Miércoles
22 Marzo 2006
MEDIO DE DIFUSIÓN
Inicio
Atracta
Atractor España
Diario de a bordo
Publicidad
Hemeroteca
EN CONSTRUCCIÓN
Llave
Ojalá
Cactus
Bang
El Púgil
Huellas
Nómadas
Hacer
Deportes
Azar

EDUCADOS PARA EL DESFALCO
La semilla del mal
 
Harry Holland. Conversación.
L
A DERECHA política española y expresado genéricamente, los conservadores, los que prefieren conservar lo existente ante la eventualidad de cualquier cambio, son similares en cualquier latitud. Su resistencia a cualquier forma de evolución intelectual es pavorosa. Su existencia se corresponde con hechos naturales. Existe un porcentaje muy amplio de la población que instintivamente pertenece a dicho grupo social, un grupo que ha heredado los viejos paradigmas y que en mi opinión, para que conste, son buenos paradigmas, muy saludables: responsabilidad individual, sacrificio, ejemplaridad en las costumbres y derechos de propiedad o uso sobre bienes materiales. Son tres pilares, insustituibles, que mantienen cohesionadas a las sociedades occidentales. Las mantienen cohesionadas con mayor firmeza que las leyes. No es que las sociedades occidentales puedan sobrevivir sin las leyes, no pueden. Lo que digo es que tampoco lo pueden hacer sin los mencionados atributos que aporta la experiencia acumulada y que han moldeado nuestras sociedades: la responsabilidad individual, sacrificio, la ejemplaridad en las costumbres y los derechos de propiedad o uso sobre bienes materiales.

Doy por supuesto que todos aceptan que dentro de los conservadores existe una constelación inagotable de matices y tendencias, aunque en conjunto se trate de un grupo social refractario al primor, a las novedades, a la curiosidad y con una tendencia inveterada, que no puede superar, a la pereza intelectual. El
aggiornamento político de dichos grupos sociales, no importa el país, lo producen gentes procedentes de otros dominios con mayor destreza intelectual. La Iglesia Católica, el Vaticano, por ejemplo, ha necesitado la reflexión teológica adelantada de las iglesias evangélicas de Estados Unidos para reorganizar su identidad doctrinal y pastoral, eso sí con grandes dificultades de predicamento. La holgura que alcanzó en el mundo católico la Teología de la Liberación animada y sostenida por los Jesuitas, por un lado, y las teologías inveteradas como el Opus Dei, ambas con gran influencia en la comunidad de fieles, es ejemplo de lo que decimos. Y las iglesias evangélicas de Estados Unidos han reaccionado porque, con estructuras más flexibles que la Iglesia Católica, se han dejado influir por gentes provenientes de otras disciplinas intelectuales.

A los conservadores del mundo entero les ha costado sangre, sudor y lágrimas, asumir la ejemplaridad y beneficios de la Libertad en numeroso dominios. Margaret Thatcher fue en su momento un cuerpo extraño al Partido Conservador y lo sigue siendo hoy para su propio partido, gran desconocedor de las fuentes de inspiración de la Sra. Thatcher y para la mayor parte de organizaciones políticas conservadoras. Los partidos conservadores del mundo entero tienen dificultades extremas para superar su tendencia natural a la pereza intelectual.

LA IZQUIERDA
Son los herederos en línea directa de Marx, Lenín, Stalin, Claude Levi-Satrauus o el majadero de Louis Althusser y la caterva de interpretaciones derivadas, como el liberacionismo de los pueblos, de las clases sociales, de minorías o de grupos, y en su última variable, los antiglobalización, auténticos fósiles intelectuales y políticos
¿Acaso defiendo que la izquierda es una reunión de individuos más conveniente para las sociedades occidentales? De ningún modo. La izquierda como paradigma es un cáncer en toda regla, es un cáncer que si no se remedia hará metástasis. En tanto su fuerza y poder fue limitado nuestras sociedades han evolucionado manteniendo ciertas constantes vitales. En la misma medida que se han hecho hegemónica y dominante los peligros se acentúan y la amenaza de descomposición social se intensifica. ¿Por qué?

Lo explico, la izquierda se mofa, del valor práctico de la responsabilidad individual, el sacrificio, la ejemplaridad de las costumbres y los derechos de propiedad y uso sobre los bienes materiales. Se organiza a la contra, con supuestos valores alternativos repletos de palabras de paso, con muy bajos niveles de concreción. El resultado es un práctica política-económica que tiene como horizonte y meta, transformar todo el tejido jurídico e institucional, muy amplio, abundante e imprescindible para nuestras sociedades. Tejido que utiliza como argamasa, precisamente, proteger los principios de responsabilidad individual, sacrificio, ejemplaridad de las costumbres y los derechos de propiedad y uso sobre los bienes materiales.

La izquierda mundial, hablemos con claridad, no puede abdicar de sus bases fundacionales, inspiradoras, es imposible, sirve a dichas bases y todo su pensamiento político, cosificado, es deudor de sus orígenes. ¿Podía ser de otro modo? Todos sabemos que no. ¿Cayó la izquierda del cielo? No. La izquierda, siendo sintéticos, procede de Carlos Marx y Bakunin, que creían a pies juntillas que hubo un mundo mejor, anterior, organizado por el hombre, por el hombre que nace puro, pero destruido por una evolución social perjudicada por poderes terrenales como las iglesias, la aristocracia y la burguesía. La destrucción de dichos obstáculos, por lo tanto, es antesala obligada para retornar al paraíso. Es una forma de pensar demencial mírese por donde se mire. Los paleontólogos, los antropólogos y etnógrafos, expertos en comunidades primitivas, nos traen mensajes del pasado muy estremecedores. Otro tanto aportan los historiadores. Todo lo que sabemos, y es bastante, confirma exactamente lo contrario de lo que sostiene la izquierda mundial. La humanidad no ha dejado atrás el paraíso.

Es mucho más inteligente el pensamiento religioso, más intuitivo, el paraíso tiene que estar si lo está, en la otra vida cuando nuestras almas estén desvestidas de las pulsiones corporales de tan difícil administración (los pecados capitales). Para un individuo como yo que no cree en paraíso alguno, que tampoco cree en el canto de sirena de la armonía universal y tampoco en la reencarnación, me resulta más inteligente, con mucho más potencial, la cosmovisión de las religiones cristianas que la pavada de los paraísos perdidos.

Es de este modo como los herederos en línea directa de Marx, Lenín, Stalin, Claude Levi-Satrauus o el majadero de Louis Althusser y la caterva de interpretaciones derivadas, como el liberacionismo de los pueblos, de las clases sociales, de minorías o de grupos, y en su última variable, los antiglobalización, auténticos fósiles intelectuales y políticos, de este modo, como poco a poco se han ido haciendo con el santo y la seña e imponiendo al mundo entero su discurso de víctimas oprimidas por el predominio de la responsabilidad individual, el sacrifico, la ejemplaridad de las costumbres y el derecho de propiedad y uso sobre bienes materiales.

Como en su conjunto estamos ante una majadería galáctica, en la que es imposible creer, desasistida por la razón, lo que queda, miren a su alrededor, y ahora pienso en España, son un puñado de empresarios ventajistas, auténticos furúnculos de la economía de estado o intervenida por la política, taponándolo todo, políticos corruptos conduciendo a los anteriores, saboteadores del orden institucional y jurídico para que coincida con sus deseos o aprensiones, intereses corporativos e instituciones enteras, incluidas las instituciones del saber y mediáticas, parasitadas por la izquierda, adeptos a la gran superchería, el paraíso perdido al que hay que volver conducidos por élites políticas que dirigen imparables la larga marcha de las víctimas de la responsabilidad individual, el sacrifico, la ejemplaridad de las costumbres y el derecho de propiedad y uso sobre los bienes materiales.

Son, literalmente, la semilla del mal, individuos educados para el desfalco político, jurídico, económico e institucional. Todo les da igual porque están dispuestos a torturar todo lo que se les resista hasta que responda a sus deseos más inconfesables. Meterán en la cárcel a todos aquellos que no les rían las gracias y después empezarán a destruirse entre ellos. Ustedes y yo somos carne de calabozo. Han puesto en marcha una lógica infernal en el mundo entero al que se le opone esa gigantesca banda de salpichisquis que conocemos como los conservadores. Conservadores de nadie sabe qué, refractarios a la Libertad, intelectualmente muy perezosos, que solo aspiran a llegar al poder para imitar, lean con atención, a las izquierdas. Las izquierdas son el antónimo de la Libertad. La Libertad no es una asignatura fácil pero por eso, precisamente por eso, nos conviene tanto, porque exige sacrificos, ejemplaridad y diligencia intelectual y moral. La política tal como la conocemos, apestada de paraisos de todo a cien y felicidades que se adquieren en rebajas, forma parte del desvarío severo necesitado de asistencia clínica.


El día 23, jueves, más |
ANTONIO YUSTE
ESTADO DEL BIENESTAR
El chicle filosofal
L
OS EXEGETAS de la Sociedad del Bienestar, lo son porque militan en la filosofía del chicle, porque tienen como credo el culto al chicozapote, el codiciado árbol de la selva del Gran Petén, en el Estado de Quintana Roo de México, cuya resina se extrae y cuece en la propia selva hasta que adquiere esa textura de látex arbóreo tan codiciada para mascar. ¿Qué es anterior el tzicli mesoamericano propio de la cultura maya o la sociedad del Bienestar? (Sigue)
Castaña Pilonga
Habemus Castaña Pilonga, o sea, Estatut. El oficiante, Alfonso Guerra; los muñidores, zETAp, Carod Rovira y Artur Mas; las víctimas, los españoles. Es el triunfo del babelismo sobre la razón y del ridiculismo sobre el sentido común. ¿Triunfo duradero? Las rocas calizas de los Picos de Europa son blandas comparadas con la consistencia de lo español. Al tiempo.

DIPTERIUM. El 11/M lo cocinan españoles. Los presuntos autores del mismo, los que la polícia presenta como implicados estaban controlados en su totalidad, ha quedado suficientemente demostrado, por personas concretas, con nombres y apellidos, que lo sabían todo, pertenecientes a la policía nacional, a la guardia civil y al CNI. La intoxicación del gobierno del PSOE con el concurso de las cinco cadenas de televisión de alcance nacional y de la mayor parte de medios de comunicación, está entorpeciendo que fluya el río la verdad. Es una soga que poco a poco terminará por ahorcar la credibilidad de dichos medios. La coreografía del 11/M, la versión que nos ha brindado la investigación policial no se corresponde con los verdaderos autores materiales. Al juez corresponde dictar los correspondientes autos para que hablen los que ahora callan.
MARZO
Martes 21 Marzo
· ¿Líderes o mamarrachos?
Viernes 17 Marzo
· "La suelta" de emigrantes
Jueves 16 Marzo
· Algo más que desierto
Miércoles 15 Marzo
· Adiós al Islam
Martes 14 Marzo
· Terror en el PSOE
Viernes 10 Marzo
· Safari feminista
Jueves 09 Marzo
· Todo español es un alma que debe ser salvada
Miércoles 08 Marzo
· Triperóxido de triacetona
Martes 07 Marzo
· La convención convecta
Viernes 03 Marzo
· Poca energía y muy cara
Jueves 02 Marzo
· Barril de petrodólares
Miércoles 01 Marzo
· La cepa H5N1 en el corazón de la historia
FEBRERO
Martes 28 Febrero
· La alpargata europea
Viernes 24 Febrero
· Nadie escucha al Presidente
Jueves 23 Febrero
· La Gran Utopía
Miércoles 22 Febrero
· Idiocia en las alturas
Martes 21 Febrero
· El nuevo fanatismo
Viernes 17 Febrero
· ¿Quién filtra las imágenes de Abú Ghraib?
Jueves 16 Febrero
· Garrulismo constitucional
Miércoles 15 Febrero
· La milagrera
Martes 14 Febrero
· El comprador de cadáveres
Viernes 10 Febrero
· ¿Cuánto vale un inocente?
Jueves 09 Febrero
· Energía y política
· La 'partidanga'
Miércoles 08 Febrero
· Que risa
Martes 07 Febrero
· La yijá, necrofilia y martirio
Viernes 03 Febrero
· Grave crisis nuclear
Jueves 02 Febrero
· El laberinto catalán
Miércoles 01 Febrero
· Las mentiras de Repsol

[c] COPIALIBRE. Autorizada su reproducción.
Atracta se inspira en seis principios: 1) ¿dar puntada sin hilo?; 2) si te muerdes
mucho la lengua te desangras;
3) el futuro nunca espera; 4) España, amiga;
5) la transparencia es bella; y 6) esto no es jauja