Viernes
14 Julio 2006
MEDIO DE DIFUSIÓN
(de martes a viernes)
Inicio
Atracta
Atractor España
Diario de a bordo
Publicidad
Hemeroteca

«CARTAS LIBERCRÁTICAS»
Papanatismo de masas
 
John Maynard Keynes
Antonio
Yuste
KEYNES CONFÍO la economía, "su economía del poder político", en manos de un principio que se ha demostrado falso: la inflación y el retroceso económico son incompatibles. Hostión. La estanflación, inflación + estancamiento, es un triste fenómeno del que casi todos las sociedades, en distinta intensidad, tienen memoria. Mientras nadie dude del convenio entre tácito, devenido o impuesto mediante regulación, de que el dinero vale lo que los políticos y banqueros dicen que vale, no habrá problemas. Las cosas se complican cuando se producen dudas, cuando la gente no cree a sus políticos y banqueros y desconfía del poder adquisitivo de los billetes y monedas que lleva en el bolsillo.

Existe dos grupos sociales con gran querencia por la máquina de imprimir billetes, los políticos y los vendedores de dinero: mientras más dinero exista, más dinero venden. No es fácil llegar a un acuerdo para determinar cuánto vale el dinero y cuánto las distintas divisas o monedas. Los países que tienen más dinero en circulación tienen intereses diferentes y contrapuestos a los que tienen la mitad, un cuarto o una décima. Últimamente se ha impuesto la medida, entre clínica y terapeútica, de dejar flotar libremente las divisas para evitar que un valor artificial, el que imponen los políticos y banqueros, colapse con el más insignificante constipado. El valor de una divisa lo establecen sus principales usuarios, la confianza que tienen en ella y la que tienen los demás. La economía es tan interdependiente que las regulaciones de los Estados sobre el valor de sus divisas, tiene un peso menguante.

Los procesos de confianza son procesos de percepción muy inestables e influilbles por diversas melodías y variada luminaria. A todos conviene restablecer la confianza en la unidad de Occidente y en los objetivos que compartimos
El patrón oro ya no respalda nuestras monedas. No podemos ira al banco, no lo podemos hacer desde hace casi un siglo, y solicitar que nuestros billetes sean canjeados por oro u otros minerales preciosos. Desde principios de siglo hasta 1971 los gobiernos eran los únicos que podían canjear divisar por oro. En 1971 Nixon acabó con dicha ficción. La Reserva Federal no tenía ninguna posibilidad práctica de respaldar con oro la demanda de dólares. Podemos pedir, eso sí, el canje por otras divisas al precio de mercado. Pero que no exista un patrón que de consistencia a nuestra divisa no quiere decir que las gentes no se lo procuren. Las gentes tienen el legítimo derecho, y lo practican con abundancia, a dudar de la honorabilidad de sus políticos y sus banqueros, aunque hayan sido nombrados por ellos mismos. El poder adquisitivo de una moneda, el verdadero, se demuestra en la práctica, saliendo a la calle a adquirir riqueza, un bien o un servicio. Nuestro dinero vale la riqueza que es capaz de representar. No existe otro daguerrotipo. El dinero no es la riqueza, la representa. Los bienes y servicios son dinerables. El dinero es un atributo de la riqueza, que es dinerable. El dinero por sí mismo es un bien inapreciable para la economía mundial. Son muy pocos los que viven de vender dinero, todo lo contrario, lo CONTRARIO, de lo que nos sirve el progresismo progresado en el desayuno, en la comida, en la merienda y en la cena. ¿El futuro es un bien material? Sí, en la práctica es el único bien conocido. Los bienes que tienen futuro son los únicos que valen. Unos tienen más que otros, con más potencial de futuro o con rendimientos más intensivos en un periodo de tiempo.

Así es, la gente se fabrica sus propios patrones para respaldar su dinero. En España son los bienes inmuebles. El petróleo es otro de ellos. Comprando derechos sobre las reservas y el volumen extraíble, a sabiendas de que es un bien escaso, se asegura más y mejor la capacidad adquisitiva de nuestro dinero. El precio del gas y del crudo, por lo tanto, se dispara. Es curioso que también se esté disparando el precio del oro. Y que una y otra cosa estén ocurriendo quiere decir que palidece la confianza en el poder adquisitivo de nuestro dinero. Las guerras suelen drenar gigantescos recursos financieros y constituye un indicador infalible de que las máquinas de imprimir billetes echarán humo. Es el caso de la Reserva Federal por culpa de sus operaciones militares.

Debiera ser inquietante para todos que la economía de Estados Unidos se estanque en una guerra interminable. En una economía global, con la mayor parte de precios regulados en dólares y con las divisas de medio mundo respaldadas por dólares, la pérdida de confianza en el dólar terminará afectándonos a todos y particularmente a las economías más activas, las occidentales. ¿Por qué entonces, la alegría indisimulada de la opinión pública occidental frotándose las manos y haciéndose cosquillas con cada nuevo revés de Bush en Irak? Pues por una razón principal: por el papanatismo de masas y el papanatismo de nuestra élites políticas y financieras. Ocurrirá lo que ya está ocurriendo, que siendo el dólar la divisa más demandada, seremos el resto, todos los demás, incluidos los europeos, los principales damnificados por la proliferación de dólares y su pérdida de valor.

Mientras más dure la crisis militar, la guerra contra el terrorismo, más humo echarán las máquinas de la Reserva Federal, mayor será la dependencia del dólar y mayor será nuestra crisis, no la de Estados Unidos. De la presente crisis, Estados Unidos saldrá muy reforzado, con un ejército superlativo, amplificado hasta el delirio su papel de gendarme mundial y con una dependencia aumentada del dólar para el resto de la economía mundial, incluida el área euro. El mundo se está llenando de dólares y los países no pueden renunciar a la capacidad adquisitiva del dólar porque sus propias divisas se autoinmolarían. ¿Qué hacer? Lo único que es posible, comprar dólares. ¿Qué hace, por ejemplo, el Banco Central Europeo? Pues lo único que puede, imprimir euros, darle a la máquina para aminorar la pérdida de valor del dólar. ¿Qué resultado produce el actual delirio? Pues el único que es posible, la depreciación del valor del dinero. El dinero cada vez representa menor riqueza y los bienes y servicios cada vez valen más. Las viviendas en España no se deprecian debido al exceso de euros y a pesar de la demostrada burburja.

¿Qué actitud sería la más conveniente para todos? Pues ayudar con ahínco a Estados Unidos a cumplir sus objetivos en Irak, ayudarle con todos los medios materiales e intelectuales. Ayudar a Estados Unidos es la mejor opción intelectual y sobre todo moral, tienen razón en lo que hacen, toda la razón, y más que nada es la mejor opción material, la más conveniente para nuestras propias economías interdependientes, las individuales y la de nuestros Estados. La guerra de Irak la estamos pagando todos y convendría que durara lo menos posible. Estamos dentro de la cuarta guerra mundial, la mayoría de los occidentales no apoyan a Bush y la mayoría de los musulmanes tampoco lo hacen a Bin Laden. Lo único cierto es que desde el 11S se han producido más de diez mil actos terroristas, con 37.000 heridos, 18.000 muertos y una gran devastación económica, social y cultural.

Los procesos de confianza son procesos de percepción muy inestables e influibles por diversas melodías, variada luminaria y por los apagones. A todos conviene restablecer la confianza en la unidad de Occidente y en los objetivos que compartimos. Esa unidad, bien visible, dará consistencia a nuestras monedas. El papanatismo estructural, el actual, el de masas y de nuestras élites, se hidrata en la misma fuente: la ignorancia y la estupidez. Los políticos y financieros saben poco de mecánica de fluidos y tenemos un problema. A una etapa en el que el valor del dinero lo instruían los discípulos de Keynes, los politiquines, le ha sustituido otra en el que se ha obligado a dejar flotar las divisas, para evitar que los mercados colapsaran. ¿Ahora qué está pasando, en qué época estamos? Pues en la del papanatismo de masas y de élites, en el último coletazo del progresismo progresado mundial, con su cohorte de hinchas en la izquierda y en la derecha. ¿Sabremos salir del enredo? Naturalmente, con sufrimiento, como de todos los líos
.


El día 18 de julio, martes, más |
ANTONIO YUSTE
Los carros de combate israelíes entran en Líbano
Oriente muy cercano
DIPTERIUM 1. Los prohombres del PSOE, me vienen a la mente las declaraciones de Simancas, y del continente del progresismo progresado, incluido, amplios sectores de la Iglesia Católica, están de parte del panislamismo redentor. Prefieren su modelo vital al modelo económico, social y cultural israelí. Estamos dentro de una catástrofe cultural. Lo que ocurre en Líbano, en Palestina y lo que ocurrirá en Siria es consecuencia directa, única y exclusiva, de un mismo problema, el delirio totalitario en el que está embarcado el panislamismo y su política de irreversibilidad: hacia la guerra total, martirio y victoria. ¿Desconocen los del progresismo progresado que lo que ellos representan es el prototipo del infiel? Sí, lo desconocen. Son estúpidos. La Guerra contra la Civilización Occidental para ser sustituida por un Califato Universal regido por normas atávicas, está en marcha. Es una guerra de extrema crueldad, para aterrorizar, sin frentes, de sombras y acechos, con gran éxito en el mundo occidental, al que está logrando amedrentar para que consienta.
JULIO
Jueves 13 Julio
· El cianuro del progresismo progresado
Miércoles 12 Julio
· Los palanganeros del terrorismo
Martes 11 Julio
· Cazando mariposas con Ratzinger
Viernes 07 Julio
· Libercráticos contra gonadistas
Jueves 06 Julio
· Desequilibrar las fuerzas
Miércoles 05 Julio
· Lacrimeo progresista
Martes 04 Julio
· El régimen de las flores muertas
JUNIO
Lunes 19 Junio
· Ciclón histórico
Jueves 15 Junio
· Un equipo en flor
Martes 14 Junio
· El reino abstracto
Martes 13 Junio
· El triple handicap
Viernes 09 Junio
· Historia del detritus
Jueves 08 Junio
· El ocaso del intermediario político
Miércoles 07 Junio
· El Plan de Pez
Martes 06 Junio
· La Ultraespaña
Viernes 02 Junio
· zETAp morirá en las urnas
Jueves 01 Junio
· zETAp cumplió

[c] COPIALIBRE. Autorizada su reproducción.
Atracta se inspira en seis principios: 1) ¿dar puntada sin hilo?; 2) si te muerdes
mucho la lengua te desangras;
3) el futuro nunca espera; 4) España, amiga;
5) la transparencia es bella; y 6) esto no es jauja