Martes
22 Agosto 2006
MEDIO DE DIFUSIÓN
(de martes a viernes)
Inicio
Atracta
Atractor España
Diario de a bordo
Hemeroteca


Medios de comunicación que trabajan en el esclarecimiento del 11M
El Mundo
Libertad Digital
Luis del Pino
City Madrid
Cope
Páginas interesantes para aprender
Liberalismo
Juan de Mariana
El Catoblepas


«CARTAS LIBERCRÁTICAS»
III. Contra Anticapitalismo, Libertad
 
Lynne-Rachel Altman
Antonio
Yuste
¿LIBERTAD PARA QUÉ? se preguntó Lenin. Y se contestó. Lean. «La sociedad capitalista, considerada en sus condiciones de desarrollo más favorables, nos ofrece una democracia mas o menos completa en la república democrática. Pero esta democracia se halla siempre comprimida dentro del estrecho marco de explotación capitalista y es siempre, en esencia, por esta razón, una democracia para la minoría, sólo para las clases poseedoras, sólo para los ricos. La libertad de la sociedad capitalista, sigue siendo, y es siempre, poco más o menos, lo que era la libertad en las antiguas repúblicas de Grecia: libertad para los esclavistas». El progresismo progresado mundial no ha variado un ápice su punto de vista. El progresismo progresado lo tiene igual de claro que Lenin. Practica y reivindica la eliminación, la eliminación física de los esclavistas, de los propietarios de esclavos, la eliminación del modelo de producción, esto es, trasladado a nuestros días, acabar con el capitalismo.

Son monotemáticos e irrecuperables para la cordura. Marx decidió que lo que conviene es aniquilar a los escalvistas y su mundo y que no sirve entregar a los esclavos todos los beneficios civiles, jurídicos y políticos de sus patrones. El dogma sigue inamovible.
Lo único que importa son las relaciones de producción, el modelo económico. El patrón, el esclavista, el capitalismo, es un modelo de producción a extinguir por la fuerza. Es el fruto de la imperfección y del pecado. Todo lo que regula la Libertad, también la libertad de poseer, es hijo bastardo de la imperfección. ¿Un modelo de producción sin esclavos es un modelo de sociedad? No, es un modelo de producción sin esclavos. ¿Un modelo de producción sin propiedad es un modelo de sociedad?. No, es un modelo de producción sin propiedad. Punto pelota. El anticapitalismo es una distrofia intelectual y el socialismo una gansada, el caos general, que necesita de la violencia máxima para sobrevivir.

Lo que importa, ya lo ven, es el modelo de producción y con la edad, esta disquisición, qué quieren que les diga, harta. Es un empacho. Para las izquierdas, para el progresismo progresado planetario, para los tontos universales, la libertades son formales, para usarlas en provecho propio y dirigirlas contra su enemigo: el capitalismo. Las libertades efectivas, las de verdad, son las que equivalen a su supresión. Eliminadas todas las contradicciones del sistema capitalista a través de su destrucción ya no necesitan la Libertad. Ni la Libertad ni ná. En el envés de dicho punto de vista están los hechos incontrovertibles: la expansión de la prosperidad está indisolublemente ligada a la expansión de la propiedad. La reducción de la propiedad, su contracción o extinción está indisolublemente ligada, al contrario, a la pobreza máxima y las calamidades sin cuento. No hay nada que discutir. Los hechos hablan por sí solos, son demoledores. El provecho propio y la propiedad ni son pecado ni son una imperfección.

Los expertos en relaciones de producción han dividido el mundo en dos. En un bando están los que afirman que la búsqueda del propio interés produce más beneficios para la sociedad que cuando se intenta promover de forma centralizada el interés social. En el otro bando están lo que afirman que la promoción del interés social de forma centralizada y regulada es mucho más beneficioso para la sociedad que el que surge espontáneamente de la búsqueda del interés propio. Es un debate agotador, es un debate de cretinos porque se circunscribe, exclusivamente, al cretino universo de las nauseabundas relaciones de producción.

La Libertad de enseñanza es la fase previa para la libertad de acción, para la transformación de los instrumentos y conocimientos que gestionamos. ¿Qué sentido tiene asegurar la libertad de acción a individuos que saben lo mismo? La Libertad de enseñanza, para aprender, para aprender sin la tutela y coerción del EFLE, del Estado Flatulento Expandido, es la primera libertad
Seré rápido y expeditivo. Somos una especie social, tenemos inteligencia colectiva, sí la tenemos, a veces nos juega malas pasadas, pero la tenemos. No es ni buena, ni mala, la tenemos, la necesitamos y a juzgar por nuestra explosión demográfica, 6.500 millones de habitantes, justo es decir que no nos ha ido mal. La búsqueda del propio interés genera orden porque es un interés que surge del vínculo con los demás y para que el vínculo sea duradero tiene que respetar el interés de los demás. Adam Smith tenía razón: la búsqueda del propio provecho es una excelente dinámica que propende a la autorregulación. ¿Es una dinámica perfecta, constantemente perfecta? No, puede producir anomalías. Razón por la cual las distintas sociedades, con el nivel de conocimientos y creencias de cada época, han ideado procedimientos de compensación o reparación.

El progresismo progresado niega la mayor y afirma que lo único aceptable es la dirección centralizada bajo el mando de una élite clarividente y asegura que la búsqueda del provecho propio es un pecado horrible. Para ellos el individuo nace bueno e inmaculado y se malea por culpa de unas necesidades que el sistema productivo le regatea (el buen salvaje reprimido por el capitalismo). Sus adversarios afirman que el individuo nace con múltiples necesidades cuya satisfacción le exigirá sacrificios y poner a prueba sus habilidades y talentos. ¿Quién tiene razón? Naturalmente, los que dicen la verdad, que la vida es una bendición pero que necesitamos vivirla haciendo acopio de capacidad de trabajo, de sacrificio y de disfrute. Los que dicen la verdad son capaces de diferir la recompensa, los que propugnan la revolución, al contrario, lo quieren todo ya y crudo y nos invitan a dejarnos conducir por una élite iluminada que a golpe de tambor y silbato nos dirige hacia el paraíso y la felicidad total o sublime.

Lo único relevante, lo que debemos memorizar es que el progresismo progresado son una mixtura entre gilipollas y alucinados y que el reino de las relaciones de producción es un reino acotado que ni por asomo agota la realidad, ni es el responsable de todos nuestros problemas ni en el que hallaremos todos nuestros remedios. Las relaciones de producción encarnan y representan con precisión el estadio de nuestros conocimientos, creencias e intuiciones de cada época histórica. Y los mencionados conocimientos, creencias e intuiciones es lo que de verdad importa.

El PIB, el Producto Interior Bruto, mide los productos y servicios que se compran y venden pero no solo eso, es una contabilidad cuyo detalles revela mucha más información. Hoy en día se bucea, cada vez a mayor profundidad, en el significado de dichos datos contables, en su complejidad y en la calidad de sus vínculos. La minería contable sobre el PIB es mucho más reveladora que el conjunto de cháchara liberadora y emancipadora que pone el acento, exclusivamente, en los vínculos degradantes que sin duda existen dentro del PIB, para los que no encuentran más opción que la destrucción del modo de producción capitalista, del PIB y de lo que se ponga a tiro.

¿Lo explica todo el PIB? Explica mucho. ¿Si aumenta el PIB aumenta el bienestar? Sí, aumenta. ¿Y cuando aumenta el bienestar lo hace sin tensiones? No, nunca. Son cosas distintas. Que lo haga con más o menos tensiones depende, exclusivamente, de los rangos de libertad que disfrute la población de la que se trate. A mayor libertad menor tensión. A menor libertad más conflicto, inseguridad jurídica y disfunciones.

La Libertad es una pieza clave, un elemento constitutivo que facilita la autorregulación y que promueve regulaciones sociales respetuosas con las distintas necesidades de la gente, respetuosas con el distinto talento y capacidad de sacrificio de los componentes de una sociedad. Ahora bien, del conjunto de libertades cuál es la más importante. Un progresista progresado le dirá que la de reunirse, asociarse y manifestarse para organizar la toma del poder y parar los pies al capitalismo. Su contrario le dirá, asimismo, que reunirse, asociarse y manifestarse para salvaguardar la superviviencia del capitalismo. Son puntos de vista que pivotan alrededor del mismo eje, la supremacía de las relaciones de producción. Unos quieren propietarios y otros su extinción. ¿Es eso lo importante?, ¿es cierto que la Libertad que más importa es la de reunirse, asociarse y manifestarse para organizar la toma del poder? No.

La Libertad crucial es la libertad de enseñanza, la libertad primaria para dirigir nuestro talento, nuestra voluntad o capacidad de sacrificio, la que nos individualiza, la que nos permite ser al fin y la que nos hace más contributivos o especialmente contributivos. Las estrategias de nuestra especie, moduladas con distinta intensidad, están inspiradas en el mismo principio, organizar la ayuda mutua preservando márgenes crecientes para la independencia de criterio. De lo que se colige que la Libertad por excelencia es la Libertad de enseñanza para elegir qué debemos aprender, cómo aprenderlo, con quién aprenderlo y cuándo aprenderlo. Los conocimientos son muy inestables y poco acumulativos. Unos conocimientos desalojan a otros. La emociones asociadas a la experiencia, la certeza y habilidades que nos proporciona, también las dudas e inseguridades que de ella se derivan, es lo único, a escala humana, que es duradero. Podemos pactar un rango de conocimientos comunes o estrategia de aprendizaje para un rango de edades o para un número de años. Todo lo que exceda dicho rango es antinatural, es ineficiente y es barbarie y totalitarismo.

Necesitamos la Libertad para mejorar nuestra eficiencia contributiva, para mejorar la calidad de los vínculos dentro de los hogares, para interpretarlos y administrarlos con mayor maestría, para mejorar la gestión de nuestra salud, para mejorar nuestra relación con el hábitat, para gestionar nuestras limitaciones, la escasez de recursos, para protegernos de las catástrofes naturales, para mejorar la calidad de nuestros vínculos, la calidad de nuestra interdependencia, de nuestros sistemas de castigo y recompensa, para mejorar la eficiencia de nuestros sistemas para desalentar y para incentivar.

El PIB trata a menudo el delito, el divorcio y los desastres naturales como una ganancia económica. El flujo de capitales que moviliza es espectacular. A mayor inseguridad, por ejemplo, mayor inversión en puertas de seguridad. Y es correcto. Pero dicha ganancia, que es real, no agota toda la realidad y puede que no sea deseada. Para el fabricante de puertas de seguridad es una bendición pero si pierde a toda su familia por culpa de la inseguridad puede que maldiga las causas de su éxito.

La Libertad de enseñanza es la fase previa para la libertad de acción, para la transformación de los instrumentos y conocimientos que gestionamos. ¿Qué sentido tiene asegurar la libertad de acción a individuos que saben lo mismo? La Libertad de enseñanza, para aprender, para aprender sin la tutela y coerción del EFLE, del Estado Flatulento Expandido, es la primera libertad.

La Libertad es un paradigma antiguo y se opone por definición al paradigma del Anticapitalismo, actualmente dominante y que hace responsable a nuestro modelo económico, a nuestras relaciones de producción, maliciosamente, como si tuviéramos modelos alternativos, de todos los males de la humanidad y por supuesto, del cambio climático, de los meteoritos, de los agujeros negros del universo y de lo que a usted se le ocurra. La Libertad de enseñanza, obligando al EFLE, al Estado Flautelento Expandido, a retirar sus pezuñas del proceso educativo, permitirá a la humanidad liberarse de dicha monserga, paralizante y estúpida. Libertad para elegir qué aprender, cómo, con quién y cuándo. De dicha Libertad se derivan todas las demás. El EFLE estabula a la población, eso pretende, a través del Sistema Educativo sin éxito alguno. Pero es como el perro del hortelano, ni come ni deja comer.


El día 23 de agosto, miércoles, más | ANTONIO YUSTE
En serio
Un planeta partido en dos
DIPTERIUM 1. Hay quien piensa que Bush o Blair dedican sus días a pensar en el nivel de vida de useños y británicos. No digo que no, digo que también pero que fundamentalmente ponen sus cinco sentidos, las 24 horas del días, los 365 días del año, en protegerse del terrorismo, una guerra que consideran imprescindible ganar para preservar la Libertad. El mundo se ha dividido en dos partes, la mayor parte de la población mundial es yijadista, tolera sus acciones, las aplaude y su lucha contra el mal encarnado por los judíos, los cristianos, el imperialismo y el capitalismo, es su lucha y las victorias del yijadismo son sus victorias. Es un sector que ha confiado su vida a Alá y que se divierte apostando por el apocalipsis de nuestra civilización que anuncian los yijadistas. Es un sector que se divierte de tan singular manera y que entrena a sus hijos, delante del televisor, para que hagan lo propio. La opinión pública mundial, incluyo la opinión pública de los países árabes, está dividida en dos partes, la yijadista, la que es partidaria de la Guerra Santa, de Hezbolá (Partido de Dios), y la aterrorizada, la que es partidaria de nuestro sistema de libertades. En España son yijadistas la totalidad del electorado de Batasuna, IU, ERC, BNG. EA y PS Andaluz, la mayor parte del PSOE y buena parte del PP, del PNV, CiU y C. Canaria. Los unos son fervorosos yijadistas y al resto le encanta jugar con la libertad para amenazarla y aún más para aniquilarla. ¿Qué le parece? Cada éxito de los terroristas equivale a un recorte de nuestra libertad. No subes a un avión sin que un funcionario te meta la mano por el culo hasta el codo, buscando explosivo. Nos esperan viajes transoceánicos con olor a tigre. Ni colonia puedes subir al avión. Estamos en manos de los guerreros de Alá y los cretinos que les ríen las gracias. Los yijadistas han logrado una gigantesca victoria, dividir el mundo en dos: sus partidarios y detractores: los que se dejan representar por el Partido de Alá y los aterrorizados. Es una situación muy inquietante y poco halagüeña. Viene preñada. No se deje confundir. Al grano.
AGOSTO
Viernes 18 Agosto
· II. Contra Igualdad, Pertenencia
Jueves 17 Agosto
· I. Contra Felicidad, Individualización
Miércoles 16 Agosto
· El EFLE (Estado Flatulento Expandido)
Martes 15 Agosto
· Los palanganeros
Viernes 11 Agosto
· El corral
Jueves 10 Agosto
· Yo no soy Jehová
Miércoles 09 Agosto
· La justicia como terapia
Martes 08 Agosto
· Las ideologías de la momia
Viernes 04 Agosto
· El declive del chambón
Jueves 03 Agosto
· ¿Somos buenas personas?
Miércoles 02 Agosto
· El PPOE
Martes 01 Agosto
· Partidogenia
JULIO
Viernes 28 Julio
· Al Qaeda, Rub Al-Qaba, Rajoy y el Rey
Jueves 27 Julio
· CSI, la serie que levantó la enaguas a zETAp
Miércoles 26 Julio
· ¿Éste Sultán y éste Rey?
Martes 25 Julio
· El embudo se estrecha
Viernes 21 Julio
· La cólera de Alá
Jueves 20 Julio
· La España fétida
Miércoles 19 Julio
· El espeso silencio del PP
Martes 18 Julio
· Traición dentro de otra traición
Viernes 14 Julio
· Papanatismo de masas
Jueves 13 Julio
· El cianuro del progresismo progresado
Miércoles 12 Julio
· Los palanganeros del terrorismo
Martes 11 Julio
· Cazando mariposas con Ratzinger
Viernes 07 Julio
· Libercráticos contra gonadistas
Jueves 06 Julio
· Desequilibrar las fuerzas
Miércoles 05 Julio
· Lacrimeo progresista
Martes 04 Julio
· El régimen de las flores muertas

[c] COPIALIBRE. Autorizada su reproducción.
Atracta se inspira en seis principios: 1) ¿dar puntada sin hilo?; 2) si te muerdes
mucho la lengua te desangras;
3) el futuro nunca espera; 4) España, amiga;
5) la transparencia es bella; y 6) esto no es jauja