Viernes
20 Octubre 2006
MEDIO DE DIFUSIÓN
(de martes a viernes)
Inicio
Atracta
Atractor España
Diario de a bordo
Hemeroteca


Medios de comunicación que trabajan en el esclarecimiento del 11M
El Mundo
Libertad Digital
Luis del Pino
City Madrid
Cope
Telemadrid
Páginas interesantes para aprender
Liberalismo
Juan de Mariana
El Catoblepas
GEES
VÍDEO CSI. En el último capítulo, el 24, de la temporada pasada de CSI New York, se relata con bastante detalle el compendio de recursos tecnológicos y técnicas de obtención de pruebas que se despliegan para proceder en un atentado con bomba.

Minuto 3'23". Identificación automática de explosivo militar C4

«CARTAS LIBERCRÁTICAS»
La enemiga de los pobres
 
Dolores Marat
Antonio
Yuste
LA POBREZA y la imbecilidad de Occidente son los dos problemas más serios que tiene la Humanidad. Si la Humanidad hubiera estado pendiente de la ayuda exterior jamás, en ningún confín, se hubiera salido de la pobreza. Estaríamos todavía en el edad del sílex. Salir de la barbarie, de la pobreza extrema, hacer fuego, crear herramientas, abrazar la cultura, acabar con el tribalismo, el feudalismo, atravesar la era industrial o entrar en la era digital ha costado serios esfuerzos. Las poblaciones a lo largo de la historia han escapado del largo látigo de la pobreza y las calamidades con mucho esfuerzo. No hubo ayuda exterior para acometer objetivos sencillos y simples. Las sociedades se sirven de su propio esfuerzo, de su propia organización, de su disciplina para ir superando etapas. La Humanidad está donde está sin ayuda exterior. No existen antecedentes históricos que permitan suponer, ni siquiera imaginar, que la ayuda exterior es un factor estructural para salir de la pobreza. Dedúzcase, por la tanto, que la ayuda exterior no es factor decisivo ni siquiera factor estructural, jamás lo ha sido, para salir de la pobreza.

El crédito tiene para los pobres y muy pobres idéntica utilidad práctica que para las clases medias de occidente o para los ricos o muy ricos. La pobreza y la imbecilidad parasocialista de Occidente son los dos problemas más serios que tiene la Humanidad
La pobreza no se combate rebelándose, haciendo correr la sangre o ayudando a los pobres de manera intuitiva. La pobreza se combate de la única manera posible, la de siempre, con temperamento intelectual y rectitud moral. Sí, con temperamento intelectual y con rectitud moral, herramientas muy desprestigiadas por la cosmovisión progrera en tanto que vandálica. La ayuda material exterior salva vidas por una temporada pero su impacto estructural es efímero. Es fútil cuando no dañino y contraproducente al fomentar la dependencia enfermiza y degradante de poblaciones enteras.

¿La pobreza, entonces, es un problema estructural del que no necesitamos ocuparnos? No. La pobreza es un problema estructural muy serio del que necesitamos ocuparnos pero para resolverlo no para agrandarlo o perpetuarlo que es lo que estamos haciendo. Hemos consumido medio siglo ideando formulas, siempre nefastas, para trasladar ayuda material directa a los países pobres sin ningún resultado práctico positivo pero con resultados, al contrario, espectacularmente negativos, esto es, inutilizando económicamente amplios territorios y vastas poblaciones con nuestra ayuda material que derrumbaba con su sola presencia todos los precios y llevaba a cero los escasos rendimientos de la actividades agrícolas, ganaderas, artesanales o comerciales. ¿Es ayuda o vandalismo?, ¿cómo debemos calificar comportamiento tan destructivo e hipócrita?

¿Se combate la emigración al filo de los imposible, la que surca 2.000 kms de mar abierto, a vida o muerte, para intentar avistar las costas de las Islas Afortunadas, las Islas Canarias, transfiriendo cuantiosísimas sumas de dinero, es lo que hace España, a las cuentas de los jerifaltes de los países africanos de los que parten los cayucos de la muerte? ¿Qué impacto tiene sobre la pobreza de esos países que sus jerifaltes se construyan villas de lujo y engorden sus cuentas en Suiza?

Cuando la ONU o las numerosísimas ONGs, conectadas vía intravenosa a los presupuestos públicos, hacen acto de presencia en un zona en conflicto, el semáforo se pone en verde para perpetuar la guerra. A partir de ese momento los bandos que se enfrentan pueden concentrarse en matarse mutuamente porque la suerte de la población civil y de los heridos pasa a estar bajo control de los organismos internacionales y las susodichas ONGs. ¿Cómo debemos calificar comportamiento tan destructivo e hipócrita?

¿Cómo es posible que tan buenas intenciones se conviertan en actuaciones indecentes y criminales?, ¿de verdad, son tan buenas las intenciones? Con lo que ha llovido y con la abultada experiencia, memoria empírica, datos ciertos, que demuestran que ese tipo de ayudas es altamente perjudicial, no caben las conductas ingenuas y de ninguna manera son tolerables. Va llegando el momento de sentar en el banquillo a organizaciones como la ONU que quema más dinero en publicidad para recaudar fondos y justificar su existencia que en edificar estrategias con algún interés práctico. Va llegando el momento de desconectar a la ONGs del erario público y obligarlas a rendir cuentas sobre sus manejos.

La pobreza está asociada al oscurantismo, a la proliferación de estructuras de dominación política tiránicas, a la persecución de la propiedad privada y al entorpecimiento de la libertad de acción con regulaciones estúpidas y torticeras que utilizan los sátrapas para prolongar el sometimiento de las poblaciones. En las ideas parasocialistas de persecución de la propiedad privada y de mutilación de las libertades individuales por administraciones fracasadas, corruptas y criminales, está el origen de la pobreza. En el otro lado, en Occidente, abundan las personas que consideran que la pobreza se combate con reparto de dinero porque consideran que la riqueza es, específicamente, acumulación de dinero.

La pobreza es el producto más característico de la ignorancia y la opresión y se la combate de la única manera posible, de frente, combatiendo la ignorancia e inyectando libertad de acción en sus estructuras, libertad para poseer, para opinar, para hacer y disponer de garantías de que tales libertades serán respetadas. A la pobreza se la combate desde dentro, con rectitud moral y temperamento intelectual. Actitudes y aptitudes difíciles de aprender. La superación no es únicamente un problema de ambición. La caldera de la pobreza se calienta, asimismo, con oscurantismo bien al socaire de convicciones religiosas que se manipulan o de ideologizaciones bastardas como la autenticidad, la multiculturalidad y cencerradas parecidas.

Es de rigor admitir que existen grados de pobreza de los que es imposible salir con las propias fuerzas. Son pobrezas aniquiladoras donde la única alternativa es la ayuda exterior de emergencia continuada con acciones constructivas. Es imprescindible impedir, prohibir y perseguir la ayuda que no esté condicionada a la expansión de la propiedad privada y a la libertad para pensar, para opinar y para hacer, para ahorrar, para abrir cuentas, por minúsculas que puedan parecer, para educarse, formarse, mantener su salud, para sanarse, trabajar y para establecerse. Es un imperativo moral organizarse para perseguir y destruir, con violencia si fuera necesario, cualquier forma de tiranía no importa si la satrapía es individual, colectiva o burocrática o si se hace utilizando al pueblo como excusa o invocando alguna divinidad.

A la pobreza no se la intimida o reduce creando una gigantesca burocracia en Occidente para, supuestamente, combatir la indigencia. Es un engañabobos. A la pobreza se la combate creando riqueza en las zonas afectadas y eliminando burocracia parasitaria, tiranía y oscurantismo. Los pobres ahorran de manera sorprendente, sus ahorros son minúsculos pero estratégicos para su superviviencia. Están en el refajo de la mujer, en un hueco en el adobe de la pared o en un cuenco. Occidente los desprecia y nos equivocamos. Occidente los desincentiva y nos volvemos a equivocar. En lugar de reforzar sus hábitos económicos, idénticos a los nuestros, pero a una escala minúscula, los destruimos. Sobre dichos ahorros y sobre la escritura de propiedad del suelo donde viven se pueden establecer créditos cuya eficacia práctica para todas las partes la ha puesto de manifisto el éxito finaciero y popular del Grameen Bank de Bangladesh. El crédito tiene para los pobres y muy pobres la misma utilidad práctica que para las clases medias de occidente o para los ricos o muy ricos. La pobreza y la imbecilidad parasocialista de Occidente son los dos problemas más serios que tiene la Humanidad. Las hordas parasocialistas y anticapitalistas de Occidente constituyen el núcleo central de la enemiga de los pobres.



El día 24 de octubre, martes, más | ANTONIO YUSTE
Alex Bernstein
El superordenador asesino
DIPTERIUM. Al personal de la policía que alimenta y mantiene ‘Clara’, su superordenador, enterrado en el Centro de Proceso de Datos de El Escorial, le sobran ondas y le falta salud. El Servicio de Prevención de Riesgos Laborales de la Dirección General de la Policía tiene abierta una investigación para determinar la causa de los 5 funcionarios muertos con carcinomas y los 12 diagnosticados con cáncer maligno. Una cifra un tanto extraña en una plantilla de 250 personas para un periodo de un lustro. Y por si no fuera suficiente, unas 30 mujeres de las 60 funcionarias que tiene dicho Centro de Datos han sido sometidas a operaciones de histerectomía (extirpación del útero) a causa de diversas tumefacciones. Si los datos que denuncian las informaciones son ciertos, lo que de verdad alarma es la inacción de los propios funcionarios, de los sindicatos y de la propia Dirección General de la Policía durante todos estos años. No es lo mismo trabajar en el interior de un gigantesco microondas, donde baten las ondas emitidas por generadores eléctricos, por emisores radioeléctricos, inhibidores y numerosos artefactos, que trabajar en un ambiente salubre. No parece que los citados funcionarios estén en buena onda. ‘Clara’, el superordenador, a cualquier cosa llamamos superordenador, el que custodia los datos relacionados con el DNI y nuestra identidad, está en manos, ya lo ve, de funcionarios, cielo santo, que se nos mueren. 'Clara' les mata.
OCTUBRE
Jueves 19 Octubre
· Gobernar con la mano en bragueta ajena
Miércoles 18 Octubre
· La extraña vida de los presupuestados
Martes 17 Octubre
· Macroeconomía del mal gusto
Miércoles 11 Octubre
· La derrota del PSOE
Martes 10 Octubre
· Pierolapithecus catalaunicus
Viernes 06 Octubre
· La cárcel verbal
Jueves 05 Octubre
· El carnero
Miércoles 04 Octubre
· La otra cara
Martes 03 Octubre
· La función
SEPTIEMBRE
Viernes 29 Septiembre
· La funesta Unión Europea
Jueves 28 Septiembre
· Presupuestos para la agitación, contrahechos
Miércoles 27 Septiembre
· ¿Minarete o misil?
Martes 26 Septiembre
· Fin de régimen, fin de fiesta
Viernes 22 Septiembre
· Los mentecatos felones
Jueves 21 Septiembre
· Cero al Congreso
Miércoles 20 Septiembre
· El asedio del Islam
Martes 19 Septiembre
· Los chicholinos
Miércoles 13 Septiembre
· Todos a por todas
Martes 12 Septiembre
· Bin Laden tiene un problema de marketing
Viernes 08 Septiembre
· Homo Emigrans
Jueves 07 Septiembre
· Pulguero
Miércoles 06 Septiembre
· La burbuja ideológica
Martes 05 Septiembre
· Las facciones del Rey
Viernes 01 Septiembre
· El último país del mundo


[c] COPIALIBRE. Autorizada su reproducción.
Atracta se inspira en seis principios: 1) ¿dar puntada sin hilo?; 2) si te muerdes
mucho la lengua te desangras;
3) el futuro nunca espera; 4) España, amiga;
5) la transparencia es bella; y 6) esto no es jauja