kesipati, kesipami, kesipanadie, kesipatodos: la propiedad pública y privada. Y de eso quiero hablarles. Los economistas realizan DAFOs, lo que ellos llaman análisis de debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades para experimentar una descarga de oxitocina y resoplar satisfechos. Si los pimpollos realizan dos DAFOs alternativos sobre el mismo caso, la descarga de oxitocina es de tal calibre que se inducen un estado de coma. El DAFO es al economista lo que el asa a la cazuela, lo que menos quema. Hace muchos años que renuncié a descrifrar su utilidad práctica. Sirva lo que digo como amonestación cariñosa al gremio que es sostén y guía de las corrientes ideológicas de nuestro tiempo.

A los liberales les gusta reunirse como pares, entrar como Liberales y salir como Lores, digo como entraron. Su habilidad más sobresaliente es el laissez-faire, el dejar hacer, ¿a quién?, a los keynesianos, por no tener ellos cosa mejor que hacer
En las universidades del mundo dedicadas a la “ciencia económica” se entra y se sale por la puerta de Keynes, es un caso paradigmático de éxito en la estabulación y engorde de las reses que regirán los destinos macroeconómicos del planeta. En un aparte quedan los economistas liberales, siempre conspicuos y encefalinos, amantes de las reuniones entre pares. Entran como liberales y salen como lores. Están abonados al laissez-faire con el respaldo del Estado. Mientras los keynesianos, casi todos, son expertos en rechifla, los liberales son cuchufletistas profesionales. A los liberales les gusta respaldar el dinero con poesía, digo con oro, maravillados por la divisibilidad y estabilidad del metal que luce como el Sol. En el otro extremo están los economistas amantes de la planificación central autoritaria inspirada en la sabiduría sobrevenida del planificador, son los marxistas de rancia estirpe acantonados, los pocos que quedan, en la derecha francesa y en la Comisión de Agricultura de la Unión Europea. La izquierda y la extrema derecha francesa, constituye un reducto de procariontes comunistas muy anteriores a Lenin, encierran el mercado en la Bastilla y hacen bailar la Libertad a latigazos. Lo que ocurre en Corea del Norte o en Cuba es pura satrapía. Lo que ocurre en China es tema que compete a las ciencias paranormales cuyos secretos, aún por desvelar, se remontan a la dinastía Chin (300 a.C.) y quién sabe si mucho antes.

Aburridos de Keynes, el hijo tonto de Marx, los liberales, la corriente alternativa, se caracterizan por volver una y otra vez a Adam Smith para insistir que el todo es la suma de las partes y creérselo. El todo, según los liberales, de ningún modo puede construir una entidad específica con sus propias peculiaridades y potencialidades. La biología y la física es para los liberales poco menos que subproductos colaterales, anecdóticos, de la propiedad y
laissez-farie. El brazo llega hasta donde alcanzan las yemas de los dedos y el brazo, por lo tanto, ya como parte del cuerpo, alcanza exactamente igual. Es falso que puedas llegar más lejos, de creer a los liberales, si avanzas un pie y estiras el brazo o utilizando la cabeza, avances el pie, extiendas el brazo y te sirvas de un palo para llegar aún más lejos. A los liberales les sirve y les basta con maximizar el interés propio para producir un bien general. Lo que siendo cierto desconoce la existencia del bien común con sus propias expectativas y potencialidades. A Keynes, tan bobo, le interesaba, sobremanera la ciencia del interés común, que consideraba superior e incluso contradictoria con la ciencia del interés particular. A los liberales, por el contrario, les interesa exclusivamente la ciencia del interés individual.

Tenía razón Adam Smith cuando afirmaba
«No es de la benevolencia del carnicero, del cervecero o del panadero de la que esperamos nuestra cena, sino de su propio interés. El esfuerzo natural de cada individuo para mejorar su situación, cuando lo puede hacer bajo libertad y seguridad, es un principio tan poderoso que por sí solo y sin asistencia es capaz de conducir a la sociedad a la riqueza y la prosperidad». Tenía toda la razón y siendo cierto no lo es menos, como bien dice el Sr. Smith, que el carnicero, el cervecero o el panadero necesitan hacerlo con seguridad y libertad y debiera añadirse que hasta con buenos caminos, brocales y aceras, que no parecen hacerse solos, para mejor llegar hasta sus establecimientos. El bien común resulta de la acumulación del interés particular, pero su constitución no puede hacerse sin aceptar la premisa de que constituye por sí mismo un bien muy preciado con su propia potencialidad.

Alexander Bogdanov, víctima de su época (Lenin y Stalin) formuló por primera vez una método universal de organización. La definía como la totalidad de la conexiones entre los elementos de un sistema. Bogdanov distinguía tres clases de sistemas:
Sistema complejo organizado. El todo es mayor que la suma de las partes.
Sistema complejo desorganizado. El todo es menor que la suma de las partes.
Sistema complejo neutro. Las actividades organizadores y desorganizadoras se cancelan mutuamente.

Bogdanov identificaba dos mecanismos organizadores básicos, la formación y la regulación. Establece los vínculos entre crisis y transformación (adelantándose a los trabajos de Ilya Prigogine), formula el concepto de catástrofe dentro de un sistema (desarrollado más tarde por el matemático René Thom) y nos advierte que los sistemas vivos son sistemas abiertos que operan lejos del equilibrio con procesos de regulación y autorregulación.

Los liberales están muy lejos de aceptar que existe el sistema complejo organizado. El Sistema complejo desorganizado sería el sistema que promueve Keynes y el Sistema complejo neutro el que promueven los liberales. El caos es el no/sistema, toda la energía que entra se disipa sin dejar rastro.

El
Instituto Juan de Mariana, uno de los pocos recintos de estudios liberales que tiene España, ha producido el informe “Una sociedad de propietarios” con un alto interés retroeconómico. Promueve con gran tino la “democratización financiera” y habla con extensa precisión de una sociedad sabida. En el siglo XXI es muy relevante la propiedad pero de ningún modo al mismo nivel que lo que cotizan las expectativas, máxime en tiempos de prosperidad. Las expectativas, recordando a Edmund Phelps, premio nobel de este año, son opciones, preferencias, posiciones o beneficios de usufructo de mucho más valor e interés cualitativo que las propiedades. La escalada del Ibex es un ratio que viene como anillo al dedo para demostrar lo que decimos y un ejemplo, a mayores, de cómo se las gasta nuestro régimen de ricachos y la política monetaria expansiva del conjunto del Sistema Europeo de Bancos Centrales. Para fusionar y adquirir hay que hacerlo revalorizando las expectativas. Al hacerlo generamos valor y ya es posible acudir a las subastas de los Bancos Centrales para completar el valor real.

Muchos somos los que compartimos una idea central:
la economía son personas. Personas que usan el dinero de manera compleja, también como mercancía, que tienen propiedades, pero que tienen, sobre todo, expectativas, a saber, imperativa necesidad de gestionar sus propias expectactivas. La gestión de las propias expectativas y la gestión de las expectativas comunes, la gestión del riesgo, constituye el flujo sanguíneo de nuestras sociedades. Un flujo que se gobierna por variables cualitativas, que no es fácil numerizar y que expele a los que se autopresentan como generales de la disciplina idelógica con sus estados mayores econométricos y su jerigonza matemática, ociosa en un 98% de casos. Y como fuera que no somos ni socialdemócratas, cosa nefasta, ni liberales a horcajadas del Estado, ambos sólidos entusiastas de los atributos del Poder Político, y siendo que nos gustan poco y menos las chabacanerías de unos y otros, enfoscados hasta la ingle en la confiscación de rentas y estrategias fiscales de raíz animista, estúpidos del bien común los primeros e ignorantones los segundos, es por lo que somos atractores y nada tenemos que ver con los residuos y rescoldos de las ideologías chabacanas heredadas del siglo XX.

Con amor verdadero, por fajadores y disciplinados, les digo a mis admirados miembros del Instituto Juan de Mariana que tienen razón, que la propiedad (el orden al que se enfoca toda sociedad decente) y la expansión de la cultura financiera son atributos que nos hacen más libres. La cuestión principal, no obstante, es que necesitamos ser libres, en seguridad, premisa que debe garantizarnos el sistema, para organizar nuestras expectativas, para gestionar el riesgo y para reforzar el sistema, el interés común. Necesitamos ser libres para tener propiedades y administrar las habilidades sociales que se deducen de una expandida cultura financiera. Además de la necesidad de democratizar las finanzas, ampliando su alcance, del capital físico al capital humano, y cubriendo los riesgos que son transcendentales para nuestra vida, tenemos que descender para indagar en los axiomas del sistema, lo que lo desencadena y proyecta. Si no lo hacemos nos pasaremos la vida dando correa al vigente sistema de poder político, omnímodo, consagrado a regular transacciones, impuestos y actos discrecionales (a ti sí, a ti no, por ser alto, por ser bajo, por ser sordo…). Para reducir y comprimir el poder político hace falta tocar fondo. A los liberales les gusta reunirse como pares, entrar como Liberales y salir como Lores, digo como entraron. Su habilidad más sobresaliente es el
laissez-faire, el dejar hacer, ¿a quién?, a los keynesianos, por no tener ellos cosa mejor que hacer, por no aceptar que el todo es mayor que la suma de las partes.


El día 12 de diciembre, martes, más | ANTONIO YUSTE
Ángel Acebes
Estupor
DIPTERIUM. Ángel Acebes se ha jactado en estos días de que el PSOE, la izquierda, había perdido el control de la calle. Que el PP canario votara con el resto de la fuerzas políticas canarias su respaldo a la Tasa Tobin, es una anécdota si se compara con la carga de profundidad que contienen las palabras del Sr. Acebes. En algún momento de esta procelosa Transición me he perdido. Tenemos lo único por lo que denodadamente ha trabajado nuestra clase política: mongolismo. El PP se suma al estilo energumérnico y petardo de la clase política española, al leninismo revolucionario y se suma a viva voz, sin tapujos. Salir a la calle a mostrar determinación no es cosa mala pero no cambia, por sí mismo, la naturaleza de las instituciones. Tampoco es un modelo de gobierno fiable o evolucionado. Las instituciones se cambian con leyes y procedimientos. De otro modo, lo que la calle dice o se supone que dice, en España, poco tiene ver con lo que resulta de las leyes. La calle ha demostrado por activa y por pasiva que quiere la liquidación de ETA. Liquidación que impide, con muy pocas fisuras, la clase política. Los interlocutores de la calle, al final, vuelven a ser los partidos que trabajan para sus propios apetitos. Da cosa ver al PP, en plan insurgente, en plan ayatolá o en plan castrista-leninista, afilando el puñal del gobierno de las masas rugientes, dirigidas, cielos, por una élite preclara. El Régimen de la Transición, el régimen partidopútrido, dicen el PPOE + nacionalistas, es la democracia. Pues que digan. Terminarán donde deben, limpiando letrinas. Cuando les llegue la jubilación o el abandono de la poltrona será preceptivo descontarles el tiempo que estuvieron viviendo de la política y de los cargos institucionales, o sea, desconectarles la sonda que los une a la Caja Pública y, ala, a vivir que son dos días, pero de lo cotizado por una actividad decorosa, si es que la han tenido.
NOVIEMBRE
Viernes 24 Noviembre
· El siperonó
Jueves 23 Noviembre
· Memoria del hampa
Miércoles 22 Noviembre
· El problema
Martes 21 Noviembre
· El difícil oficio de meter
Viernes 17 Noviembre
· Conclusiones constitucionales
Jueves 16 Noviembre
· La prensa y el derecho de paso
Miércoles 15 Noviembre
· El hombre del pantalón en los tobillos
Martes 14 Noviembre
· Nancy Pelosi y los golfos del Golfo
Viernes 10 Noviembre
· Supremacismo racial y lumpenproletariat
Jueves 09 Noviembre
· El imperio de los majaderos
Miércoles 08 Noviembre
· Crímenes políticos bajo bandera falsa
Martes 07 Noviembre
· Todos contra todos, todos dentro del régimen
OCTUBRE
Martes 31 Octubre
· La batalla del espíritu y la lista de las aberraciones
Viernes 27 Octubre
· La Secta de los Hermanos de la Caja Pública
Jueves 26 Octubre
· Sustitución sagrada
Miércoles 25 Octubre
· La Europa turbia
Martes 24 Octubre
· El ocaso del Estado retardatario
Viernes 20 Octubre
· La enemiga de los pobres
Jueves 19 Octubre
· Gobernar con la mano en bragueta ajena
Miércoles 18 Octubre
· La extraña vida de los presupuestados
Martes 17 Octubre
· Macroeconomía del mal gusto
Miércoles 11 Octubre
· La derrota del PSOE
Martes 10 Octubre
· Pierolapithecus catalaunicus
Viernes 06 Octubre
· La cárcel verbal
Jueves 05 Octubre
· El carnero
Miércoles 04 Octubre
· La otra cara
Martes 03 Octubre
· La función


[c] COPIALIBRE. Autorizada su reproducción.
Atracta se inspira en seis principios: 1) ¿dar puntada sin hilo?; 2) si te muerdes
mucho la lengua te desangras;
3) el futuro nunca espera; 4) España, amiga;
5) la transparencia es bella; y 6) esto no es jauja