Jueves
06 Julio 2006
MEDIO DE DIFUSIÓN
(de martes a viernes)
Inicio
Atracta
Atractor España
Diario de a bordo
Publicidad
Hemeroteca
EN CONSTRUCCIÓN
Llave
Ojalá
Cactus
Bang
El Púgil
Huellas
Nómadas
Hacer
Deportes
Azar

CONTRA LA METAFÍSICA DEL EQUILIBRIO DE FUERZAS
Desequilibrar las fuerzas
 
Francks Francois Deceus
S
I LOS BANDOS que contienden libraran sus batallas para lograr el equilibrio, cumplirían la peor de las hipótesis imaginables: la guerra eterna. La Guerra Fría entre los dos bloques, capitalismo y comunismo, estaban construida alrededor de una doctrina infernal: la mutua destrucción asegurada, asunto que conducía en línea recta a la guerra eterna y al rearme permanente. Fue una doctrina militar estúpida prescrita por estúpidos.

Afortunadamente uno de los bandos, EE UU, en época de Reagan, inspirado por la Sra. Tachther, optó por abolir una doctrina laboriosamente urdida por las izquierdas mundiales (las comunistas y las del socialismo dulce bien representadas en el Partido Demócrata de los EE UU). Reagan buscó con determinación la asimetría y se propuso acabar con la guerra eterna. Reagan tenía razón y triunfó. Impulso la Guerra de la Galaxias con el propósito de impedir que los misiles balísticos intercontinentales soviéticos alcanzarían sus objetivos en Estados Unidos y, a más, estallarán o fueron destruídos nada más abandonar los silos soviéticos. La Guerra de las Galaxias estaba diseñada para volver la capacidad nuclear de la desaparecida URSS contra sí misma, causando todos los destrozos en territorio soviético.

Para combatir el crimen y el terrorismo, para combatir a los estados fracasados, a las teocracias, a los tiranos y las plutocracias asesinas, es indespensable, necesario, desequilibrar las fuerzas, todo lo contrario, exactamente lo contrario, que impone y dicta el progresismo progresado
Fue una apuesta a medias entre propagandística y real. Las URSS fue derrotada tecnológica y financieramente y con dicha derrota el pueblo ruso y el acervo de pueblos sometidos por el Partido Comunista de la Unión Soviética, en Europa y Asia Central, alcanzaron la libertad. La decisión de Reagan fue la correcta. No era un estúpido y no se dejó engullir por la marea de estupideces del progresismo progresado.

La proporcionalidad en la guerra es una gamberrada que ha tomado cuerpo entre los analistas manirrotos, abundantes entre la progresía progresada, adscritos a la guerra eterna. La guerra, bien se sabe, se termina y agota e incluso se impide que florezca, que brote, con la superioridad militar, económica, científica y tecnológica de una de las partes. Les hablo del imperio de la lógica, de la supremaciía de la mecánica y de la física sobre las pendejadas del progresismo progresado y los rezagados del comunismo o del socialismo dulce y liberador (con navaja en el refajo).

En caso de amenaza militar la única y eficiente respuesta es la asimétrica, la superioridad. Si la China comunista realiza maniobras militares en el estrecho de Formosa, fue el caso en el último año del mandato de Clinton (2000), con distinta misilería para intimidar a los electores de Taiwán —la provincia rebelde según Pekín— que elegían presidente, existen dos opciones: consentir y autorizar sucesivos actos intimidatorios u optar por una respuesta asimétrica que impida una escalada. Clinton optó por poner en máxima alerta a toda la flota del Índico y ordenar su desplazamiento hacia el estrecho de Formosa. Surtió efecto de inmediato. Clintón frenó en seco la escalada militar protagonizada por la China Comunista.

Tres situaciones similares embargan el alma de la opinión pública mundial: Corea del Norte, el Gobierno de Hamás en Palestina y el actual gobierno iraní. El lanzamiento de misiles por parte de Corea del Norte, el 04 de Julio pasado, día de la independencia de Estados Unidos, constituye un desafío múltiple. Se lanzaron 3 misiles Scud de origen soviético cuyo radio de alcance amenaza básicamente a Corea del Sur, 4 misiles Rodong, cuyo radio de alcance puede amenazar las principales ciudades niponas, basados en la misma tecnología de los Scud, y un misil, esta vez más preocupante, el Taepodong-2, de largo alcance, interncontinental, y la pesadilla de Washington, que se trufó a los pocos segundos de despegar.

Las intenciones de Corea del Norte son meridianas: no volver a la negocioaciones a seis bandas para seguir con su programa nuclear. Kim Jong Il, como buen dictador y tontiastuto principal del régimen comunista dinástico norcoreano, juega con la supuesta debilidad de Bush para imponer sus condiciones.
Corea del Norte es una cocada de régimen, primoroso de socialismo. Kim Jong Il, presidente vitalicio de Corea del Norte, que se carda el pelo y usa taconoes, es hijo del anterior presidente vitalicio, Kim Il Sun, lo que da forma a un régimen comunista dinástico con líderes vitalicios sobre un pueblo alimentado con ratas. Es un régimen altamente depurado de lo que es capaz el socialismo.

Es bien conocido que el movimiento Hamás, capitaneado por el difunto jeque Ahmed Yasin, tiene como único activo la construcción de una Universidad donde se indoctrina a los estudiantes en las mejores maneras para la inmolación y la aplicación de la sharia, esa obra cumbre de la cultura universal y la doctrina jurídica/religiosa, digo, más sofisticada, ¿sí?, que el hombre haya podido formular. La Autoridad Nacional Palestina, más festiva, tiene como principal activo la construcción de un extraordinario casino en Jericó, legado de su gran líder: Arafat eternamente coronado por su su kefia liberadora que exhibe con altivez el progresismo progresado mundial. El Primer Ministro Palestino Isamail Haniye, uno de los líderes del movimiento Hamás, sin embargo, para pasmo general, encuentra acomodo y acogida en la izquierda mundial para sus proclamas yijadistas, la Guerra Santa que tanto divierte y alboroza al progresismo progresado y que exige de Israel proporcionalidad en sus respuestas.

Es la teoría de la proporcionalidad y el equilibrio de fuerzas. Teoría que proclama que si las Brigadas de Izadin al-Qasam secuestran a un solado israelí, los israelíes, más/menos, tendrían derecho a secuestrar a un brigadista o enviar a un detective en una vespa para investigar el caso. Desconocen los meloneros del progresismo progresado que en un Estado de Derecho nadie está legitimado a secuestrar a nadie. Dicho estado, por el contrario, sí está obligado por Ley a preservar la integridad y seguridad de sus ciudadanos con todos sus medios.

Que el pueblo palestino o el iraní estén del lado de sus líderes vesánicos no es un argumento suficiente. El caso Milosevic es buen ejemplo. El pueblo serbio no dejó de vitorearlo y acompañarlo incluso en sus peores fechorías. El pueblo español también vitoreaba a Franco del mismo modo que el pueblo cubano vitorea a Fidel Castro, a Chávez o Evo Morales. Un Estado de Derecho es algo más que vítores y algaradas callejeras.

Para frenar en seco las felonías de Milosevic fue imprescindible que Clinton se apartará definitivamente de la connivencia de la opinión pública europea y diera la orden de la destrucción militar de su régimen. El gigante de los balcanes, el invencible (el bocazas), duró unas horas y su régimen está sentado en el banquillo acusado de genocidio. El terrorismo que practica Al Qaeda, las FARC, Hamas o Eta no es posible combatirlo con un detective en vespa. Es un terrorismo que necesita ser vencido y derrotado con una fuerza desigual y cuya capacidad de extorsión política y propagandística necesita se disuelta o eficazmente neutralizada.

Cuando se ha puesto en marcha una dinámica de fuerza o de terror, el diálogo y las mesas de negociación sirven para poco más que ratificar los objetivos previamente alcanzados con la violencia y el terror. Los panegiristas de la respuesta proporcional cuando está en juego la seguridad colectiva son los panegiristas de la estupidez supina. La exaltación de la virtud del diálogo terminada la batalla, sobre el rastro de cadáveres que dejan las batallas, es una necedad más, otra de tantas, de los ideólogos del progreso progresado o del socialismo dulce (con la navaja en el refajo).

El castigo, su valor ejemplar, tiene consistencia si es eficaz. La punición como estrategia, antiquísima, para celebrar el orden en la comunidad, cumple sus objetivos, en todo caso, si disuade a futuros agresores y castiga en modo justo al que ha infringido la Ley. Si el castigo vigente no disuade a futuros agresores y no contribuye a contraer la expansión del delito está exento de sentido. Para combatir el crimen y el terrorismo, para combatir a los estados fracasados, a las teocracias, a los tiranos y las plutocracias asesinas, es indespensable, necesario, desequilibrar las fuerzas, todo lo contrario, exactamente lo contrario, que impone y dicta el progresismo progresado.



El día 7 de julio, viernes, más |
ANTONIO YUSTE
Pajarraco
La mesa de los pájaros
DIPTERIUM 1. Los representantes del socialismo dulce (con navaja en el refajo) del País Vasco, citan a los representantes del crimen organizado del mencionado país. Los citan para hablar de paz y de democracia. Los citan, claro está, porque comparten puntos de vista sobre la paz y la democracia. ¿A que es que sí?
JULIO
Miércoles 05 Julio
· Lacrimeo progresista
Martes 04 Julio
· El régimen de las flores muertas
JUNIO
Lunes 19 Junio
· Ciclón histórico
Jueves 15 Junio
· Un equipo en flor
Martes 14 Junio
· El reino abstracto
Martes 13 Junio
· El triple handicap
Viernes 09 Junio
· Historia del detritus
Jueves 08 Junio
· El ocaso del intermediario político
Miércoles 07 Junio
· El Plan de Pez
Martes 06 Junio
· La Ultraespaña
Viernes 02 Junio
· zETAp morirá en las urnas
Jueves 01 Junio
· zETAp cumplió

[c] COPIALIBRE. Autorizada su reproducción.
Atracta se inspira en seis principios: 1) ¿dar puntada sin hilo?; 2) si te muerdes
mucho la lengua te desangras;
3) el futuro nunca espera; 4) España, amiga;
5) la transparencia es bella; y 6) esto no es jauja