Martes
21 Noviembre 2006
MEDIO DE DIFUSIÓN
(de martes a viernes)
Inicio
Atracta
Atractor España
Diario de a bordo
Hemeroteca


Medios de comunicación que trabajan en el esclarecimiento del 11M
El Mundo
Libertad Digital
Luis del Pino
City Madrid
Cope
Telemadrid
Páginas interesantes para aprender
Liberalismo
Juan de Mariana
El Catoblepas
GEES
VÍDEO CSI. En el último capítulo, el 24, de la temporada pasada de CSI New York, se relata con bastante detalle el compendio de recursos tecnológicos y técnicas de obtención de pruebas que se despliegan para proceder en un atentado con bomba.

Minuto 3'23". Identificación automática de explosivo militar C4

«CARTAS LIBERCRÁTICAS»
El difícil oficio de meter
 
Paul Booker
Antonio
Yuste
«SER DELINCUENTE tiene un elevado prestigio social pero una escasa rentabilidad económica. Hay mucha competencia y para dos perras tienes que emplearte a fondo. Para 30 euros ya tienes que rebanar el pescuezo si quieres que te respeten». Es un entrecomillado y les pido por unos minutos que abusen de su creatividad para adscribir el testimonio a un delincuente imaginario. Es un juego. Los delincuentes, lo digo yo, es cierto, dan de comer a mucha gente. Es un sector económico en dificultades, que atraviesa por la típica crisis de crecimiento. Ya saben lo que pienso sobre el exceso de regulación estatal, mata el negocio y ahoga las expectativas, algo que no ocurre en el sector del crimen, que se está beneficiando de la falta de regulación. Se expande a buen ritmo y con gran vigor, de manera sostenida. Crece en España muy por encima del crecimiento medio ponderado de la OCDE. El sector del crimen es muy dinámico en la creación de empleo y muy activo en el consumo de bienes de alta tecnología, de acero de primera calidad, de munición y misilería variada.

El PP y el PSOE quieren combatir el crimen con más policías, muchos más. No manejo sus cifras pero me han dicho que marean. Un millón más de policías nacionales, otro millón más de guardias civiles, un millón más por cada cuerpo de seguridad autonómico, otro millón más por cada policía municipal y otro más por cada empresa de seguridad. Necesitaremos importar, haciendo cuentas, 400 o 500 millones de chinos para alistarles en nuestros cuerpos de seguridad, entre públicos y privados. ¿Me estoy liando? Ya.

“Hay mucha competencia. Tienes que robar a los mismos tol día. La cosa está muy mal. La calle de atrás si que es guapa, hay mucha guita. Inexpugnable. La explota un colega que empezó conmigo y subió como la espuma, tiene un ejército el muy cabrón. Ya vés, es lo que tiene, la calle lo paga”
La estrategia de nuestros políticos es sencilla y no exenta de fundamento. El PPOE se propone acabar con el crimen por ahogamiento, por asfixia territorial. Con 500 millones de agentes del orden es más que previsible que no quede espacio para las vilezas de los malhechores. Me refiero a metros cuadrados. Los cuerpos de policía son los nuevos ejércitos privados de los políticos. La colusión entre lo público y lo privado, para hacer el agosto de la corrupción y la indecencia, no deja resquicio sin explorar.

Hace décadas que nuestra sociedad giró sobre su eje, en redondo, para convertir a la víctima en apestado social y al verdugo en un extracto moral de nuestra sociedad, en el objeto de la redención, en el ser más delicado sobre el que volcar nuestro amor, que ha sido empujado, poco menos que contra su voluntad, a rebanarnos la aorta. ¿Empujado por quién? Por la sociedad, intrínsecamente mala, perra como ella sola, que le hace no se qué al delincuente. Hace décadas que nuestras sociedades se refocilan en dicha aberración. Hace décadas que nuestras sociedades acogen en su seno al asesino en serie, al delincuente atroz, y enaltece al delincuente menor porque imagina es el único camino de redención a través del cual pueden espiar su pecado original: la
estupidez.

Hemos abjurado del pecado original que nos hace responsables de nuestros actos para reemplazarlo por el pecado solidario que nos permite difuminar la responsabilidad individual entre la plebe, entre las masas, hacernos los distraídos y, claro, repartir la culpa del felón, difuminarla, por el cuerpo social. Invirtiendo la lógica moral, las víctimas reales se ofrecen en sacrificio en el altar de la estupidez y a los verdugos, a sus asesinos, se les redime mediante el sacramento de la eucaristía solidaria, caritativa, liberadora, del progresismo progresado, dialogada entre en Concilo Vaticano II y el marxismo.

A la delincuencia no se la combate, a lo que parece, según se desprende de las ideaciones de nuestra brillante clase política y sus corifeos mediáticos, con mejores instituciones y mejores leyes. Se la combate, vean ustedes, regulando los derechos inalienables del verdugo y las obligaciones imprescriptibles de la víctima, ofrendas que nuestra sociedad sacrifica en el altar del cretinismo. El
caritatismo criminal es la insignia que nos caracteriza. Es la chapa que todos exhibimos en la solapa, es nuestro identificador social.

¿Cómo combatir el crimen sin lesionar la tabla de los
derechos humanos del criminal? Derechos que como todo el mundo sabe, acepten el inciso, no son los derechos de los simios, pero se parecen aunque las divergencias con los derechos de las gallinas son inapreciables. Para salvar el estúpido sinécdoque de los derechos humanos —¿existen derechos que no sean humanos?— hemos dado con la estrategia de inventar derechos a animales, a plantas y objetos inertes e incorporarlos al texto constitucional. ¿Es tolerable, a lo que voy, combatir el crimen organizado poniendo el riesgo la tabla de derechos humanos de los verdugos?, ¿tiene sentido perder el culo para deprimir un sector económico que tantos puestos de trabajo crea, 300 millones por lo menos y otros 300 entre asistentes sociales, psicólogos, jueces, y directores de banca con terapias específicas para reinsertar al criminal y hacerle una pedorreta a la víctima?

Al crimen y la delincuencia se la combate mejorando la calidad de nuestras instituciones, mejorando nuestra leyes y aceptando que la seguridad es una responsabilidad colectiva que solo en parte se puede subcontratar. La imbecilidad no rinde. Crea malentendidos y pudre los problemas, lo que es concordante con nuestro régimen partidopútrido de pésimas hechuras. Subcontratar la seguridad, aumentando el tamaño de los contratos, aumentándolos cada mes, renunciando en el mismo acto a nuestra legítima defensa, y convirtiendo, a contrapelo de lo anterior, nuestras casas en búnkeres, tiene poco recorrido y aún menos futuro. Subcontratar la seguridad para después atar de pies y manos a los agentes contratados, con leyes que protegen a los verdugos, es como pretender ir a la Luna a nado. ¿Por qué tenemos que fiarnos de agentes de seguridad que selecciona una clase política en la que no confiamos mediante leyes muy poco edificantes?

No consiste en separar la manzanas podridas. Aquí está podrido el cesto, el que recoge las manzanas y el mismo árbol. Esto es lo que pasa en los regímenes partidopútridos. El sector del crimen es un sector en expansión que crece a buen ritmo, por encima de la media de la OCDE y que atraviesa una crisis de crecimiento, de saturación. Lo lógico es que se inicie una fase de fusiones y adquisicones mediante OPAS hostiles con carga hueca para repartirse el mercado, creando zonas liberadas de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado como en Nápoles donde los delincuentes, los nuevos líderes sociales, ejemplo y guía en el que mirarse, son portada de los Magazines. Zonas protegidas, cada una de ellas, por su propio partido político en las que los Cuerpos de Seguridad del Estado socorren a las víctimas de las bandas organizadas, como manda la Ley, con contundencia, a palos. Les hablo del difícil oficio de sangrar a las víctimas.
«Hay mucha competencia. Tienes que robar a los mismos tol día. La cosa está muy mal. La calle de atrás sí que es guapa, hay mucha guita. Inexpugnable. La explota un colega que empezó conmigo y subió como la espuma, tiene un ejército el muy cabrón. Ya vés, es lo que tiene, la calle lo paga. Es muy bonito, es lo que yo digo, que si delincuentes y que si tal, peliculita parriba, serie pabajo, que si un trabajito de madero, que si otro de psicobobia pero nosotros necesitamos pringaos a los que METER porque son muchas bocas a comer, que de esto vive mucha gente».


El día 22 de noviembre, miércoles, más | ANTONIO YUSTE
Edward Finnegan. Meditación B
11M. Esa mole
DIPTERIUM. 1) El Partido Socialista insulta a las víctimas del terrorismo. 2) El protocolo de actuación antirrerosita se rompió el mismo día 11M y las muestras obtenidas no fueron a parar a los Laboratorios de la Policía Científica, por lo tanto el informe sobre los explosivos del 11M tendrá que repetirse al caracer de valor procesal. La cadena de mando de aquel día, Sánchez Manzano (Jefe de los Tedax, los que hicieron el informe sin competencia para ello), Santiago Cuadro (Comisario General de Seguridad Ciudadana), Pedro Díaz Pintado (Subdirector General Operativo), Agustín Díaz de Mera (Director General de la Policía), Ángel Acebes (Ministro de Interior), alguién la rompió, ¿quién?. 3) La Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo anula el nombramiento de Gómez Bermúdez como Presidente de la Sala de lo Penal de la Audiencia, que había sido nombrado, precisamente, por la Comisión de Calificación del Consejo General del Poder Judicial. El 11M es una losa de muchas toneladas, que digo, de muchos kilotones. El 11M es una bomba nuclear que pende sobre el Régimen Partidopútrido coronado.
NOVIEMBRE
Viernes 17 Noviembre
· Conclusiones constitucionales
Jueves 16 Noviembre
· La prensa y el derecho de paso
Miércoles 15 Noviembre
· El hombre del pantalón en los tobillos
Martes 14 Noviembre
· Nancy Pelosi y los golfos del Golfo
Viernes 10 Noviembre
· Supremacismo racial y lumpenproletariat
Jueves 09 Noviembre
· El imperio de los majaderos
Miércoles 08 Noviembre
· Crímenes políticos bajo bandera falsa
Martes 07 Noviembre
· Todos contra todos, todos dentro del régimen
OCTUBRE
Martes 31 Octubre
· La batalla del espíritu y la lista de las aberraciones
Viernes 27 Octubre
· La Secta de los Hermanos de la Caja Pública
Jueves 26 Octubre
· Sustitución sagrada
Miércoles 25 Octubre
· La Europa turbia
Martes 24 Octubre
· El ocaso del Estado retardatario
Viernes 20 Octubre
· La enemiga de los pobres
Jueves 19 Octubre
· Gobernar con la mano en bragueta ajena
Miércoles 18 Octubre
· La extraña vida de los presupuestados
Martes 17 Octubre
· Macroeconomía del mal gusto
Miércoles 11 Octubre
· La derrota del PSOE
Martes 10 Octubre
· Pierolapithecus catalaunicus
Viernes 06 Octubre
· La cárcel verbal
Jueves 05 Octubre
· El carnero
Miércoles 04 Octubre
· La otra cara
Martes 03 Octubre
· La función


[c] COPIALIBRE. Autorizada su reproducción.
Atracta se inspira en seis principios: 1) ¿dar puntada sin hilo?; 2) si te muerdes
mucho la lengua te desangras;
3) el futuro nunca espera; 4) España, amiga;
5) la transparencia es bella; y 6) esto no es jauja