Miércoles
01 Marzo 2006
MEDIO DE DIFUSIÓN
Inicio
Atracta
Atractor España
Diario de a bordo
Publicidad
Hemeroteca
EN CONSTRUCCIÓN
Llave
Ojalá
Cactus
Bang
El Púgil
Huellas
Nómadas
Hacer
Deportes
Azar

LOS PROBLEMAS DE ESPAÑA
La cepa H5N1 en el corazón de la historia
No es cuestión de huevos. La palabra clave es Libertad y poner todas las instituciones al servicio de los españoles. Ahora están al servicio de las bandas y de las camarillas.
E
L VIRUS DE LA GRIPE aviaria es una cepa instalada en la historia de España con suficiente potencial para infectar los siglos venideros. Es el virus de la influenza, así es como se conoce a la familia Orthomyxoviridae, de ARN segmentado, que puede convertirse en tipo B y C e infectar a humanos. El H5N1 no es más que un subtipo del virus de la influenza que puede originar una pandemia. Lo importante es que la historia de España tiene instalado en su seno el virus de la influenza. Lo sustancial es que la historia de España hace una pademia de gripe aviaria cada cierto tiempo, fiebre (temperatura alta), garganta reseca (se grita demasiado), mialgias (malestar general), conjuntivitis (no se ve claro), neumonía (situaciones terminales) y puede que la muerte. No hemos sido capaces de derrotarlo. Cada cierto tiempo se produce una recidiva amenazando pandemia.

El virus de la
influenza ya está aquí, ha rebrotado y no lo traen las aves migratorias. Yo hablo del virus de la influenza ibérica, altamente infeccioso, que está instalado en el corazón de la historia de España y que produce efectos parecidos a los de la cepa H5N1. La fiebre perturba el entendimiento y no corren buenos tiempos.

La cepa del virus de la
influenza, está ahí, entreverado en la historia de España, entre sus fechas y sus gestas, en posición amenazadora, siempre a punto de brote, sin que nada hasta la fecha logre intimidarlo. Cuando las defensas de la nación está bajas, rebrota con virulencia. De nada sirvieron 40 años de Movimiento Nacional, de España "una, grande y libre". Apenas fue una anécdota que no ha dejado huella alguna:
España posee una línea de interpretación histórica de escaso significado y no compartido.
El poder político en el corazón del Estado nunca gozó de prestigio.
Es rotundamente falso que la solución esté en el pacto y en el consenso.

El Pacto jamás ha solucionado los problemas, los embarra y aplaza. El pacto ha escamatoeado los problemas verdaderos. El diálogo no soluciona los problemas, los gangrena. Se sobrevalora la acción de hablar, hablar por hablar. Se ha trasladado al corazón de la política los beneficios terapéuticos de la terapia psicoanalítica como si a los pueblos, entendidos colectivamente, se los pudiera sentar en el diván de la historia para ser psicoanalizados o sometidos a terapia cognitiva. Multiplicar un mensaje, repetirlo hasta la saciedad, hasta el hartazgo, hasta el delirio, hasta la univocidad, hasta lograr la perturbación mental de los que lo sufren, tiene efectos temporales en el mejor de los casos. Puede provocar, en muchos otros, conductas reactivas violentas de imposible gobierno. El razonamiento exhaustivo no fijado emocionalmente, sin base experimental, produce monstruos con más frecuencia de lo que sospechamos.

Al trasladar a la política, a la acción política, los beneficios de la charleta de diván, de la charleta del experto o de la tertulia, más imaginados que reales, se han exagerado los resultados. Hablar de los mismo, con la misma o parecida entonación, nos acerca al problema pero en ninguna parte está escrito que los resuelva. Se necesita contrastar las palabras y la charleta del experto con los hechos. Las palabras no hacen hechos, los enuncian. Son necesarias pero constituyen a duras penas, la antesala de los hechos materiales.

Una cepa de virus no se deja reducir por el afán de pacto, consenso, cambalache y palabrería de sus portadores, de sus víctimas, de los enfermos, de los que van a ser sujetos activos de la pandemia, de los que van a morir. A las cepas de virus que amenazan, recurrentemente con liquidarnos hay que destruirlas o abaratarlas desactivando eficazmente su potencial agresivo. Hacen falta hechos materiales y las herramientas, los instrumentos materiales, para inducir resultados experimentables, comprobables y susceptibles de ser incorporados al acervo de sabiduría bien establecida y fiable.

Los problemas de España no son los problemas del PP o del PSOE y las camarillas que los gobiernan. Los problemas de España son profundos, genéticos, y los de las camarillas que los gobiernan son ocasionales y limitados a los antojos y preferencias de dichas camarillas. España tiene problemas de salud pública gravísimos, los repito:
España posee una línea de interpretación histórica de escaso significado y no compartido.
El poder político en el corazón del Estado nunca gozó de prestigio.
Es rotundamente falso que la solución esté en el pacto y en el consenso.

España tiene una cepa vírica,
influenza ibérica, instalada en el núcleo de nuestra historia. Las cosas no se solucionan con la charleta. Al virus se le deja fuera de servicio con victorias sobre su patogenicidad, sobre su potencial infeccioso. Se necesitan victorias generales sobre el virus, victorias políticas globales bien estructuradas, copiosas, que puedan transitar por la historia de España con intensa significación. ¿A qué nos enfrentamos? A un partido, es el caso del PP, que rehuye la lucha en libertad, que rehuyen la necesidad de la victoria. El PP es un partido que aspira a lograr éxito en un mercado político fuertemente regulado. No quiere resolver los problemas de España, quiere a secas, lograr éxito en un mercado político fuertemente regulado y resolver los problemas que tienen sus camarillas. Esa es su batalla. ¿Mientras su batalla se produzca dentro de un mercado político fuertemente regulado cosechará victorias, victorias que nada tienen que ver con los problemas de los españoles. Sus victorias ya son pírricas y se extinguirán, definitivamente, cuando el mercado político se oxigene. Lo que más bien antes que después terminará ocurriendo.

El PSOE, por su parte, es un tumor, es un cáncer en toda regla. Se comporta como lo hace un tumor maligno, como una banda
de células descontroladas, sin creencias ni objetivos conocidos, excepto parasitar las instituciones. Su acción política se reduce a decretar derechos de 1ª, 2ª, 3ª, 4ª, 5ª generación y así sucesivamente a cuenta del erario público y del trabajo de los más pobres que, naturalmente, quedan excluidos de sus beneficios. El PSOE tiene puesto un negocio de chatarra ideológica y su fuerte no son las matemáticas, la ingeniería o la biología. Nada saben sobre la viabilidad de los sistemas. Han venido al mundo a disipar energía. ¿A que nos enfrentamos? Corremos el peligro de que haga metástasis dentro de un mercado electoral y político fuertemente regulado en cuyo caso su acción destructiva será pavorosa. Los españoles estamos indefensos, institucional y legalmente, estabulados dentro de una pésima constitución y será lo que el albur dicte.

Estamos en manos del azar. El PP no es la solución es otra parte del problema y la Convención que celebrará este fin de semana dejará constancia de que son parte activa de los problemas genéticos de España.


El día 2, jueves, más |
ANTONIO YUSTE
EL DEBER DE ESPAÑA
Hacia una nueva doctrina de seguridad
A
NTE ATAQUES DE BAJA COTA, fríos (políticas estructurales hostiles), o de cota media, calientes (terrorismo y extorsiones) o de cota alta, choques militares irregulares o guerra abierta, ataques en:. (Sigue)
DIPTERIUM. El gobierno no negocia con ETA. Su no es taxativo pero anuncia el principio del fin de la violencia y espera de las víctimas que bendigan su política de explorar cualquier posibilidad para la paz. ¿Explorar, cómo? Pues de la única manera que es posible, negociando para que no haya más víctimas. Porque si no se negocia habrá más víctimas. ETA mata y se está negociando con quien te perdona la vida si negocias con ella. O sea, rendición aunque el gobierno no negocia con ETA y su no, siendo serios, es de cartón piedra.
FEBRERO
Martes 28 Febrero
· La alpargata europea
Viernes 24 Febrero
· Nadie escucha al Presidente
Jueves 23 Febrero
· La Gran Utopía
Miércoles 22 Febrero
· Idiocia en las alturas
Martes 21 Febrero
· El nuevo fanatismo
Viernes 17 Febrero
· ¿Quién filtra las imágenes de Abú Ghraib?
Jueves 16 Febrero
· Garrulismo constitucional
Miércoles 15 Febrero
· La milagrera
Martes 14 Febrero
· El comprador de cadáveres
Viernes 10 Febrero
· ¿Cuánto vale un inocente?
Jueves 09 Febrero
· Energía y política
· La 'partidanga'
Miércoles 08 Febrero
· Que risa
Martes 07 Febrero
· La yijá, necrofilia y martirio
Viernes 03 Febrero
· Grave crisis nuclear
Jueves 02 Febrero
· El laberinto catalán
Miércoles 01 Febrero
· Las mentiras de Repsol
ENERO
Martes 31 Enero
· El espejo está harto
Viernes 27 Enero
· A vueltas con el papel de lija
Jueves 26 Enero
· EL FIN DE UNA ÉPOCA
Miércoles 25 Enero
· El referéndum de Rajoy
· De oca a oca y tira porque le toca
Martes 24 Enero
· España, mi hogar
Viernes 20 Enero
· La faja es el problema
· La Constitución de pechiglás
Jueves 19 Enero
· El "para eso les pagamos" no ha
--funcionado
· El Islam contra España
Miércoles 18 Enero
· Paz por desguace
· El Santo Grial de la Pluralidad
Martes 17 Enero
· La dictadura de las minorías
· La Francia efímera
Viernes 13 Enero
· La derrota del elector español
· El pluralismo embrutecedor
Jueves 12 Enero
· Engaño masivo
· La elocuencia de los bocazas
Miércoles 11 Enero
· zETAp el majareta
· La bursitis de Rajoy
Martes 10 Enero
· Fuerte olor a naftalina
· El tronío del cretino
· La tetracefalia
Martes 03 Enero
· La culpa fue del 11/M
· El PPOE
· Prensa de partido
· Faena

[c] COPIALIBRE. Autorizada su reproducción.
Atracta se inspira en seis principios: 1) ¿dar puntada sin hilo?; 2) si te muerdes
mucho la lengua te desangras;
3) el futuro nunca espera; 4) España, amiga;
5) la transparencia es bella; y 6) esto no es jauja