Jueves
02 Febrero 2006
MEDIO DE DIFUSIÓN
Inicio
Atracta
Atractor España
Diario de a bordo
Publicidad
Hemeroteca
EN CONSTRUCCIÓN
Llave
Ojalá
Cactus
Bang
El Púgil
Huellas
Nómadas
Hacer
Deportes
Azar

RIDICULISMO EN LA IZQUIERDA
El laberinto catalán
Estampas de la izquierda y el nacionalismo
C
ATALUÑA, la excelsa, la próspera, la simpática, la ultramoderna, la civilizada, la campeona de los derechos civiles, políticos, la portadora de una cultura milenaria que con solo rozarla te transportaba a las puertas de la redención, la Cataluña laboriosa, desprendida, cuyo sudor era siempre derramado para alimentar a la España profunda… Todas esas ‘cataluñas’ forman parte de la dramatización interesada de las ideologías de izquierdas, construida pacientemente a los largo de un siglo y cincelada con la quincalla conceptual al uso, imagínense, cincelada con “heroicas luchas de clase, conglomerados revolucionarios, liberación de los pueblos oprimidos y oíganlo, burguesías inteligentísimas”. Puaff. Nada es verdad. Cataluña se libró, guerra civil mediante, de un Frente Popular a los mandos de la Generalidad, que hubiera desembocado en una Albania mediterránea sumida en purgas criminales, el hambre y el fracaso. Allí donde triunfó y se consolidó el Frente Popular desembocó en todos los casos en un colapso económico, cultural y social de proporciones pavorosas.

Sin intendencia intelectual en la que aprovisionarse, la izquierda española, a la desespereada, siempre ha recalado en la única despensa en la que ha tenido el paso franco: la de la
leyenda negra fabricada allén de los fronteras por los envidiosos del imperio español. Envidia comprensible. Lo que es menos comprensible es la querencia de la izquierda española por las alacenas de la estúpida leyenda negra. Es menos lógico y nada la justifica. Sobre la intelingentísima burguesía catalana, que ordeñaba durante el día las arcas públicas de España y se emborrachaba de alianzas revolucionarias por la noche, poco se puede añadir. A las pruebas me remito. Están fuera de sí y son los que han dado correa al enredo en el que estamos metidos y del que serán sus primeras víctimas si prospera.

España no ha sido un mosaico irreconciliable de pueblos, eso ha sido un problema característico del resto de Europa hasta fechas bien recientes. Los países europeos, excepto España, han logrado la unidad a base de guerras y más guerras y todas ellas de una crueldad espantosa. España logró su unidad administrativa con acuerdos, matrimonios y mil pactos y las únicas querellas internas, las sucesivas guerras civiles han sido siempre de naturaleza ideológica o dinástica. Cosa bien sabida y mejor documentada. Cosa distinta es que el bando perdedor, siempre el mismo, ¡ya es casualidad!, se acogiera a la reivindicación del terruño en un intento de lamerse la heridas con otras excusas. Es áun más desconcertante que la izquierda acuda a dicho filón en un intento de unir a los malheridos en su honor para ganar en fuerza destructora contra España.

Ha sido la izquierda, desde Pablo Iglesias, pasando por Indalecio Prieto, Largo Caballero, José Díaz, Santiago Carrillo, también los anarquistas, Angel Pestaña, Buenaventura Durruti y Abad de Santillán, con peones menores, Alfonso Guerra, Ibarra, Felipe González, zETAp y sus corifeos en la academia, desde Tuñón de Lara hasta Santos Juliá, con la bendición de algunos historiadores anglosajones, entre pasmaos y gandules, sin que mediaran catalanes y vascos, los que han propagado el bulo histórico de las virtudes excepcionales de la culturas periféricas como antídoto liberador. ¿Liberador de qué, de quién no protege la izquierda? Mala pregunta. La izquierda nos quiere proteger de todos los que se atreven a disputarle el poder, disputárselo a ellos, nada más y nada menos que a la izquierda, repleta de ateos, pero ungidos por Dios que rápidamente reconoció en ellos el don de la clarividencia y la justicia infinita y a los que se reveló el mismo día que nació Karl Marx y Mihail Alexandrovich Bakunin.

Los acontecimientos a los que estamos asistiendo en España están demostrando que el nacionalismo como urdimbre política en Cataluña, el País Vasco y Galicia es un trasunto de la izquierda española, una de sus múltiples estratagemas —agrupar fuerzas y votos— para conquistar el poder. En su ingenuidad, en su delirio, la izquierda española ha supuesto alocadamente que estaban en condiciones de arropar y dicho en plata, engullir, las causas pequeñas de imaginarios pueblos oprimidos, bajo el manto protector de su discurso global emancipador.

Los hechos están revelando la verdad sobre la supuesta omnipotencia del discurso integrador de la izquierda, un discurso que se nos propone como integrador de todas las singularidades en un nuevo paradigma liberador que conduce en línea recta al paraíso antiimperialista. No es fácil referir los acontecimientos presentes sin reproducir la parafernalia verbal y conceptual, es cierto que cómica, que usan a troche y moche el ecosistema que alimenta y sostiene el canon cultural de izquierdas.

La izquierda mundial ha decretado hace tiempo y es lo que destilan todos sus breviarios, que no existe sobre la faz de la tierra ninguna otra categoría universal excepto su discurso emancipador que conduce en línea recta a eso que llaman el paraíso revolucionario administrado por sus comités centrales. No existen las personas como titulares de derechos universales, no existen las naciones, no existen las familias, no existen las leyes universales de la naturaleza y no existe el bien común formulado a través de las leyes.

La izquierda mundial, animista, que rinde culto al Estado, quintaesencia de los pueblos, y destilado de toda su sabiduría, no admite más leyes universales que las que promulgan sus comités ejecutivos, las que contienen sus manualitos, los que reducen la realidad a un conglomerado de intereses parciales, de gentes que sufren algún tipo de discriminación, léase:
Los homosexuales, las locas, las lesbianas camioneros y los transexuales que están a punto de ser liberados por la izquierda, de manera definitiva, para seguir siendo homosexuales, locas, lesbianas camioneros y transexuales.
Las mujeres. Me refiero a las mujeres en abstracto, sin maridos o compañeros, sin hermanos, sin hijos ni padres y que las izquierdas se proponen liberar para seguir siendo mujeres.
Los niños. Me refiero a los niños en abstracto sin padres, sin hermanos, sin familiares, sin amigos y sin profesores y que que las izquierdas se proponen liberar para seguir siendo niños.
Los emigrantes, a los que se humilla con la sola existencia del crecimiento económico, humillación que las izquierdas se proponen combatir con recetas de estanflación (estancamiento+inflación) en Occidente para igualarnos socialmente.
Los islámicos, los que luchan tan valientemente contra el imperialismo y que persigue la aniquilación de la cultura judeo/cristiana y los laicos que segrega, todos infieles, pero que se merecen, a pesar de lo cual, todo el apoyo de Occidente y a los que las izquierdas se proponer redimir apoyando sus acciones terroristas salvajes y su rearme nuclear.
Las culturas oprimidas, aplastadas por otra superior más evolucionada y que las izquierdas quieren liberar erradicando las más evolucionadas.
Las razas, insoportablemente humilladas por la sola existencia de los rostros pálidos, raza opresora que las izquierdas se proponen extinguir por la vía de los baños de Sol en los centros de estética y la adopciones masivas.
Los trabajadores, siempre humillados por las relaciones laborales que impone el capitalismo salvaje constituido por sus propios familiares, el vecino, el amigo y que las izquierdas liberarán para siempre anulando el progreso protagonizado por las empresas, un progreso reaccionario.
Los distintos colectivos de empleados y funcionarios que han caído en el fango de las hipotecas, el cambio de coche, la televisión por cable y las vacaciones a lugares exóticos y que las izquierdas liberarán regalando a cada uno de ellos una Fabrica Nacional de Moneda y Timbre.
Los ecologistas humillados y ofendidos porque el mundo no se autodestruye para cumplir con sus predicciones y a los que las izquierdas compensarán con un mundo feliz de recesión continua, de retorno al neolítico.
Los profesores y científicos que se ofrecen voluntarios para poner sus conocimientos al servicio del paraíso antiimperialista y a los que las izquierdas se proponen liberar añadiendo al paraíso antiimperialista dos extras: emancipación a las cuatro ruedas y techo liberador descapotable.

Grupos sociales que lidera la izquierda, la única fuerza sobre la Tierra capaz de hacerlo, para conducirnos a través de las grandes alamedas, bien dirigida por sus comités ejecutivos clarividentes e hipersolidarios, permanentemente reunidos en continua tormenta de ideas.

Punto pelota.

La izquierda ha hecho cima y sima, no es fácil batir el récord de cretinismo en el que está atrapada. Su verdadera ideología es el ridiculismo y la demagogia sin límite. Las culturas periféricas están dando de sí todo lo que podían dar. Poco a poco emerge la Cataluña real, la dividida entre charnegos de izquierda, excluidos, y la élite racialmente pura, la única legitimada para conducir los destinos de sus habitantes hacia el paraíso hispanofóbico.

La Cataluña supuestamente divertida y políticamente ejemplar se ha convertido, a las órdenes del nacionalismo de butifarra y sus protectores de izquierda, en lo que actualmente es y que solo puede empeorar, en un poblachón que seducido por el subdesarrollo y el tercermundismo que se ha embarcado en una operación de desenganche de la cultura y la historia española, a cualquier precio, con el apoyo de todas las instituciones del Estado. ¿Tal cosa es posible?. Pues sí, tal cosa está siendo posible con el apoyo del 90% de los medios de comunicación. Medios de comunicación con un único destino, la autoliquidación de sus negocios por contracción dramática de su base social. ¿Es verdad? Lo está siendo.

Estamos a merced de los locos.

Poco a poco los hechos se imponen a las teorizaciones mequetrefes. La izquierda pazguata e ignorante, lejos de liderar el glorioso y ridículo proceso de emancipación antiimperialista, se ha convertido en rehén de sus protegidos, en este caso de los nacionalismos basura infectados de torquemadas, entre delincuentes y criminales, costra que añade más roña al cardernillo, a la sarna conceptual con la que se acicala la izquierda, ignorante del inmenso ridículo que protagonizan.



El día 3, viernes, más |
ANTONIO YUSTE
REHACIENDO EL CAMINO
Entramos en la era de la Política Total
N
INGÚN EXPERIMENTO social puede demostrar a fortiori la veracidad de una teoría jurídico-económica. Muy lejos quedan las ingenuas afirmaciones de Louis Althusser «Esta obra gigantesca que es El Capital, de Karl Marx, contiene simplemente uno de los tres mayores descubrimientos científicos de toda la historia humana: el descubrimiento del sistema de conceptos (o, lo que es lo mismo, del descubrimiento de la teoría científica) que da paso al conocimiento científico de lo que podía llamarse el “Continente–Historia”. Con anterioridad a Marx ya habían sido abiertos al conocimiento científicos otros dos “continentes” de una importancia comparable: el Continente–Matemáticas, descubierto por los griegos del siglo V a. C., y el Continente–Física, descubiereto por Galileo». (Sigue)
DIPTERIUM. Europa, otrora, detuvo al Islam en España y en Viena, una religión poco evolucionada a pesar de su juventud. Pero eso fue hace mucho tiempo ahora estamos en tiempo de zozobra. Una parte de la sociedad europea se ha rendido al islamismo fundamentalista seducida por el salvajismo de sus acciones terroristas y su intrasigencia.
ENERO
Miércoles 01 Febrero
· Las mentiras de Repsol
Martes 31 Enero
· El espejo está harto
Viernes 27 Enero
· A vueltas con el papel de lija
Jueves 26 Enero
· EL FIN DE UNA ÉPOCA
Miércoles 25 Enero
· El referéndum de Rajoy
· De oca a oca y tira porque le toca
Martes 24 Enero
· España, mi hogar
Viernes 20 Enero
· La faja es el problema
· La Constitución de pechiglás
Jueves 19 Enero
· El "para eso les pagamos" no ha
--funcionado
· El Islam contra España
Miércoles 18 Enero
· Paz por desguace
· El Santo Grial de la Pluralidad
Martes 17 Enero
· La dictadura de las minorías
· La Francia efímera
Viernes 13 Enero
· La derrota del elector español
· El pluralismo embrutecedor
Jueves 12 Enero
· Engaño masivo
· La elocuencia de los bocazas
Miércoles 11 Enero
· zETAp el majareta
· La bursitis de Rajoy
Martes 10 Enero
· Fuerte olor a naftalina
· El tronío del cretino
· La tetracefalia
Martes 03 Enero
· La culpa fue del 11/M
· El PPOE
· Prensa de partido
· Faena

[c] COPIALIBRE. Autorizada su reproducción.
Atracta se inspira en seis principios: 1) ¿dar puntada sin hilo?; 2) si te muerdes
mucho la lengua te desangras;
3) el futuro nunca espera; 4) España, amiga;
5) la transparencia es bella; y 6) esto no es jauja