Jueves
19 Octubre 2006
MEDIO DE DIFUSIÓN
(de martes a viernes)
Inicio
Atracta
Atractor España
Diario de a bordo
Hemeroteca


Medios de comunicación que trabajan en el esclarecimiento del 11M
El Mundo
Libertad Digital
Luis del Pino
City Madrid
Cope
Telemadrid
Páginas interesantes para aprender
Liberalismo
Juan de Mariana
El Catoblepas
GEES
VÍDEO CSI. En el último capítulo, el 24, de la temporada pasada de CSI New York, se relata con bastante detalle el compendio de recursos tecnológicos y técnicas de obtención de pruebas que se despliegan para proceder en un atentado con bomba.

Minuto 3'23". Identificación automática de explosivo militar C4

«CARTAS LIBERCRÁTICAS»
Gobernar con la mano en bragueta ajena
 
Ouka Lele. El beso (1980). La relación entre el Estado y los ciudadanos es la misma que la que existe en esta pareja
Antonio
Yuste
GANAR LAS elecciones a base de aumentar el gasto público, es decir, a base de gastar lo que no es tuyo, es un recurso muy socorrido en el mundo moderno. Se gobierna con la mano en bragueta ajena, con la mano calzada en bolsillo extraño. Es una herencia del siglo XX que goza de formidable respaldo social. Respaldo que no aporta mejoras de ningún tipo a una práctica indecente que denigra a todos por igual, a quienes la promueven y a los electores que haciendo dejación de sus derechos y obligaciones, la consienten. Gastar lo que no es tuyo, sin límites, se ha convertido en uno de los atributos más envidiados del poder político y el que le confiere esa aureola deífica, casi sagrada y fascinante, que abduce al personal. ¿Es una superchería? Sí pero abduce y anula la voluntad de las gentes. ¿Quién no sueña con disfrutar de tanto poder, el poder de meter la mano en la saca y repartirlo a placer, el poder de dar la orden para poner en marcha las rotativas de la Real Casa de Moneda y Timbre? Los que se lamentan de tanto poder lo hacen porque no forman parte del reparto, porque no son beneficiarios o no han sido beneficiarios y en ningún caso porque rechacen tanta discrecionalidad, disparatada pero embriagadora.

No hay nada más patético que un político intentando resolver nuestras vidas, salvar nuestras almas, y una masa electoral dando su bendición a los falsarios y gárrulos. A la política, al poder político, se llega para pillar y vivir de él. El sistema no tolera ninguna otra actitud
Las habladurías de los ideólogos de tres al cuarto anunciando por doquier que al Estado, esa entelequia burocrática, le era dado salvar nuestras almas, causó furor a lo largo de todo el siglo XX. Fueron habladurías que repetían que al Estado le correspondía preservar nuestra salud física y psiquiátrica, cultural y gastronómica y que al Estado le era dado engordarnos, si fuera necesario, para después sacrificarnos, si fuera preciso, a mayor gloria del paraíso del Bienestar. Las habladurías repetían sin cesar que el Estado era el padre, el hijo y el Espíritu Santo, la mismísima Santísima Trinidad, un todo fundador, amoroso y espiritual al tiempo.

¿Quién no desearía sentarse a los mandos de tan fabuloso ente, la Santísima Trinidad, digo el Estado? El tiempo es una gran aliado para poner a cada cosa en su sitio. El Estado recibe sus recursos, los que fueren, del cuerpo social y las competencias con las que se autoconstituye son traspasos contingentes, sometidos a contrato, que le hace el cuerpo social. Cuando el Estado posee más recursos económicos y financieros, en ningún caso por méritos propios, los adquiere a cuenta de la prosperidad general del cuerpo social, una prosperidad deudora del cambio tecnológico y la adquisición de nuevas habilidades y valores. Cosa distinta es que la clase política, el poder político, fantasee apropiándose de méritos ajenos. El tiempo ha confirmado que cuanto menos interventora es la clase política más abundante es la prosperidad y desarrollo de la sociedad. El poder político acumula mayor éxito, curiosamente, cuanto más se autolimita.

El Siglo XX ha glorificado al Estado, previamente elevado a la categoría de entidad metafísica a lo largo de todo el siglo XIX, con argumentario de novela de fantasía. Es el caso, que estando como estamos en el siglo XXI, lo dicho sobre el Estado suena a pasatiempos y habladurías en formato ideología sino fuera porque en su nombre se han cometido las mayores masacres de la historia. Conviene devolver al Estado, con celeridad, su capacidad funcional, su eficacia como ejecutor y mediador social, devolverle su equilibrio institucional y funcional desposeyéndole de la santería y superchería que tanto daño nos hace, que tanto ofusca, que tantos problemas innecesarios crea y que tanto lastra nuestra prosperidad.

La autoorganización no es cosa sencilla. El cuerpo social no se autoorganiza de un día para otro con eficacia. La autoorganización es un trasunto que depura el tiempo y la sabiduría acumulada. Errar y fracasar, acertar y tener éxito construye la experiencia. Y como no es fácil la autoorganización, las sociedades, aprovechando su inteligencia social, aprovechando, precisamente, su capacidad autoorganizadora, se constituyen políticamente para fundar instituciones comunes con atribuciones delegadas, compensando los vacíos que la autoorganización no cubre o le cuesta llenar. No es fácil organizar el interés común preservando la libertad individual. Hemos atravesado una época en la que se ha sobrevalorado la capacidad reguladora del Estado, del poder político, dañando nuestra capacidad autoorganizadora y la libertades individuales. Toca ahora reequilibrar y refundar el Estado con criterios de racionalidad, idoneidad y proporcionalidad, para que cumpla con lo que sí puede hacer y nadie mejor que él puede hacer y devuelva a la sociedad lo que la sociedad puede hacer con mayor eficacia por sí misma.

Se necesita un nuevo entendimiento del poder político, una redefinición del poder político, de su merma drástica y una nueva concepción de la intermediación política, al día de hoy fuera de control, con procedimientos y pretensiones alocadas, disparatadas y ridículas en todas su formas. Padecemos un exceso de poder político, de sobreabundancia de poder político. No hay nada más patético que un político intentando resolver nuestras vidas, salvar nuestras almas, y una masa electoral dando su bendición a los falsarios y gárrulos. A la política, al poder político, se llega para pillar y vivir de él. El sistema no tolera ninguna otra actitud. Si se rastrea, no importa donde, en la izquierda, en la derecha y entre los nacionalistas, los sistemas de selección, de cooptación, de la burocracias partidarias, son sistemas negativos, lo peor de cada casa, se elige lo más servil y se prefiere la turbiedad y la impostura a la rectitud intelectual y el decoro moral. Mienten más que hablan y están atentos a sus componendas.


El día 20 de octubre, viernes, más | ANTONIO YUSTE
Muamar Gadafi. El Visionario y Gran Líder libio
Semtex, Laptop, Gadafi y Madonna
DIPTERIUM. Gadafi ha dado un salto espectacular, desde el Semtex al Laptop. De ser un comprador convulso de semtex, el explosivo checo que ahora produce y comercializa la firma Explosia, ha pasado a comprar Laptop también de manera convulsa. Laptop es el ordenador portátil de Negroponte, el de 100 euros, que se conecta a internet y que fabricará la firma taiwanesa Quanta. Antes compraba semtex para repartirlo, era su gran obra solidaria, para donarlo a la gran causa terrorista que tenía y sigue teniendo como finalidad última reventarle las tripas a Occidente. Causa que simula haber abandonado después de que Reagan le tomara la medida. Ahora comprará Laptop, un millón, para regalar a sus súbditos. Es difícil imaginar lo que tienen en la cabeza un sátrapa como Gadafi. Con seguridad nada bueno y a bien seguro porque imagina que internet tiene propiedades similares al semtex, estalla en las cabezas. Su lógica siempre es delictiva y terrórica como la de Maddona, que ha creado en Londres la asociación Semtex Girls para agrupar a las chicas que son dinámicas, que explotan de “nueve a cinco”, chicas imparables que no aceptan un no por respuesta. Nadie sabe si de “nueve a cinco” del día o de la noche/madrugada. Lo cierto es que la firma Explosia le envío a la donna el correspondiente recado para que pasara por taquilla, recordándo a la diva que semtex era una marca de su propiedad. Lo peor que le podía pasar a Laptop es que se asociara a los sátrapas, a las golosinas que regalan los sátrapas.
OCTUBRE
Miércoles 18 Octubre
· La extraña vida de los presupuestados
Martes 17 Octubre
· Macroeconomía del mal gusto
Miércoles 11 Octubre
· La derrota del PSOE
Martes 10 Octubre
· Pierolapithecus catalaunicus
Viernes 06 Octubre
· La cárcel verbal
Jueves 05 Octubre
· El carnero
Miércoles 04 Octubre
· La otra cara
Martes 03 Octubre
· La función
SEPTIEMBRE
Viernes 29 Septiembre
· La funesta Unión Europea
Jueves 28 Septiembre
· Presupuestos para la agitación, contrahechos
Miércoles 27 Septiembre
· ¿Minarete o misil?
Martes 26 Septiembre
· Fin de régimen, fin de fiesta
Viernes 22 Septiembre
· Los mentecatos felones
Jueves 21 Septiembre
· Cero al Congreso
Miércoles 20 Septiembre
· El asedio del Islam
Martes 19 Septiembre
· Los chicholinos
Miércoles 13 Septiembre
· Todos a por todas
Martes 12 Septiembre
· Bin Laden tiene un problema de marketing
Viernes 08 Septiembre
· Homo Emigrans
Jueves 07 Septiembre
· Pulguero
Miércoles 06 Septiembre
· La burbuja ideológica
Martes 05 Septiembre
· Las facciones del Rey
Viernes 01 Septiembre
· El último país del mundo


[c] COPIALIBRE. Autorizada su reproducción.
Atracta se inspira en seis principios: 1) ¿dar puntada sin hilo?; 2) si te muerdes
mucho la lengua te desangras;
3) el futuro nunca espera; 4) España, amiga;
5) la transparencia es bella; y 6) esto no es jauja