Martes
18 Abril 2006
MEDIO DE DIFUSIÓN
Inicio
Atracta
Atractor España
Diario de a bordo
Publicidad
Hemeroteca
EN CONSTRUCCIÓN
Llave
Ojalá
Cactus
Bang
El Púgil
Huellas
Nómadas
Hacer
Deportes
Azar

ESTATALISMO FETICHISTA
Las ideologías del tabú
 
Arik Levy. Rock Table
S
I ES USTED de izquierdas, si lo es de derechas, si vota al PP o a cualquier partido nacionalista, si lo hace al PSOE a IU o a los ecosocialistas, lo siento, forma usted parte de la marabunta que a contrapelo de vivir en el siglo XXI ha convertido las ideologías en tabú, en prejuicios, estructurados en palabras de paso, igualdad, reparto, discriminación positiva y estatalismo omnipotente. Estoy diciendo que si se considera de izquierdas o de derechas, aunque no milite, usted forma parte de una pléyade minoritaria dizque ruidosa, pero muy perniciosa para la salud de nuestra sociedades, un auténtico lastre, un impuesto imposible de sufragar. Y mucho hace, pues lo empeora, que ustedes estén al timón de nuestras sociedades.

Es muy distinta la determinación que se requiere para ser de derechas o de izquierdas que para profesar esta o aquella religión. La determinación que se necesita para ser de izquierdas o de derechas, esa cosa extraña y mezquina, se construye con toneladas de propaganda, de inculturalización a través de los eslóganes, mutilando el futuro y renunciando a la trascendencia. Ser de izquierdas o de derechas, esa granujería, requiere ser titular de una cuenta de obcecación ilimitada. Para ser de izquierdas o de derechas es imprescindible disponer de unas grandes reservas de obcecación. Para profesar, por ejemplo, la religión católica se necesita solamente fe, lo que en nada se parece a las manías de las ideologías del tabú.

La trascendencia de nuestra especie está íntimamente ligada a nuestra capacidad genética que nos garantiza la supervivencia de retazos de nuestra identidad a través de la reproducción. Y a pesar de ser un hecho indubitable, la ideologías de izquierdas y derechas, las ideologías del tabú, que se propagan invocando palabras de paso, como
igualdad, reparto, discriminación positiva y estatalismo omnipotente, son ideologías que convocan a sus fieles para adorar al presente, para apoderarse de la vida, para ceñir nuestro cuerpo y espíritu al presente, para refocilarlo y agotarlo en el satén de los días. Son ideologías, perdón, tabús, sin contención porque se postulan como liberadas de futuro y se afanan en consumir la vida a manos llenas. No en vivir la vida, de manera plena, con afán de trascendencia. Son tabús que postulan apoderarse de la vida y someterla sin haberla comprendido.

Los protagonistas, voceros y repercutidores de las ideologías del tabú, de izquierdas y de derechas, son los últimos mohicanos de las utopías, de las ideas alucinadas y quiméricas
Las ideologías de tabú, las de izquierdas, dejaron el paraíso atrás y se afanan en volver a él de manera quimérica. Las de derechas han renunciado al paraíso pero, por si acaso, se afanan en que el futuro nunca sea mejor que el pasado. La izquierdas ha reinterpretado el paraíso bíblico como el orden natural del que nos hemos ido alejando paulatinamente por insistir en sucesivos errores de socialización, como la posesión de bienes materiales y el autoritarismo represor. Para la izquierda mundial la armonía está presente en las sociedad primitivas desde Engels hasta el último director-guionista del más reciente documental sobre cualquier tribu amazónica o comunidad primitiva. Es una ideología alucinada.

La derecha, algo menos paleta, desarrolla un temor infundado al futuro —como si pudiera escapar de él y rehuirlo— convirtiendo en tradición todo cuanto le permita reeditar su aversión al futuro. Las izquierdas y una buena parte de las derechas españolas, por ejemplo, rinden devoción a las lenguas anteriores al español, porque calculan que en ellas reside la felicidad suprema y la sabiduría universal. Las ideologías de tabú están separadas por inapreciables diferencias sobre el papel de la propiedad privada y el distinto alineamiento, trincheras, para organizar el asalto a la caja de los caudales públicos.

Si se dice, y Atractor España lo dice, que el Sistema Nacional Educativo, aspira como es lógico a estabular a los españoles, —cosa distinta es que lo consiga en su totalidad— por eso es Sistema, es Nacional y es Educativo, las ideologías del tabú, prorrumpen en ataques de histeria y rasgaduras de vestiduras, amenazando con las siete plagas. Si se dice, y Atractor España lo dice, que el Sistema Nacional de Salud, aspira como es lógico a estabular y congelar la noción de salud y enfermedad —cosa distinta es que lo consiga en su totalidad—, por eso es Sistema, es Nacional y es de Salud, las ideologías del tabú, prorrumpen en ataques de apoplejía múltiple, amenazando con recurrir a los ejércitos combinados de la OTAN.

Si se dice, y Atractor España lo dice, que el Sistema Nacional de Pensiones, aspira como es lógico, a tomar el pelo a los españoles —cosa distinta es que lo consiga en su totalidad— con ingeniería social enajenada de la física, las matemáticas y la lógica, las ideologías del tabú, sin pensarlo dos veces, se llevan la mano al refajo para desenvainar la navaja, ensartarte el hierro y removerte las entrañas.

Si se dice, y Atractor España lo dice, que la Organización Fiscal del Estado es un galimatías caprichoso de inspiración vuduista, al aliguí, porque sí, las ideologías del tabú, mandan construir cárceles para los que osan desafiar su derecho pernada sobre las rentas privadas.

Si se dice, y Atractor España lo dice, que los procedimientos son muy importantes, que los procedimientos que idea una sociedad para organizarse hablan mucho, alto y claro de las potencialidad de dicha sociedad, las ideologías del tabú te estigmatizan con mil mandados y todo tipo de mal de ojos. Los procedimientos, esto es la Constitución, las leyes, las instituciones, las ordenanzas o los reglamentos, son ilustrativos de que lo que una sociedad puede dar de sí. La sociedad española, es obvio, de resultas de todo lo anterior, se tiene en muy baja consideración porque siendo nuestros procedimientos penosos, se insiste en ellos.

Si se dice, y Atractor España lo dice, que los procedimientos destilan lo que una sociedad piensa y que lo que piensa constituye el núcleo fundamental del problema, las ideologías del tabú, entran en resonancia parapiléptica. La Democracia impostada, como consecuencia de una crisis anterior, no resuelve el problema de la eficiencia cultural, esto es, económica, social y educativa. La democracia conscientemente traída y pensada, al revés, se corresponde con un estadio cultural que sí propende a la eficiencia.

La cultura aprendida y experimentada, una compleja urdimbre de habilidades sociales, es el antecedente imprescindible para la cultura de la eficacia y las estandarización de buenos procedimientos. Las leyes democráticas no traen la eficiencia, por ejemplo, el éxito económico. Rebajan los obstáculos pero de ningún modo, con automatismo, propende al éxito económico. La eficiencia es el resultado de la cultura, de las habilidades sociales aprendidas, sin los cuales no es posible estandarizan buenos procedimientos.

La democracia en España, el famoso espíritu de la Transición, fue la consecuencia de dos energías enfrentadas, la que dudaba de su conveniencia, el antiguo régimen, el Movimiento Nacional (fascismo), y la que consideraba la democracia un tránsito hacia el Socialismo. ¿No encuentran similitudes entre las dos energías enfrentadas? En el medio se ubicaba una sociedad confusa que tuvo la inteligencia, más intuida que advertida, confusa y difuminada, de inhibirse. Las izquierdas y las derechas tuvieron que conformarse, sin bravuconadas, con lo que les era posible.

España padece problemas culturales muy graves y antiguos que la Transición ni de lejos ha solucionado. Hablo de un bajo entendimiento de la educación, de la salud, de la libertad de prensa, de la justicia, del sistema financiero, de la propiedad privada y de la ingeniería. La Transición no fue pensada. Ocurrió y ya basta. La República padeció la tragedia de una sociedad que lejos de inhibirse se implicó hasta las cachas. Fue su tragedia. Las energía en liza que trajeron la República y la Transición, con 45 años de diferencia, que tragedia, fueron exactamente las mismas. Ya basta. Los protagonistas, voceros y repercutidores de las ideologías del tabú, de izquierdas y de derechas, son los últimos mohicanos de las utopías, de las ideas alucinadas y quiméricas.


El día 19, miércoles, más |
ANTONIO YUSTE
EL CONGRESO SE HACE EL HARAQUIRI
Dos Españas, la real y la oficial
L
LOS SOCIÓLOGOS y los analistas políticos, por distintas razones, se sienten instintivamente seducidos por la Teoría del Votante Mediano. Cuando existe una única cuestión y todas las posibilidades pueden representarse por un punto en una línea, unos y otros, los sociólogos de manera matemática y los analistas de manera inspirativa, se sienten tentados por la TVM (Teoría del Votante Mediano). (Sigue)
Castaña Pilonga
DIPTERIUM 1. Habemus Castaña Pilonga, o sea, Estatut. El oficiante, Alfonso Guerra; los muñidores, zETAp, Carod Rovira y Artur Mas; las víctimas, los españoles. Es el triunfo del babelismo sobre la razón y del ridiculismo sobre el sentido común. ¿Triunfo duradero? Las rocas calizas de los Picos de Europa son blandas comparadas con la consistencia de lo español. Al tiempo.

DIPTERIUM 2. El 11/M lo cocinan españoles. Los presuntos autores del mismo, los que la polícia presenta como implicados estaban controlados en su totalidad, ha quedado suficientemente demostrado, por personas concretas, con nombres y apellidos, que lo sabían todo, pertenecientes a la policía nacional, a la guardia civil y al CNI. La intoxicación del gobierno del PSOE con el concurso de las cinco cadenas de televisión de alcance nacional y de la mayor parte de medios de comunicación, está entorpeciendo que fluya el río la verdad. Es una soga que poco a poco terminará por ahorcar la credibilidad de dichos medios. La coreografía del 11/M, la versión oficial no se corresponde con los hechos. La verdad es generadora y la mentira destructora. La mentira puede destruir hasta países enteros.
ABRIL
Domingo 09 Abril
· Rubalcaba el físico
Viernes 07 Abril
· El látigo de la ceguera
Jueves 06 Abril
· Vuelve el vértigo
Miércoles 05 Abril
· La supercavitación iraní
Martes 04 Abril
· Dos Españas, la Real y la Oficial
MARZO
Viernes 31 Marzo
· Vuelta y Revuelta
Jueves 30 Marzo
· Tiempo perdido
Miércoles 29 Marzo
· Mohamed VI, el aliado de quién
Martes 28 Marzo
· El reino inmobiliario de España
Viernes 24 Marzo
· La increencia de las masas
Jueves 23 Marzo
· Beso a tornillo
Miércoles 22 Marzo
· La semilla del mal
Martes 21 Marzo
· ¿Líderes o mamarrachos?
Viernes 17 Marzo
· "La suelta" de emigrantes
Jueves 16 Marzo
· Algo más que desierto
Miércoles 15 Marzo
· Adiós al Islam
Martes 14 Marzo
· Terror en el PSOE
Viernes 10 Marzo
· Safari feminista
Jueves 09 Marzo
· Todo español es un alma que debe ser salvada
Miércoles 08 Marzo
· Triperóxido de triacetona
Martes 07 Marzo
· La convención convecta
Viernes 03 Marzo
· Poca energía y muy cara
Jueves 02 Marzo
· Barril de petrodólares
Miércoles 01 Marzo
· La cepa H5N1 en el corazón de la historia

[c] COPIALIBRE. Autorizada su reproducción.
Atracta se inspira en seis principios: 1) ¿dar puntada sin hilo?; 2) si te muerdes
mucho la lengua te desangras;
3) el futuro nunca espera; 4) España, amiga;
5) la transparencia es bella; y 6) esto no es jauja