Jueves
3 Agosto 2006
MEDIO DE DIFUSIÓN
(de martes a viernes)
Inicio
Atracta
Atractor España
Diario de a bordo
Hemeroteca


«CARTAS LIBERCRÁTICAS»
¿Somos buenas personas?
 
Desembalen la obra
Antonio
Yuste
LAS CONVICCIONES de un pueblo están escritas en la Constitución. ¿Dónde sino? Las convicciones, cuando se tienen, te preceden y es imposible ocultarlas. Se dice que las personas religiosas pueden sobrevivir en un medio hostil con su fe, con sus convicciones profundas. Con su fe y, digo yo, con grandes dotes camaleónicas para la transfiguración y fusión con el entorno. En un ecosistema de Libertad debiera ser fácil que las personas se mostraran francas, incluso cuando no se sienten representadas por las convicciones que destila el ordenamiento legal.

Las convicciones se tienen para vivir en consonancia con ellas ¿para qué sino? ¿Y qué convicciones tenemos los españoles? Pues convicciones ambiguas o confusas, en teoría, respaldadas por la mayoría y que están presentes en nuestro ordenamiento legal. Nuestra constitución dice, por ejemplo, que somos un
Estado Social Democrático de Derecho, como la República de Saló de Musolini, dice también que no podemos hablar el español y sí el castellano, que el Estado debe garantizar nuestro ocio y que tenemos derecho a una vivienda digna, dice cosas muy chuscas. ¿Vivir bajo techo es convertible en un derecho? No. Con Constitución o sin ella vamos a seguir viviendo a cubierto. Se trata de inventos y trampas. Nuestro ordenamiento legal dice que un matrimonio es cualquier cosa y que ya no es necesario que sea la unión de un hombre y una mujer. Dice, pásmese, que un pareja del mismo sexo es un matrimonio en un intento postrer de ocultar, oscurecer y silenciar, por culpa de los prejuicios y el retrogadismo, que existe el gaymonio.

Afirmar que “el Estado sabe la suma de lo que saben los ciudadanos” es un axioma manicomial. El Estado no es un organismo vivo, es un instrumento administrativo funcional, a secas. La inteligencia colectiva de los organismos vivos, atención, es además de compleja, imperfecta e inestable
Nuestro ordenamiento legal da por supuesto que todos los presos, no importa el crimen, se pueden redimir por el castigo y que si no ocurre es culpa de los que no delinquen, de la sociedad. Nuestro ordenamiento penal también promueve la especie de que el delincuente es un producto social y que a la sociedad en su conjunto le corresponde subrogarse la totalidad de la culpa. También dice que los que asesinan a sus mujeres o hijos son machistas. No son sádicos ni psicópatas ni celosos patológicos ni esquizofrénicos o politóxicos, sino machistas. Dice que todos los ciudadanos deben ser tutelados por los funcionarios, dice que la renta que obtienen los ciudadanos mediante el trabajo tiene que ser fiscalizada por los políticos y dice con modos autoritarios lo que podemos y no podemos estudiar y el momento en que la obesidad se convierte en enfermedad, porque el sistema sanitario público está al servicio de la enfermedad no de la salud y bajo control de los distintos intereses corporativos, en ningún caso de los ciudadanos.

Nuestro ordenamiento establece que el Consejo General del Poder Judicial se lo deben repartir los partidos políticos en una cena. Es el modo que tenemos los españoles de abrir las puertas a la mentira y al falso testimonio. Nuestro ordenamiento establece, asimismo, que el Estado y las leyes existentes son un instrumento impagable para descentralizar sin Libertad que es la forma que tenemos los españoles de escenificar nuestro escaso amor al prójimo y negarnos nuestros derechos históricos, civiles y políticos. Nuestro ordenamiento no resuelve en parte alguna que la familia sea un bien a proteger porque es la forma que tenemos los españoles de suponerla prescindible. Es la vía que utilizamos para dejar constancia de que la educación y el afecto es asunto exclusivo que compete al Estado y a los expertos, cosa que nos exime de honrar a nuestros progenitores y hace fácil retirarles toda su autoridad.

¿El que cumple las leyes es una persona buena?, ¿no transgredir las leyes te convierte en una persona buena y automáticamente? ¿Las leyes agotan todos los comportamientos y conductas?, ¿seducir a una niña de 13 años, hasta obtener su aprobación, incluso su entusiasmo, es una conducta honorable y responsable? ¿Cómo se logra ser una persona buena?, ¿cumpliendo con las leyes, con los Mandamientos de la Ley de Dios, con un mixto de ambas cosas o con un batiburrillo de ambas cosas y asuntos entresacados de las ideologías chabacanas?

El repaso de nuestras convicciones, las que transpiran nuestro ordenamiento legal, me precipita en un mar de dudas. ¿Somos los españoles, de verdad, buenas personas? ¿Se tratará quizá de que no necesitamos ser buenos ni lógicos y que un buen ciudadano no debe pretender cosa tan sosa? ¿Un buen ciudadano es lo que diga, en adelante, la asignatura de ciudadanía que postula zETAp, por ejemplo, promover la automutilación severa de Occidente o ser antioccidental solidario furibundo, eternamente solidario con el manirroto, el terrorista, el corrupto o el tirano? ¿En qué consiste ser buena persona?

Nuestro ordenamiento legal faculta a los distintos gobiernos para hacer con el dinero público lo que le venga en gana. Puede hacer, discrecionalmente, lo que le pete con los fondos públicos, por ejemplo:
1. Coger dinero de los que pagan impuestos para competir contra ellos y arruinarles.
2. Impulsar iniciativas discrecionales con dinero público que benefician a unos y disgustan a otros.
3. Gastar el dinero en asuntos adicionales y abandonar las misiones que le son propias, como salvaguardar la libertad, la justicia, la seguridad y contribuir a forjar el futuro.
4. Confundir los servicios que necesita la gente con la prerrogativa de prestarlo en régimen de monopolio y a sus anchas.
5. Considerar el trabajo un método inmoral de obtener una renta y confiscar una parte al amparo de una mentira: que el Estado gasta mejor que los ciudadanos
6. Apoderarse de los medios de comunicación para dominar nuestra capacidad de decisión y mangonearnos.

¿En que consiste ser una buena persona? Sigo pensando que nuestras convicciones profundas se deducen de nuestro ordenamiento legal, que el ordenamiento legal es una consecuencia de los hábitos de las gentes inducidos e inspirados por sus conocimientos, por los aspectos prepolíticos, y por sus adscripciones religiosas y que, a plomo, me obligan a ser muy cauto sobre la fortaleza de nuestras convicciones y la hipotética bondad y honorabilidad de los españoles entre los que me incluyo. Las convicciones que destilan nuestras leyes, la calidad humana de nuestros políticos, los métodos que utilizan para reunirse y dominarnos y las instituciones que forjan, que han forjado, me dejan frío, a punto de congelación y sumido en una aguda consternación.

En Atractor España, fíjense, le hemos dedicado un poco de tiempo a los
aspectos prepolíticos, anteriores a la ley, que el siglo XX despreció y subsumió en la fantasía totalizadora de sus ideologías chabacanas.


El día 4 de agosto, jueves, más | ANTONIO YUSTE
Castrón I
El Marajá Castrón I
DIPTERIUM 1. El régimen cuartelario y monárquico de Cuba presidio por el Marajá Castrón I ha cedido el paso a Castrón II, otro montón de senilidad, porque Castrón I se desangra, se escurre, se va por el excusado de la historia. Recen por su alma y tiren de la cadena. Castrón I fue un gran revolucionario y no dejó precepto marxista por cumplir. Fue tiránico, hundió económicamente la isla retrotrayéndo su PIB a principios del XIX y hundió el sistema educativo, el sanitario, las infraestructuras y envío al exilio al 35% de la población, desintegrando psicológicamente al resto —a la que obligó a delatarse mutuamente— y exportó, otro axioma del caudillo revolucionario de izquierdas, su fracaso por todos los confines del planeta. Su legado es catastrófico y repugnante. Es el legado de un loco, Castrón I, una confabulación genética entre sociópata y psicópata. Castrón I es un Marajá revolucionario que vivió como un marqués, a cuenta de su odio a EE UU, país al que sirvió, como no podía ser de otro modo, como agente durante muchos años. Llega la hora de la verdad, de las hemerotecas, de los documentos desclasificados y de las historias ciertas. Leyenda desangrada. Tiren de la cadena, su hemoglobina es tóxica.
AGOSTO
Martes 02 Agosto
· El PPOE
Martes 01 Agosto
· Partidogenia
JULIO
Viernes 28 Julio
· Al Qaeda, Rub Al-Qaba, Rajoy y el Rey
Jueves 27 Julio
· CSI, la serie que levantó la enaguas a zETAp
Miércoles 26 Julio
· ¿Éste Sultán y éste Rey?
Martes 25 Julio
· El embudo se estrecha
Viernes 21 Julio
· La cólera de Alá
Jueves 20 Julio
· La España fétida
Miércoles 19 Julio
· El espeso silencio del PP
Martes 18 Julio
· Traición dentro de otra traición
Viernes 14 Julio
· Papanatismo de masas
Jueves 13 Julio
· El cianuro del progresismo progresado
Miércoles 12 Julio
· Los palanganeros del terrorismo
Martes 11 Julio
· Cazando mariposas con Ratzinger
Viernes 07 Julio
· Libercráticos contra gonadistas
Jueves 06 Julio
· Desequilibrar las fuerzas
Miércoles 05 Julio
· Lacrimeo progresista
Martes 04 Julio
· El régimen de las flores muertas

[c] COPIALIBRE. Autorizada su reproducción.
Atracta se inspira en seis principios: 1) ¿dar puntada sin hilo?; 2) si te muerdes
mucho la lengua te desangras;
3) el futuro nunca espera; 4) España, amiga;
5) la transparencia es bella; y 6) esto no es jauja