Miércoles
2 Agosto 2006
MEDIO DE DIFUSIÓN
(de martes a viernes)
Inicio
Atracta
Atractor España
Diario de a bordo
Hemeroteca


«CARTAS LIBERCRÁTICAS»
El PPOE
 
John Drury
Antonio
Yuste
EN ESPAÑA existe un sindicato de pensamiento, un sindicato político/ideológico que comparte abominaciones, mayorismos, santerías y falsificaciones, es la coalición del PPOE (PP + PSOE). Es una coalición de pensamiento que comparte, ya digo, prejuicios, gansadas y úlcera. Es la coalición de progresistas progresados y de centrílocuos o si lo prefiere de derechas centrosas. Los nacionalfascismos gallegos, vascos, catalanes y demás, en todas sus modalidades y lo que está más a la izquierda o más a la derecha del PPOE, con distintas variantes, hocican en la misma úlcera ideológica, pútrida e intoxicante, la del Estado omnisciente y omnipotente, deífico.

No digo que el PP y el PSOE sean la misma cosa. Entre lo malo y lo peor se puede elegir. Estoy más cerca, por ejemplo, de los puntos de vista del PP para luchar contra el terrorismo aunque me siga pareciendo, en lo esencial, un partido oscuro. En línea generales tengo menos miedo al PP que al PSOE. Al PP lo presiento como menos amenazante, menos arrogante y más práctico. He dicho lo presiento y no hago más concesiones. Existen pocas cosas más peligrosas, por el contrario, que las estructuras del progresismo progresado poseídas por la verdad y tendentes a justificar cualquier medio para alcanzar un fin.

Afirmar que “el Estado sabe la suma de lo que saben los ciudadanos” es un axioma manicomial. El Estado no es un organismo vivo, es un instrumento administrativo funcional, a secas. La inteligencia colectiva de los organismos vivos, atención, es además de compleja, imperfecta e inestable
El PSOE es un partido adherido como ameba a las ideologías rancias de finales del XIX y el PP es un partido de aluvión que recoge el sobrante, mucho, que duda de la ideologías dementes, antihumanas, igualitaristas. El PP es un partido cuyo patrimonio depende de la mayor o menor eficacia en las misiones de aliviar o suavizar las políticas del PSOE. El PSOE es el detergente y el PP el Mimosín, el suavizante, de la políticas socializantes. Los partidos nacionalistas, por sus características, reúnen en su seno el detergente y el Mimosín. Lo que se sitúa a la izquierda del PSOE o a la derecha del PP, propenden a los mismo, a la exaltación de un Estado, en este caso, metalúrgico y fogoso, con planificación central rígida, sin discusiones ni dudas, dirigido por una vanguardia pontificial y clarividente, autoritaria e infalible. Los que están a la derecha del PP manifiestan más respeto a la propiedad, tampoco mucho, y los que están a la izquierda del PSOE escaso o cero respeto.

Los problema que genera el PPOE son tres y de un dramatismo exasperante:
1. El PPOE y todo lo que le rodea es un detergente que no tiene cadenas carbonadas rectas y por lo tanto es poco biodegradable. Está fundido al Estado y se separa a temperaturas de fisión nuclear.
2. Siendo en esencia, el PP y el PSOE, la misma cosa, son en la práctica como el agua y el aceite, no se soportan y experimentan una tendencia morbosa a enredar con los nacionalismos embrutecidos y embrutecedores, con formas dicharacheras pero propósitos destructivos y muy agresivos.
3. Viven instalados en la fantasía y odian las matemáticas, la física, la química, la historia, el arte y los principios morales. Son adictos a las regulaciones manicomiales.

Estamos en el Siglo XXI y a pesar de los siglos transcurridos, a pesar del colosal avance científico y tecnológico aunque en pañales, a nuestra clase política se la refanfinfla esto y lo otro, aquello y lo de más allá, lo que está escrito y lo que está por escribir (repudian el futuro). Lo suyo es el sampedrismo, de José Luis San Pedro, prototipo de economista marxista majareta. Sampedrismo en versión detergente o en versión detergente + Mimosín, en versión para entendernos, primera vía, segunda vía, tercera vía, quinta, sexta o enésima, que se resumen en un único objetivo: colonizar el Estado, asaltar los caudales públicos y saquear y confiscar las rentas del trabajo con la excusa de la redistribución de la riqueza, de lo que se ocupan ellos, y el reequilibrio de todo lo que la gente, al parecer en estado salvaje, mecachis, desequilibra. Gente salvaje que tiene el acierto en un soplo de inteligencia, casi un milagro, de elegirles a ellos para que reequilibren lo que los demás rompemos. Es la historia del Estado Flatulento, la historia del sacrosanto tumor en los riñones, más conocido por
Estado Pegajoso del Bienestar, aggg. Da igual lo que hagas y a donde te desplaces, que sea de día o de noche, que seas rico o pobre, hombre o mujer, listo o tonto, el Estado del Bienestar, el carcinoma, el del Malestar, siempre lo tienes a la chepa mintiéndote, estafándote y agriándote la vida.

Sí señor, el PPOE es un sindicato de pensamiento que práctica:
1. Las abominaciones. Utiliza los recursos públicos, abusando de su fuerza estructural, para favorecer a unas regiones, territorios, localidades o barrios y perjudicar a otras, beneficiar a unas personas y perjudicar a otras con la excusa del reequilibrio y la redistribución. Las consecuencias de su esfuerzo redistribuidor y reequilibrador son bien conocidas: las abominaciones. Es un comportamiento sin fuente de legitimidad posible. España ha pasado de la abominación central, la abominación con regulación política central, sin Libertad, a la descentralización sin Libertad.
2. El mayorismo. El mayorismo electoral parlamentario, incluso por la mínima, incluso inestable, incluso como resultado de contingencias fútiles o pasteleras, se utiliza para poner en solfa, para agredir, sin contemplaciones, principios fundadores, a mayor gloria de sus antojos. Mayorismo que se invoca para colonizar todos los poderes y estructuras del Estado, amenazando su credibilidad, y para garantizarse la práctica de las abominaciones.
3. La santería. Santerías y aberraciones intelectuales que despliegan con abuso de autoridad, para expandir e irradiar prácticas de santería, fetichismo/animismo, como penalizar el trabajo con impuestos como si fuera una inmoralidad o un perjuicio público o imponer impuestos a las cosas y los objetos, al dinero, a los pisos, a las propiedades, al litro de gasolina, al botellín de cerveza… siempre con la excusa del esfuerzo redistribuidor y reequilibrador para garantizarse que pueden seguir expandiendo las abominaciones.
4. La falsificación. La educación, la sanidad, el cálculo económico y las promesas infundadas, forma parte de la falsificaciones estructurales del sindicato de pensamiento (PPOE). Se ofertan como derechos lo que son sometimientos.
1. Educación. El Estado flatulento somete a los ciudadanos a sus currículos académicos, que se reserva el derecho de diseñar desde la guardería hasta la Universidad, a pesar de su espectacular fracaso. La educación para el Estado Flatulento NO es un derecho, quiá, que tienen los individuos para incorporarse a la cultura a la que pertenecen o expresión de la expansión y crecimiento del propio talento. Si los españoles supieran como se establecen los contenidos académicos o las titulaciones se agolparía en las Agencias Tributarias exigiendo le fueran devueltos sus impuestos.
2. Sanidad. La sanidad que se imparte es obligada e imperativa. La salud, tenerla, sin embargo, no es negociable. La salud es una necesidad básica de los individuos que hay que proteger de los modelos medicalizados al servicio de la enfermedad, anticuados, estancos, inflexibles y muy ineficientes. ¿Qué es más importante curar la enfermedad o proteger la salud para evitarla?
3. Cálculo Económico. El Cálculo Económico protagonizado por el Estado Flatulento, regido por las abominaciones, poco confiable, no puede generar valor y, de hecho, NO genera valor. El peor de los supuestos, la degradación máxima con múltiples e indeseables efectos colaterales, sobreviene cuando genera valor con dichos antecedentes.
4. Gestor de futuro. Robar dinero a la gentes con la promesa de que en el futuro, cuando se jubile, le proporcionará una renta estable, fija y suficiente, a tenor de los razomientos que exhibe el Estado Flatulento y las técnicas y procedimientos en los que fundamenta el saqueo, es un acto de desfachatez y de sinvergonzería sin parangón.

El PPOE, el pensamiento sindicado, se fundamenta en una aberración, l
a de que el Estado sabe el equivalente a la suma de lo que saben todos los ciudadanos y que es suficiente que una parte de los españoles se agrupen en partidos (sin entrar a discutir sin son democráticos y libres) y que se postulan como representantes del pueblo para gestionar la sabiduría que se acumula en el Estado. ¿Qué majaretada es ésta? Afirmar que “el Estado sabe la suma de lo que saben los ciudadanos” es un axioma manicomial. El Estado no es un organismo vivo, es un instrumento administrativo funcional, a secas. La inteligencia colectiva de los organismos vivos, atención, es además de compleja, imperfecta e inestable. Necesitamos un Estado liberado del mantra de las utopías chabacanas, menos petulante, limitado, lógico, eficiente y benefactor y no opuesto a la ciencia, a la tecnología y al patrimonio cultural sudorosamente obtenido. ¿Es posible? Pues claro. Además es inevitable. El PPOE es un obstáculo, sí, pero en merma.


El día 3 de agosto, miércoles, más | ANTONIO YUSTE
Vincent Skeltis
Descentralización sin Libertad
DIPTERIUM 1. El proceso de descentralización sin Libertad, imparable, orquestado por el PPOE (PP+PSOE) en alianza con el nacionalismo embrutecido y embrutecedor, con abominaciones discriminatorias, iniciado con la Constitución de 1978, ha alcanzado su último hito con el recurso de inconstitucionalidad que ha realizado el PP contra el Estatut de Cataluña y constituye un indicador, otro más, de la necrosis del régimen. ¿Y usted qué tal necrosa? Si necrosa mal dése una vuelta por Atractor.
AGOSTO
Martes 01 Agosto
· Partidogenia
JULIO
Viernes 28 Julio
· Al Qaeda, Rub Al-Qaba, Rajoy y el Rey
Jueves 27 Julio
· CSI, la serie que levantó la enaguas a zETAp
Miércoles 26 Julio
· ¿Éste Sultán y éste Rey?
Martes 25 Julio
· El embudo se estrecha
Viernes 21 Julio
· La cólera de Alá
Jueves 20 Julio
· La España fétida
Miércoles 19 Julio
· El espeso silencio del PP
Martes 18 Julio
· Traición dentro de otra traición
Viernes 14 Julio
· Papanatismo de masas
Jueves 13 Julio
· El cianuro del progresismo progresado
Miércoles 12 Julio
· Los palanganeros del terrorismo
Martes 11 Julio
· Cazando mariposas con Ratzinger
Viernes 07 Julio
· Libercráticos contra gonadistas
Jueves 06 Julio
· Desequilibrar las fuerzas
Miércoles 05 Julio
· Lacrimeo progresista
Martes 04 Julio
· El régimen de las flores muertas

[c] COPIALIBRE. Autorizada su reproducción.
Atracta se inspira en seis principios: 1) ¿dar puntada sin hilo?; 2) si te muerdes
mucho la lengua te desangras;
3) el futuro nunca espera; 4) España, amiga;
5) la transparencia es bella; y 6) esto no es jauja