Viernes
25 Agosto 2006
MEDIO DE DIFUSIÓN
(de martes a viernes)
Inicio
Atracta
Atractor España
Diario de a bordo
Hemeroteca


Medios de comunicación que trabajan en el esclarecimiento del 11M
El Mundo
Libertad Digital
Luis del Pino
City Madrid
Cope
Telemadrid
Páginas interesantes para aprender
Liberalismo
Juan de Mariana
El Catoblepas
GEES


«CARTAS LIBERCRÁTICAS»
Somos atractores
 
Atractor Monroe. Los fetiches son atractores. Nunca me gustaron ni su nariz, ni sus piernas ni su aspecto, pobrecita, somnambular. ¿Es España un atractor? Desde luego. España y Monroe son atractores diferentes. España es un atractor hecho carne, carne hecha cultura y cultura hecha historia. Es un atractor consistente. Marilyn estaba muy enferma. Sexo era todo lo que tenía. Poca cosa para vivir y ella lo sabía. Es un atractor fallido, ofrecía sexo pero necesitaba ayuda.
Antonio
Yuste
LAS IDEOLOGÍAS que fueron sistematizadas entre siglos, XIX y XX, obedecen al mismo patrón, aislar sus fundamentos, sus ideaciones, de las ciencia y de la línea del tiempo, de las circunstancias físicas. Eran ideologías sometidas a la voluntad. Tienen ese toque inspiracionista y propenden a la eternidad, con dificultades para aceptar su vulnerabilidad al paso del tiempo o la acción de la historia, para aceptar su sometimiento al arsenal de conocimientos y habilidades, siempre cambiantes. Es un error común, humano, escribir y formular doctrinas políticas con la pretensión de lograr un teorema universal. Nadie escapa a dicha tentación.

La mayor parte de las ideologías, de las doctrinas políticas, han sido santificadas, las utópicas, en el altar del interés general, y las racionalistas, las liberales, en el altar de los intereses individuales. Las utópicas confían en vanguardias preclaras con mando central y encuentran en el Estado, en su control, su palanca de transformación. El Estado sirve para encuadrar a la población, para su dominio y estabulación. Para dichos sistemas de pensamiento, el Estado es un instrumento de poder sometido al ideal superior del interés general, el prescrito por la minoría preclara. Son ideologías con un toque iluminista, son ateas y tienden a la dictadura, en unos casos con propiedad privada (fascismo) y en otros, sin propiedad privada (socialismo). Se fundamentan en el mismo dogma: el hombre nace bueno(?), es el caso en las doctrina utópicas sin propiedad privada, y se convierte en malo porque la sociedad le regatea la satisfacción de sus necesidades materiales o la raza es buena (?) pero el resto de razas le regatea sus méritos y potestades (nazismo). Como nada se le puede oponer a la voluntad del hombre, a su poder absoluto, faltaría más, a su mandato de realizar el paraíso en la Tierra, quien lo intente, redondo y con asas, debe morir (300 millones de personas han sido sacrificadas al servicio de las doctrinas utópicas). Las doctrinas utópicas son doctrinas criminales, pensadas para soñar a cuchillo.

Lo que hoy conocemos como socialdemocracia es una versión rebajada de las doctrinas utópicas pero con las mismas pulsiones en su interior. Lo que hoy conocemos como derecha o centro, doctrinas regidoras y paternales, responden a los mismos patrones utópicos algo más edulcorados, menos agresivas, pero igual de dirigistas,
metementodo y con idéntico potencial de peligrosidad social.

Los atractores descreemos de la política como sindicato, sindicato de cargos, de honores o de servicios prestados. Creemos en la política generadora, con base social, que no violenta a los individuos persiguiendo sus propiedades, sus bienes, sus teoremas, sus conjeturas, sus intuiciones o sus creencias; creemos en la política con procedimientos que propenden a la experiencia y a la autorreparación
Las ideologías racionalistas, liberales, con escaso éxito de publico, pero más sensatas, sobreviven en estado cataléptico, pero tienen a su favor la historia, la ciencia y las circunstancias materiales. Sobreviven contra todo pronóstico porque están más cerca de la física, de las leyes de la naturaleza, y más alejadas de la obediencia iluminista. Perseguir la propiedad es un acto antinatural, un acto criminal y una memez, es desviar el tiro, es enfrentarse a las leyes de la naturaleza, es enfrentarse a la necesidad de certeza que tienen todos los seres vivos, léase dormir bajo techo, protegerse de las inclemencias o descansar en un entorno controlado para evitar el estrés de la alerta permanente. Perseguir la propiedad es perseguir un imposible. La ideologías utópicas han fracasado y su fracaso ha sido tan colosal y despiadado debido, sobretodo, a su persecución irracional de la propiedad privada y por oponer el interés general al particular.

El paso del tiempo ha ido demostrando, en la misma medida que nuestras habilidades aumentaban, que el propio concepto de propiedad está en evolución constante y que ha aumentando exponencialmente poseer derechos sobre cosas que aún no existen, sobre futuro —la cotización de una acción, la cosecha que aún no existe, el bono que vence más adelante... A pesar de la hegemonía política de las doctrinas que enfrentan el interés común y el particular, que defienden la propiedad pública, patrocinadas por la derecha regidora y la izquierda socializante, ambas intervencionistas y reguladoras, lo cierto es que las nuevas formas de propiedad no han cesado de crecer, expandiéndose, al punto de crecer a mayor velocidad y ritmo que la propiedad sobre bienes raíces. Las nuevas formas de propiedad sobre derechos está avalando la mayor parte del dinero circulante.

Contrariamente a lo prescrito por los utopistas, la propiedad, las formas de propiedad se han expandido y por lo tanto tenían razón los racionalistas, los liberales. La noción de seguridad, propiedad y justicia, su continua evolución, su sometimiento a la acción del hombre, a sus conocimientos y habilidades, aconseja mayor flexibilidad sobre el modo en que conviene gestionar el interés común preservando el beneficio propio y particular. Como siempre, el quid, el nudo gordiano, no reside en los modos de producción, reside en los conocimientos, creencias e intuiciones de cada época. No todo es teorema y no vivimos en un mundo cerrado y terminado. Vivimos en un mundo abierto, con teoremas y a la vez conjetural.

Teoremas que deben ser tenidos en muy alta estima porque son los únicos bienes raíces que poseemos, son nuestro patrimonio si bien contingente y sometido al paso del tiempo. Las conjeturas están hechas de intuiciones, muy poco científicas, y de creencias, muy humanas. Creencias que sirven para enfrentarse a la incertidumbre, para suplir con un orden imaginario tanta inquietud.

La codificación de las ideologías realizada a finales del XIX, tiene el sello formal del siglo XIX, el siglo por excelencia de las tasonomías que reservó para las doctrinas políticas, el sufijo
ismo y que hoy suenan, en su conjunto, a atraco. Detrás de un ismo que hace referencia a una supuesta cualidad o doctrina imaginamos a un grupo de individuos que por distintos medios intenta meter la mano en nuestro bolsillo para apropiarse de nuestras rentas y de la caja pública. Las doctrinas políticas, las ideologías chabacanas, al ser pronunciadas rompen el aire como lo hace el carterista, con mucho sigilo y con mucho ismo.

En Atractor España nos consideramos atractores y somos libercrát-
icos, un sufijo con base en el Poder de la Libertad. Para los atractores no es suficiente la separación de poderes, consideramos indispensable unir la democracia antigua, directa, mandatada y ejecutiva, y la democracia moderna, representativa y que propende a la autonomía del poder político. Las dos democracias forman parte del Poder de la Libertad y constituyen un procedimiento eficaz para limitar la acción del Gobierno, y reducir el Poder del Estado. Los actractores retiramos al Estado, a su burocracia, la prerrogativa de la concesión de del título de nacional o ciudadano, potestad que devolvemos, como debe ser, al pueblo.

Los atractores queremos prosperidad pero de ningún modo estamos afiliados al sacramento del PIB. El PIB es un sistema de medir, un indicador altamente eficaz y muy valioso pero no es un sistema plenipotenciario. Los atractores descreemos de la política como sindicato, sindicato de cargos, de honores o de servicios prestados. Creemos en la política generadora, con base social, que no violenta a los individuos persiguiendo sus propiedades, sus bienes, sus teoremas, sus conjeturas, sus intuiciones o sus creencias; creemos en la política con procedimientos que propenden a la experiencia y a la autorreparación. Los atractores no somos universalistas, somos comedidos. La universalidad es un beneficio que se obtiene y es contingente. Los atractores no poseemos teoremas pero nuestras conjeturas no han sido improvisadas.



El día 29 de agosto, martes, más | ANTONIO YUSTE
Accidente ferroviario de Palencia
Accidentes ferroviarios
DIPTERIUM 1. Cuando el tren de alta velocidad que une Munich y Hamburgo se estrelló, en 1991, contra los pilares de un puente y se produjeron, creo recordar, más de 100 muertos y cientos de heridos, se despejó la vía, se reconstruyó el puente y el tendido viario pero, de ningún modo, se destruyeron las pruebas materiales, los vagones y las cabeceras del tren implicadas en el siniestro, tampoco los trozos de vías que se restituyeron. Su no destrucción hizo posible las investigaciones oficiales y posteriormente las independientes. Estas últimas concluyeron que el origen del siniestro lo provocó un error tecnológico en el diseño de las ruedas de los vagones. Se necesitaron más de 10 años para darle la vuelta a la versión oficial. La práctica de dar por buena la versión oficial, —una versión interesada—, y rápidamente destruir las pruebas materiales al socaire de reanudar los servicios, es una práctica extraña. Mantener en pie las pruebas materiales del accidente ferroviario de Palencia y del 11M es parte esencial de una buena práctica judicial y de la técnica criminalística.
AGOSTO
Jueves 24 Agosto
· V. Contra Mejunje, Experimentación
Miércoles 23 Agosto
· IV. Contra Dominio el Estado, Legitimidad
Martes 22 Agosto
· III. Contra Anticapitalismo, Libertad
Viernes 18 Agosto
· II. Contra Igualdad, Pertenencia
Jueves 17 Agosto
· I. Contra Felicidad, Individualización
Miércoles 16 Agosto
· El EFLE (Estado Flatulento Expandido)
Martes 15 Agosto
· Los palanganeros
Viernes 11 Agosto
· El corral
Jueves 10 Agosto
· Yo no soy Jehová
Miércoles 09 Agosto
· La justicia como terapia
Martes 08 Agosto
· Las ideologías de la momia
Viernes 04 Agosto
· El declive del chambón
Jueves 03 Agosto
· ¿Somos buenas personas?
Miércoles 02 Agosto
· El PPOE
Martes 01 Agosto
· Partidogenia
JULIO
Viernes 28 Julio
· Al Qaeda, Rub Al-Qaba, Rajoy y el Rey
Jueves 27 Julio
· CSI, la serie que levantó la enaguas a zETAp
Miércoles 26 Julio
· ¿Éste Sultán y éste Rey?
Martes 25 Julio
· El embudo se estrecha
Viernes 21 Julio
· La cólera de Alá
Jueves 20 Julio
· La España fétida
Miércoles 19 Julio
· El espeso silencio del PP
Martes 18 Julio
· Traición dentro de otra traición
Viernes 14 Julio
· Papanatismo de masas
Jueves 13 Julio
· El cianuro del progresismo progresado
Miércoles 12 Julio
· Los palanganeros del terrorismo
Martes 11 Julio
· Cazando mariposas con Ratzinger
Viernes 07 Julio
· Libercráticos contra gonadistas
Jueves 06 Julio
· Desequilibrar las fuerzas
Miércoles 05 Julio
· Lacrimeo progresista
Martes 04 Julio
· El régimen de las flores muertas

[c] COPIALIBRE. Autorizada su reproducción.
Atracta se inspira en seis principios: 1) ¿dar puntada sin hilo?; 2) si te muerdes
mucho la lengua te desangras;
3) el futuro nunca espera; 4) España, amiga;
5) la transparencia es bella; y 6) esto no es jauja